Carmen Moriyón: «Se puede hacer política social y bajar impuestos. En Gijón lo demostramos»

«El gran triunfo de este partido es romper el bipartidismo. Fuimos pioneros y eso no nos lo podrá quitar nadie»

por Comunicación Foro

«He pedido tiempo para decidir si me presento»

La cirujana Carmen Moriyón (Gijón, 1966) acaba de renovar su cargo de presidenta de FORO Asturias y deshoja la margarita para decidir si vuelve a pugnar por la Alcaldía de Gijón.

–¿Se ha decidido ya?

–No, necesito tiempo.

–Dijo en la Feria que «no descartaba» ser la candidata de Foro en Gijón.

–Mi decisión a día de hoy es seguir en la presidencia de Foro Asturias, para lo que mis compañeros han confiado en mi y eso es un honor. Para otras decisiones habrá tiempo a partir de ahora.

¿SE PRESENTARÁ EN GIJÓN?

«He pedido tiempo para decidir y mis compañeros han tenido a bien dármelo»

–¿Por qué se dejó querer en agosto?

–No es una cuestión de dejarse querer, es aceptar los planteamientos que me hacen mis compañeros y ser respetuosa con ellos, que son los que están todos los días en Gijón dando la cara por el proyecto. Pero insisto en que es una cuestión personal y de tiempo que yo les he pedido y ellos han tenido a bien dármelo.

–¿En qué se diferencia Gijón hoy a la ciudad que usted dejó de mandar hace tres años y medio?

–Debe valorarlo la ciudadanía. Dicho esto, creo que todos podemos observar que Gijón es hoy una ciudad mucho más dividida que hace tres años y medio.

–¿Cuál es la foto del partido? ¿Cuántos militantes tienen?

–La foto la vimos en el Congreso: mucha gente ilusionada, que quiere volver a participar o hacerlo por primera vez. Estamos muy contentos del resultado del Congreso. Foro Asturias está hoy en torno a los 2.000 afiliados al corriente de pago.

–¿Qué es lo mejor que ha hecho su partido por los asturianos?

–Llegar a ser una alternativa y romper con tantos años de inercia. El gran triunfo de este partido es haber roto el bipartidismo en Asturias abriendo el hueco al que luego, en 2015, llegaron otras fuerzas políticas. Pero fuimos pioneros y eso es algo que no nos podrá quitar nadie.

RUPTURA CON EL PASADO

«Hemos pedido perdón, puesto la casa en orden y estamos listos para ser alternativa»

–¿Y lo peor?

–Traicionar esa confianza y echar por la borda esa gran victoria. Perdimos el rumbo, hemos pedido perdón por perderlo, hemos puesto la casa en orden y ahora estamos listos para ofrecer esa alternativa.

–Se presenta para mantener cosas y cambiar otras. Aclárelas.

–Los cambios ya se ven. Este mandato nos encontramos un partido laminado, débil, convertido en una estructura clientelar. Cuatro años después podemos decir con orgullo que es un partido fuerte, cohesionado, con un proyecto y que constituye otra vez esa alternativa.

–Se ha puesto como objetivo «recuperar el espíritu de 2011, cuando tantos profesionales se unieron a un proyecto de cambio». ¿Cómo se consigue el tirón de Álvarez-Cascos sin ÁlvarezCascos?

–¿Por qué hay que vincular ese espíritu de tantas personas y ese deseo de colaborar a un nombre? Esto no va de nombres. Va de proyecto, y se trata de hacerlo atractivo a esas personas de la sociedad. Sin personalismos.

–Por cierto, ¿cuántas causas judiciales tienen abiertas?

–Las que abrieron contra nosotros, de las que hasta la fecha han perdido todo lo que se ha juzgado, y en el sentido contrario la denuncia contra exvicepresidente, que está pendiente de juicio.

–En su congreso de refundación participaron Miguel Ángel Revilla, Ana Oramas, UPN… ¿A quién se parece su partido?

–FORO Asturias es único, no porque seamos más que nadie, sino porque nuestra trayectoria, nuestra forma de hacer frente a la política, es muy nuestra. Nadie ha pasado por un proceso como el que hemos pasado. Esos partidos son referentes del regionalismo, de ser, como dice UPN, expertos en su tierra. Esa frase me gusta mucho. Y por eso nos fijamos en ellos y les invitamos.

Los ‘candidatos cívicos’

–Busca ‘candidatos cívicos’ para ganar implantación territorial. ¿En qué se diferencia del independiente de toda la vida?

–Queríamos darle más significado. La figura de los independientes (que nosotros hemos tenido) ha perdido el sentido, seguramente por el poder de las maquinarias de los partidos, que al final se impone y los independientes pasan a ser meras caras. Queremos darles un espacio, una infraestructura y un apoyo logístico. Sin necesidad de que compartan nuestra marca pero que puedan formar parte del proyecto.

–¿Cómo fue el fichaje de Javier Vidal en Avilés?

–Una suerte, se lo digo de verdad. Una suerte que viera en Foro un proyecto de Asturias y para Asturias, de centro. Le llamamos, nos vimos y él estuvo encantado.

–¿Qué otros excargos de Cs pueden encajar en su proyecto?

–Aquí cabemos todos. No es una cuestión ni de procedencia ni de estrategia, se trata de poner a Asturias lo primero. Quien quiera hacerlo será bienvenido.

POSIBLE TRANSFUGUISMO

«No hay punto de comparación entre Leal y Javier Vidal, porque el primero nunca fue elegido por los votantes»

–Vidal sacó su acta de concejal con Cs. Luego se distanció de la dirección, salió de Cs y no entregó el acta. Ahora se suma, con ese acta, a Foro. ¿No es eso la definición de un tránsfuga?

–El transfuguismo lo declara una comisión en la que están representados la mayoría de partidos y a propuesta de los partidos afectados y eso no se ha producido.

–Le reclamaron el acta a Pedro Leal. ¿No son casos similares?

–No hay punto de comparación. Leal nunca ha sido elegido diputado por los electores, siempre lo ha sido por renuncias de otros. Está donde está para cobrar y representarse a sí mismo, y además fue declarado tránsfuga por el procedimiento oportuno. La trayectoria de servicio de Vidal a Avilés y a Asturias demuestra que no es una persona que se mueva por ningún interés particular.

–¿Cuándo fue la última vez que habló con su diputado nacional, Isidro Martínez Oblanca?

–Hace una semana.

–En su programa dice que «lograrían» un mayor impacto «con una representación en las Cortes Generales que responda al proyecto político que pretendemos ofrecer a la sociedad». Entiendo que no lo tienen ahora.

–Podríamos mejorar en eso.

–¿Cuáles son los tres mayores problemas de Asturias?

–La falta de oportunidades, con datos de desempleo y población activa que nos sitúan a la cola de España. También es un problema muy grave el crecimiento de la pobreza y del número de personas que no llegan a fin de mes. Y, naturalmente, el demográfico, que se está enquistando.

–¿Qué tres soluciones propone?

–Las soluciones pasan, sí o sí, por reducir burocracia y articular un sistema fiscal que favorezca la generación de riqueza y empleo. Lo llevamos diciendo desde 2011. La política social no puede limitarse a anuncios electorales o declaraciones de intenciones. Hace falta agilidad en la de ayudas, dirigirlas bien y mejorar la empleabilidad de las personas que acuden a los servicios de empleo. Y quien dice que no se pueden bajar impuestos y hacer políticas sociales, que mire a Gijón: bajamos los impuestos y pusimos en marcha un programa de renta social de seis millones de euros y que nos copiaron otros ayuntamientos. Es cuestión de querer hacerlo, y de saber gestionar.

«Oligarquía extractiva»

–Dice su programa que el Principado «es incapaz de cambiar un modelo de transporte público concebido exclusivamente para beneficio de esa oligarquía extractiva que lastra el crecimiento de nuestra tierra». Desarrolle esa idea.

–Aquí todo el mundo sabe por qué el aeropuerto no tiene conexión ferroviaria. ¿Por qué la red de cercanías no puede hacer competencia ni de lejos al autobús? ¿Por qué Gijón no va a tener una estación de autobús digna? No hace falta desarrollar, lo que hace falta es ponerse manos a la obra.

–Dice que «faltan alternativas al Gobierno socialista». ¿Por qué cree que esta es una región donde el PSOE ha mostrado esa superioridad electoral?

–Hay muchos factores, pero fundamentalmente creo que se debe a que no ha habido un proyecto serio, claro, útil y fuerte delante del PSOE. Si no hay alternativa, lo raro sería que no se mostrara esa superioridad.

–También dice que «los dos grandes partidos de Madrid no pueden ofrecer nada a Asturias más que recetas recicladas». ¿No volverán nunca más a hacer una coalición con el PP?

–Puedo decir que el sentir general es que el PP no ha sabido dar respuesta a los problemas de Asturias. El propio pacto de coalición recogía apoyo al plan de vías de Gijón y nos dejaron solos en la defensa del convenio de 2019, por ponerle un ejemplo.

–¿Qué sintió al leer al número 3 de Feijóo decir que «hay más FORO fuera de FORO que dentro»?

–Que es una lástima que desconozca la realidad de Asturias. Más allá de eso hay poco que decir.

–Los programas electorales del PSOE, Podemos e IU apostarán por la oficialidad del asturiano. ¿Lo hará también el de FORO?

–El programa electoral vendrá más adelante. Ahora bien, los acuerdos a los que llegamos para el proceso de negociación que frustró el PSOE son claros. Somos el único partido que puso en un papel lo que quería. La sociedad lo sabe y creo que nos valora, no solo por las propuestas, sino por esa honestidad.

–Diga algo bueno que haya hecho el Gobierno de Barbón.

–A bote pronto, las conexiones aéreas, una exigencia muy nuestra. Fuimos muy firmes exigiendo que no podía ser que Asturias no tuviese una sola conexión internacional.

–¿Es capaz de decir algo bueno que haya hecho Álvarez-Cascos?

–Algo habrá. Fueron muchos años de actividad política.

ETV Carmen Moriyon 3-OCT-22

Relacionados