La nueva Comisión Directiva de FORO Asturias nombra a Adrián Pumares candidato a la Presidencia del Principado con un único objetivo: ‘Asturias, lo primero’”

Carmen Moriyón: “Desde hoy nos ponemos a trabajar con ilusión renovada y las pilas cargadas para presentar a los mejores candidatos y candidatas en los concejos; solo veo aquí futuros prometedores”

por Comunicación Foro

“En Génova y Ferraz no se habla de Asturias”

“Las decisiones que afecten a Asturias, que condicionan la vida de Asturias y que pueden cambiar el destino de Asturias deben decidirse en Asturias y con la voz de Asturias”

01.10.2022 (Oviedo). La recién elegida Comisión Directiva de FORO Asturias, reunida tras la celebración del V Congreso Ordinario de la formación política celebrado hoy en Oviedo, ha elegido al renovado secretario general, Adrián Pumares, candidato a la Presidencia del Principado, de cara a las próximas elecciones que tendrán lugar el próximo mes de mayo del año 2023.

La Presidenta de FORO Asturias, Carmen Moriyón, fue la encargada de anunciarlo en su discurso de clausura del Congreso, una decisión que instantes después, ratificó la Comisión Directiva.

“Tengo tanta confianza en Adrián que no me cabe la más mínima duda de que él es quien debe encabezar esa candidatura, ya me lo habéis oído muchas veces. Por su trabajo, por su perfil, por su forma de ser. Adrián merece ponerse ya manos a la obra para conformar ese equipo ganador y sabe que va a encontrar, en la Comisión Directiva y en esta Presidenta, todo el apoyo que pueda necesitar”, afirmó la recién ratificada Presidenta forista.

A Adrián Pumares, que también fue renovado en el cargo como Secretario General de la formación con la celebración de este V Congreso, le encargó la Presidenta de FORO Asturias la elaboración de una lista electoral a la Junta General del Principado de Asturias.

Intervención íntegra de la Presidenta electa, Carmen Moriyón, en la clausura del V Congreso Ordinario de FORO Asturias:

Muchas gracias, Presidenta, querida Emilia.

Asturias, lo primero. Lo acabáis de ver. Qué mensaje tan sencillo y, al mismo tiempo, tan complejo. Y qué falta nos hacía ponerlo negro sobre blanco. Ahora la sociedad asturiana ya lo sabe: para nosotros sí. Para FORO Asturias, sin ninguna duda: Asturias, lo primero.

Pero ahora volveré sobre eso. Antes dejadme dar las gracias.

Gracias en primer lugar a todo el Plenario, que acabáis de aprobar la candidatura que tengo el honor de encabezar para dirigir este partido durante los próximos cuatro años. Gracias por vuestra confianza, pero también por vuestro apoyo incondicional durante este tiempo. Gracias porque siempre lo hemos sentido y hoy, primero aprobando el balance de gestión y después proclamando la candidatura, volvéis a explicitarlo.

Gracias también a las treinta personas que desde hoy formáis parte conmigo de la nueva Comisión Directiva. Es, como digo, un honor poder contar con un equipo tan competente, tan multidisciplinar, tan diverso, tan lleno de energía. Y me vais a permitir que, en representación de todos, lo personalice en Adrián Pumares. Gracias, Adrián, por ser un compañero leal, trabajador, honesto como lo has sido. Gracias por representarnos con la dignidad con que lo haces en la Junta General del Principado. Gracias por ser como eres, siempre a disposición, siempre a mi lado. Y gracias también por aceptar seguir conmigo en esta Comisión Directiva, a la que ahora, en cuanto terminemos el Congreso y nos reunamos por primera vez, propondré que te designe de nuevo Secretario General. (…)

Hoy también quiero darle las gracias a la sociedad asturiana. Y puede parecer que después de este período por el que hemos pasado (el otro día lo llamé “introspectivo” en una entrevista), y después de lo que ocurrió en 2019, hay quien puede pensar que la sociedad asturiana nos dio la espalda, pero no es así. Y en esta mesa que tengo a mi derecha está la demostración. Diecisiete representantes electos, dieciséis concejales (o alcaldes) de catorce concejos y un Diputado en la Junta General. La sociedad asturiana no nos dio la espalda; nos dio un toque de atención, sí. Pero nunca nos ha dado la espalda. Y por eso le doy las gracias hoy. Porque nunca ha dejado de escucharnos, de trasladarnos necesidades, de hacernos llegar cuestiones en las que ser útiles.

Y personalizo de nuevo ese agradecimiento general en los invitados de la sociedad civil que hoy estáis aquí acompañándonos. Representantes de entidades sociales, de la patronal y los sindicatos, de los colectivos, de tantas y tantas personas que, desde fuera de lo institucional, también ponéis siempre a Asturias por delante.

Seguramente todos vosotros y vosotras sois quien mejor puede responder a la pregunta que nosotros nos hacemos cada día: ¿cómo podemos ser útiles?

Al final, la política no debería aspirar a otra cosa. No tiene tanto misterio. ¿Cómo podemos ser útiles a las personas a las que luego, cada cuatro años, vamos a pedirles el voto?

La conclusión a la que hemos llegado la acabáis de ver aquí, y es lo que engloba todo lo demás: poner a Asturias, lo primero.

Porque no se trata (o mejor dicho, no se puede tratar) de un debate permanente de nombres, de caras, del quién. Nosotros no creemos en esa vieja política. Nosotros queremos un debate del qué y del cómo.

Por eso este mensaje tan directo. Porque, igual que lo creímos en el 2011, en FORO Asturias no creemos que los partidos de Madrid tengan las soluciones para Asturias. Es que lo demuestran cada día. Me vais a permitir que utilice otra vez la expresión, pero es que es muy gráfica: en Génova y en Ferraz sólo se habla de Asturias cuando hay barullo. Pero para ver qué hacemos con la cantidad de chavales que se nos van cada año, para ver por qué se nos vacían los pueblos, para traer el dinero que hace falta en tantas y tantas obras, para eso no se habla de Asturias.

Qué razón tenéis nuestros mayores cuando nos decís que no es esto lo que os prometieron. Que no era para esto para lo que trabajasteis tantísimo. Yo siempre digo que soy una privilegiada por poder servir a Asturias en lo que más me gusta y desde aquí, desde mi tierra, desde el Hospital de Cabueñes. Es una suerte. Pero es que hay afiliados jóvenes que no pueden estar hoy en este Congreso porque se han ido fuera, que acaban de terminar la carrera y se van porque aquí no hay nada para ellos, yo los conozco. Vosotros, que estáis hoy con nosotros, tenéis hijos, sobrinos y nietos que están fuera cuando les gustaría vivir y trabajar aquí. Acabamos de verles en la mesa redonda. Todos los conocemos. No son leyendas urbanas. Y merecen que alguien les tenga presentes y trabaje para que, si quieren, puedan volver a Asturias. Y yo hoy les prometo que en eso nos vamos a dejar la piel.

Y la promesa no es ligera. Es que les acabamos de escuchar aquí, y aprovecho para dar las gracias al Rector, a Santiago, por acompañarnos hoy para moderar la Mesa Redonda. Les hemos oído contarnos por qué se fueron y qué necesitan para volver. Porque quieren volver. ¿Quién no querría?

El ejemplo de nuestros jóvenes emigrando es bueno porque revela que hasta para lo más nuestro, lo más cercano e íntimo, los asturianos tenemos que levantar la voz. Eso sí: vaya si la levantamos.

Somos un pueblo duro. No nos achantamos ante los problemas, aunque a veces nos pueda el pesimismo. Es normal. En Asturias, aunque menos de lo que se dice por ahí, suele estar nublado. También en el futuro hay nubarrones que no se terminan de disipar. Está el futuro de la industria. Está la falta de infraestructuras. Está el vaciamiento de los pueblos, de las alas de Asturias.

Ahora tenemos el nubarrón de la inflación, que está suponiendo tantos y tantos problemas para la gente que apura hasta el último euro de la nómina (los que la tienen). Y los que estamos en lo público, los representantes institucionales, tenemos que saber estar donde la gente nos necesita: dando soluciones.

Yo estos días recuerdo mucho los años de gobierno en Gijón. Cuando nos tocó asumir esa responsabilidad, España estaba cayendo en un pozo económico como no habíamos visto otro antes. Mi generación, con sus más y sus menos, había crecido en una época de bonanza, de crecimiento, de avance. La España y la Asturias en la que nacimos había crecido, había mejorado, había cambiado. Lo que no sabíamos en 2008 es que casi quince años después, íbamos a tener una generación de jóvenes que sólo conoce lo contrario. Como decía, a nosotros nos tocó asumir la responsabilidad de gobernar en aquel momento crítico. Y con nuestros errores y nuestros fallos, que los hubo, como en toda empresa humana, supimos llegar al final de aquellos dos mandatos sin que nadie nos dijera que éramos un desastre, que todo estaba mal o que no valíamos para nada. Sinceramente, no escuchamos esas palabras. Nos criticarían, legítimamente, por otras cosas. Pero nunca nos dijeron que hubiéramos mirado para otro lado que no fuera para los problemas de Gijón. Hoy, visto lo visto, creo que fue porque afrontamos una situación tan difícil para tantísima gente de una manera humilde, sin ruido y sin aspavientos. Llegamos al gobierno y nos pusimos a trabajar. Y años después llegan los frutos: el Ayuntamiento no tiene tanta deuda, los impuestos bajos o congelados permitieron recuperar actividad económica, la Administración es más ágil… Y la gente se acuerda. Y cuando vuelven a venir mal dadas, contrastan.

En estas situaciones necesitamos Gobiernos menos pendientes del ruido y más de los problemas. Y esa es la política que reivindicamos desde FORO Asturias y que creo que estamos sabiendo trasladar a la ciudadanía: porque ya lo hicimos antes. Porque la gente nos conoce, sabe cómo somos, y sabe cómo lo hacemos cuando nos toca remangarnos y ponernos manos a la obra. Por eso, Chus, que llevas tres años recordándolo cada día en el Ayuntamiento, no tengo ninguna duda: FORO Asturias va a ganar las elecciones en Gijón.

Mirad, creo de verdad que Asturias necesita un partido como FORO Asturias y, como se suele decir, si no lo hubiera, habría que inventarlo. Tenemos la suerte de que lo hay: estamos aquí, después de todo. Un partido de gente normal, que viene de la sociedad, que no está aquí para vivir de esto. Gente a la que une algo muy poderoso: el amor incondicional a Asturias. Y derivado de él, las ganas de contribuir a hacer de la nuestra una tierra mejor.

Por eso estoy especialmente agradecida a todas las personas que desde fuera del partido nos han llamado en los últimos meses para decirnos ‘oye, estoy aquí, ¿en qué os puedo ayudar?’. Esa es la frase más pura en política. Ese es el espíritu de este partido: “estoy aquí, en qué puedo ayudar”.

No oiréis en FORO Asturias un ‘yo me postulo a’, un ‘yo quiero ser’, un ‘yo pretendo estar’. Los que estamos sentados aquí no hemos venido a eso. Venimos a ver en qué podemos ayudar. Ese es nuestro ADN. Y lo demás nos sobra.

Por eso en el programa electoral de la candidatura habéis leído algo sobre los candidatos cívicos. Permitidme que me detenga en ello. Se trata de personas auténticamente comprometidas con la sociedad civil de la que proceden, y que en un momento dado pueden no querer compartir una determinada marca. No nos engañemos: todos sabemos lo que es tener una carrera profesional y pararlo todo para entrar en política. Hay que abrir un hueco para las personas que no quieren hacer esa brecha aún mayor. Hay que poder contar con esas personas que nos preguntan ‘en qué puedo ayudar’, y si no quieren compartir la marca, que sí puedan compartir y aportar a un proyecto político que está centrado en el interés de Asturias, por encima de los intereses partidistas de la vieja política que tanto daño han hecho a nuestra tierra. Aquí hay algunos y algunas. A vosotros y vosotras, también, gracias por ser valientes y poner a Asturias lo primero.

Esos candidatos cívicos encajarán con la labor de las y los concejales que ya representan a FORO Asturias en diecisiete concejos del Occidente, el Centro y el Oriente de Asturias: Vegadeo, Tapia de Casariego, Ibias, Degaña, Valdés, Salas, Santo Adriano, Gijón, Siero, Aller, Caso, Ponga, Parres, Amieva, Ribadesella, Cabrales y Peñamellera Alta. Todos estáis hoy aquí y para mí, ya lo sabéis, sois un ejemplo y un orgullo. Para FORO Asturias es una suerte inmensa contar con este capital humano. Y vuestras vecinas y vecinos lo saben y estoy segura de que lo van a recompensar.

Pero no sólo con el de nuestros representantes electos. Y aquí me vais a permitir dos personalizaciones. Un partido de Asturias no puede seguir sin representación en la capital del Principado y en la tercera ciudad más importante. A mi izquierda, Vicepresidente de la Mesa, Carlos. A mi derecha, en la nueva Comisión Directiva, Javier. Vais a ser concejales en Oviedo y en Avilés, lo tengo clarísimo.

Porque representáis, ambos en vuestros estilos, ambos en vuestros concejos, ese ADN de FORO Asturias del que hablaba antes. Porque sois de los que habéis llamado preguntando en qué podíais ayudar. Y aquí estáis: arrimando el hombro. Gracias.

Todos conocéis la receta. Para ayudar a Asturias, lo acabáis de ver y de oír, hay que poner a Asturias lo primero.

Os lo dije en el Congreso de hace un año, cuando renovamos nuestros estatutos, nuestro nombre y nuestro logo: las decisiones que afecten a Asturias, las decisiones que condicionan la vida de Asturias, las decisiones que pueden cambiar el destino de Asturias deben decidirse en Asturias y con la voz de Asturias.

Y si las sucursales de los partidos de Madrid no han sabido hacerlo en los últimos treinta años, aquí estamos nosotros para hacerlo. Porque sabemos cómo. Porque tenemos el arraigo, la tradición, el conocimiento. Porque todos los que estamos aquí conocemos nuestro Principado, conocemos a nuestra gente.

Vamos a honrar nuestra promesa fundacional: Asturias no quiere ser más, pero tampoco menos que los demás. No aceptaremos seguir en el vagón de cola de la España de las Autonomías. Creemos en ella, firmemente. Pero no vamos a permitir que nos sigan dejando atrás. Sólo FORO Asturias es capaz de garantizar que Asturias tenga voz propia en cualquiera de los grandes debates que España va a afrontar en los próximos años y el de la España autonómica va a ser uno de ellos.

Sin un partido que nos defienda y que nos ponga por delante, no vamos a poder defender ese futuro por el que tanto llevamos peleando.

Los dos grandes partidos de Madrid no pueden ofrecer nada a Asturias, más que recetas recicladas y discursos de cartón-piedra. Por eso, mientras las grandes formaciones se dedican a gobernar desde Madrid, las Comunidades como el Principado de Asturias caen en la irrelevancia. Es muy duro decirlo así, pero es la realidad. Ante eso, tenemos que sublevarnos y construir esa alternativa. Nosotros, desde FORO Asturias, tenderemos la mano a la sociedad asturiana para ser parte de la solución.

Ser alternativa al PSOE, que lleva gobernando Asturias casi ininterrumpidamente desde que comenzó la Democracia, con sólo dos paréntesis que conocemos muy bien, implica necesariamente construir un proyecto político solvente, que no obedezca a más intereses que los del Principado de Asturias. Si hay algo que sobra en esta Comunidad Autónoma son diagnósticos. Ya conocemos el programa demográfico, la huida de nuestros jóvenes, el oscuro porvenir de la industria y la falta crónica de infraestructuras acordes al siglo XXI. Lo que faltan son soluciones y voluntad política para emprenderlas.

Nuestras recetas son conocidas y el tiempo, en algunos casos, o Gobiernos en otros lugares, nos van dando la razón. La sangría demográfica no se para con parches, sino con políticas transversales que afecten a todos los ámbitos de la vida de las personas que se plantean crear una familia, sea cual sea su forma. Es necesaria una visión de conjunto de una Comunidad Autónoma que pueda ofrecer estabilidad, ayuda, conciliación y servicios. Medidas aisladas que solo solucionan pequeñas partes del problema no lograrán nunca cumplir su objetivo. Por eso llevamos años proponiendo que se elabore una Ley del Principado que, inspirada en otras Comunidades Autónomas que ya han recorrido este camino, implemente esas políticas fiscales, laborales, educativas, sociales y culturales que es necesario poner en marcha de forma conjunta. Parece que el mensaje va calando.

Las infraestructuras asturianas también necesitan algo más que arreglos para evitar el colapso: necesitan un compromiso político que permita ir a Madrid a reclamar las millonarias inversiones que el Gobierno central adeuda a los asturianos y las asturianas desde hace décadas. Si es que nosotros sabemos cómo funciona. Y una vez más, podemos decir que cuando nos tocó, lo hicimos. Bien lo saben los gijoneses.

Nuestros alcaldes también conocen bien la frustración de no tener un Gobierno de Asturias que pelee por ellos. Pero no toda la culpa está fuera. El Principado lleva años mirando para otro lado en la gestión de sus propias infraestructuras y es incapaz de cambiar un modelo de transporte público concebido exclusivamente para beneficio de esa oligarquía extractiva que lastra el crecimiento de nuestra tierra. Tampoco ha sido valiente para negociar la transferencia de competencias en materia ferroviaria, acompañadas, naturalmente, de la financiación debida. Los argayos y las grietas forman parte ya del paisaje común de las carreteras del Principado sin que haya ninguna intención de abordar el problema en su conjunto.

El desmantelamiento paulatino de la industria asturiana es otro ejemplo de cómo el paso del tiempo nos ha dado la razón. Desde hace años defendemos la necesidad de un arancel ambiental que, como mecanismo de ajuste en frontera, evite la deslocalización y fuerce a las industrias extracomunitarias a competir en igualdad de condiciones a las nuestras: hoy, en plena crisis energética, hasta el PSOE lo solicita con urgencia. Una vez más, el tiempo.

FORO Asturias siempre ha sido firme en la defensa de estas y otras políticas que ataquen directamente los mayores problemas que plantea el futuro inmediato. En los últimos años, lo que nos faltaba era una estructura sólida con la que poder ofrecérselas a la sociedad asturiana, ponerlas a su servicio y buscar el apoyo de esa mayoría social que está cansada de partidismo y solo quiere emprender el camino de reconstruir nuestra tierra. Ahora, la tenemos.

Asturias se merece, y lo digo así, Asturias se merece más de lo que ha tenido por parte de los partidos políticos de los últimos treinta años. Nosotros ya hemos corregido nuestro rumbo, hemos pedido perdón por perderlo, hemos puesto la casa en orden como contaba Adrián, y ahora trabajamos para ofrecer esa alternativa. Pero el resto de partidos tienen muchos deberes y no parece, y lo siento, no parece que estén centrados en hacerlos.

Nosotros, como digo, los tenemos muy hechos.

Hoy habéis refrendado el informe de gestión de esta Comisión Directiva saliente y yo particularmente, como Presidenta que he sido estos cuatro años, os tengo que dar las gracias. Pero también habéis avalado un trabajo menos visible que el mío, menos vistoso, y muchísimo más complicado. Habéis avalado el trabajo de Adrián Pumares y nada me enorgullece más.

Ahora nos toca ir un paso más allá. Porque dentro de nueve meses tenemos la oportunidad de demostrar que somos útiles para Asturias, es más, que somos necesarios para Asturias. Dentro de nueve meses tenemos que presentar a los asturianos este proyecto político y pedirles su confianza. Y tenemos a la mejor persona para encabezarlo. Adrián Pumares siempre ha puesto a Asturias lo primero.

Por eso voy a proponer a la Comisión Directiva, en la reunión que mantendremos dentro de unos minutos, no sólo que lo renueve en su cargo de Secretario General. También que le encarguemos desde ya la elaboración de una lista electoral a la Junta General, en la que él sea el candidato de FORO Asturias a la Presidencia del Principado.

Tengo tanta confianza en Adrián que no me cabe la más mínima duda de que él es quien debe encabezar esa candidatura, ya me lo habéis oído muchas veces. Por su trabajo, por su perfil, por su forma de ser. Adrián merece ponerse ya manos a la obra para conformar ese equipo ganador y sabe que va a encontrar, en la Comisión Directiva y en esta Presidenta, todo el apoyo que pueda necesitar.

Amigas y amigos, antes Adrián explicaba cómo nos encontramos el partido hace cuatro años. Qué distinto es todo ahora. Desde hoy nos ponemos a trabajar con ilusión renovada y con las pilas cargadas para presentar a los mejores candidatos y candidatas en los concejos. Empezando por aquellos en los que tenemos representación y siguiendo por otros en los que, no teniéndola, contamos ya con personas dispuestas e ilusionadas. Miro aquí a mi alrededor y os prometo que solo veo futuros prometedores.

De este Congreso salimos, de nuevo, más fuertes. Salimos con un único objetivo y una única dirección: Asturias, lo primero.

Porque es hora de honrar esas promesas que se nos hicieron durante tanto tiempo. Porque es hora de que estos chavales, y no tan chavales, vuelvan a Asturias si quieren, y tengan aquí un futuro tan prometedor o más que el que tienen ahí fuera. Porque ya es hora de que se levante la voz por el abandono del Suroccidente, por el abandono del Oriente, por el cierre de hornos, por el descuido de nuestras carreteras. Porque ya es hora de poner pie en pared y reclamar lo que es justo: que Asturias no se puede quedar atrás. Y lo vamos a hacer. Y creedme: nos van a oír.

No voy a terminar estas palabras sin decir lo que ya me habéis oído decir muchas veces: que Asturias es una tierra en la que vale la pena vivir y por la que merece la pena luchar. Lo dije hace cuatro años y hoy, ante todas y todos vosotros, renuevo este voto.

Asturias, lo primero.

Muchas gracias”.

Intervención íntegra del secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, en el Informe de Gestión de la Comisión Directiva saliente

2022.10.01 DISCURSO DE ADRIÁN PUMARES-INFORME DE GESTIÓN-V CONGRESO FORO ASTURIAS

 

Relacionados