La brecha más injusta

Por Adrián Pumares en 'La Nueva España', con motivo de la celebración del 8-M

por Adrián Pumares

Las causas justas tienen la ventaja de que para su defensa no hace falta nada más que compromiso y voluntad. Es el caso de la brecha salarial, que este año centra las reivindicaciones por el Día Internacional de la Mujer, y que constituye una de las mayores injusticias que aún hoy hemos sido incapaces de erradicar en una sociedad que, pese a las reticencias de algunos, sigue avanzando en la igualdad real y efectiva que mandata la Constitución de 1978.

En Asturias, según los últimos estudios en la materia, tenemos la brecha salarial más pronunciada de España, con un 25,22% de media. En nuestra Comunidad Autónoma, los hombres perciben de media algo más de 7.000 euros anuales más que las mujeres, cuando en Canarias, la Comunidad que registra un menor porcentaje de brecha, esa diferencia es de 2.500 euros. Lo que es indiscutible, por mucho que algunos discursos reaccionarios pretendan otra cosa, es que no hay un solo territorio de España que no registre esta desigualdad tan evidente.

Desde los poderes públicos tenemos que comprometernos e implicarnos en la erradicación de estas discriminaciones, a través de medidas transversales de equiparación que permitan ir superando las circunstancias que agravan la brecha, como la antigüedad o los complementos determinados, que ensanchan las diferencias debido, por ejemplo, a la más tardía incorporación de las mujeres a determinados sectores, industrias y profesiones.

No existen soluciones mágicas, ni desde el intervencionismo ni desde la desregulación total; lo que se necesita es compromiso y voluntad política para, dentro del respeto a la libertad empresarial y sin convertir una vez más a la Administración en la solución para todo, incentivar a los sectores con mayores diferencias a que tomen las medidas necesarias para reducirlas hasta la desaparición. Como siempre, las soluciones centradas son las que más probabilidades tienen de solucionar los problemas. Desde FORO Asturias seguiremos comprometidos con ellas.

Relacionados