Portada Actualidad Adrián Pumares: “Nuestro objetivo es ayudar y resolver, aportar propuestas y que Asturias sepa que puede contar con FORO como parte de la solución”

Adrián Pumares: “Nuestro objetivo es ayudar y resolver, aportar propuestas y que Asturias sepa que puede contar con FORO como parte de la solución”

por Jaime Paino

“El Gobierno del Principado se está volviendo un auténtico experto en Marketing, pero sigue careciendo de soluciones y planes

“Por el bien de Asturias esperamos que sus medidas tengan algún efecto positivo en el control del virus, y no sirva únicamente para hundir la economía y dejar por el camino a tantas empresas y autónomos”

“En relación los Planes Europeos, como de costumbre, cuando gobierna el PSOE, vamos rezagados y tarde, a pesar de que mientras tanto son muchos los que se están quedando atrás”

“Es urgente reforzar la Atención Primaria, incrementar el número de test y de rastreadores para garantizar la agilidad en la detección y comunicación de positivos”

“Es irresponsable dejar sin atender urgencias quirúrgicas e intervenciones no demorables, como son las patologías oncológicas”

“No puede seguir escudándose en los errores cometidos por otras Comunidades mientras en Asturias es una auténtica odisea conseguir cita para el centro de salud”

 “No hay justificación posible a haber desaprovechado los momentos de menor presión asistencial para preparar nuestro sistema sanitario, fiándolo todo a la profesionalidad, esfuerzo y dedicación absoluta de nuestros sanitarios”

“Deben abandonar ya la táctica del avestruz, y dejar de obviar las dificultades de tantos sectores; no es únicamente cuestión de recursos, sino de respeto”

“No hay justificación posible a haber desaprovechado los momentos de menor presión asistencial para preparar nuestro sistema sanitario, fiándolo todo a la profesionalidad, esfuerzo y dedicación absoluta de nuestros sanitarios”

“Deben abandonar ya la táctica del avestruz, y dejar de obviar las dificultades de tantos sectores; no es únicamente cuestión de recursos, sino de respeto”

“Priorizar la salud es una cosa, renunciar a ejercer competencias y abandonar a su suerte a los principales afectados por esta crisis, otra muy distinta”

“Su obligación es cesar a la Consejera de Educación por su incapacidad para gestionar la situación, pues pese a tener todas las competencias no ha estado a la altura”

“Urge que el Gobierno de España apruebe de una vez el Estatuto de las electrointensivas y que trabaje para implantar en la Unión Europea un arancel medioambiental que garantice que nuestra industria pueda competir con los mismos costes ambientales”

“Empiece a priorizar, a decidir y a anteponer los intereses de Asturias a los de sus centrales y superiores porque es la única manera de no dejar a nadie atrás”

“Si Europa ve una vez más a un territorio obcecado en sus propios problemas, incapaz de diagnosticar sus necesidades y carente de iniciativa pública para cubrirlas, sus recursos no vendrán”

28.10.2020 (Oviedo).- Discurso íntegro del secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, en el Debate de Orientación Política General correspondiente al año legislativo 2020-2021:

“Gracias Presidente,

Buenos días señores diputados,

Buenos días señor Presidente del Principado de Asturias,

Saludo también a todos aquellos que nos están siguiendo a través del ‘streaming’ o de los medios de comunicación; a toda una ciudadanía que nos mira esperando encontrar respuestas y soluciones.

INTRODUCCIÓN

Nadie debe quedar atrás. Es responsabilidad nuestra, de todos aquellos que nos dedicamos a la actividad pública, evitar que nadie se quede atrás; lograr que no haya derrotados en esta crisis. Sirva como primera crítica, señor Barbón, decirle que no lo estamos consiguiendo; quiero dejarle claro desde el principio, eso sí, que en absoluto desde mi partido, FORO Asturias, pretendemos quedarnos en la mera crítica o en el reproche: el objetivo de un debate como éste (objetivo siempre, pero más en las circunstancias que estamos viviendo) debe ser aportar soluciones y que Asturias entera sepa que pueden contar con nosotros. Demostrar con hechos que no somos un problema, sino, al menos, parte de la solución. Estamos aquí para ayudar y para resolver.

A todos nos hubiese gustado que este primer Debate de Orientación Política que celebramos en esta Junta General en esta Legislatura se desarrollase en unas condiciones totalmente diferentes: que todos los diputados pudiésemos estar en nuestros escaños, y que pudiese haber personas viéndonos desde la tribuna de invitados. Desgraciadamente, no puede ser así, y por ello quiero empezar este discurso con un mensaje de ánimo para todos a quienes esta terrible pandemia está afectando de una manera u otra: bien porque han perdido a algún ser querido, bien porque han tenido que luchar ellos mismos contra el virus, o bien porque la pandemia y las medidas tomadas para luchar contra ella han atacado directamente a sus empleos, a su economía familiar y a sus empresas, dejándoles en una situación muy complicada, tanto a ellos como a sus familias.

Junto con ese mensaje de ánimo, quiero expresar mi máximo reconocimiento y todo nuestro agradecimiento, en mi nombre y en el de FORO Asturias, a quienes no han desfallecido para hacer posible que sigamos con nuestra vida independientemente del coronavirus: los profesionales sociosanitarios, de la logística, de los supermercados, el personal de limpieza, del sector agroalimentario, las fuerzas y cuerpos de seguridad, tantos profesionales liberales… Todos ellos se merecen que los políticos estemos, aunque sea mínimamente, a la altura de su trabajo, de su esfuerzo, de su compromiso y de su dedicación, demostrados cada día durante todos estos meses.

Señor Presidente, su discurso de ayer y las declaraciones que ha realizado las últimas semanas han dejado una conclusión meridianamente clara: ustedes son unos auténticos expertos en marketing, pero no tienen soluciones ni tienen planes. Y precisamente eso es lo que necesitamos en este momento. Porque, ¿qué es lo que nos piden los asturianos y las asturianas? Soluciones. Y soluciones es precisamente lo que no aportan sus irresponsables declaraciones de las últimas semanas, ni sus peroratas, ni tampoco las confusas medidas trasladadas un viernes por la tarde y que necesitaron múltiples aclaraciones para lograr que fuesen mínimamente entendidas. Todo eso por no mencionar que en el confinamiento perimetral, prueba de su constante improvisación, nadie, ni siquiera sus compañeros de partido, tienen claro dónde está la raya en cada ‘localidad’, y han sido los alcaldes y la Delegación del Gobierno quienes han tenido que fijar a posteriori la restricción de movilidad de cientos de vecinos (¿qué respeto es ese por los derechos fundamentales de la ciudadanía, por cierto?). Eso sí, a pesar de las múltiples aclaraciones, todos siguen sin tener nada claro.

La verdad es que tengo que reconocerle que ha aprendido bastante de su jefe, de Pedro Sánchez, al menos en cuanto a lo caótico de sus medidas: usted amaga, después amenaza, luego publica en el BOPA y finalmente, si eso, aclara en su muro de Facebook. Esperemos, al menos, y por el bien de Asturias, que en su caso tengan algún efecto positivo más allá de hundir la economía y de dejar por el camino a tantas empresas y autónomos.

A FORO Asturias se nos acercan todos los días asturianos y asturianas que nos piden soluciones ¿Y que nos exigen? Nos piden futuro, certezas. ¿Y qué nos exigen desde Europa? Planes de futuro, previsiones, adelantarnos a los acontecimientos, no ir tras ellos. Mire, hace dos semanas, en nuestro último debate en el turno de preguntas al presidente, mi cuestión fue precisamente acerca de la importancia de ser ágiles, de articular medidas que mejoren la coordinación entre las distintas Administraciones, y que nos permitan evitar errores del pasado a la hora de absorber los fondos europeos; errores que han convertido a España en el país que peor ha gestionado estos fondos en el periodo 2014-2020; no debemos olvidar que la mitad de los fondos europeos los gestionamos nosotros, las comunidades autónomas. En la respuesta a esa pregunta que le hicimos desde FORO Asturias, usted me venía a decir que no me adelantase, pero yo le niego la mayor: usted me dice que no me adelante, y yo le digo que, como siempre, vamos tarde; muy tarde, porque hay gente que ya hoy se está quedando atrás, y de seguir así mañana serán más. Mientras hay otras comunidades de España con numerosos proyectos en cartera, en Asturias vamos rezagados, como de costumbre cuando gobierna el PSOE. Ya le adelanto, eso sí, señor Presidente, que desde luego en Foro Asturias, al igual que la sociedad civil asturiana, estamos más preocupados de los planes y de las soluciones que del marketing; más ocupados en encontrar soluciones y planes de futuro que en buscar culpables, y le adelanto que puede estar seguro que desde FORO Asturias, le ayudaremos en esa tarea. Porque tenemos mucho que trabajar en digitalización, en sostenibilidad, en cohesión social y en igualdad de género. Usted y su gobierno deben comenzar ya, YA, a establecer los órganos y las sinergias necesarias, tendiendo puentes, con los sectores productivos, con la universidad, con el ecosistema de innovación, para empezar a tener de inmediato proyectos que nos permitan captar toda esa financiación que tanto necesitan los pilares de nuestra economía.

PRIMERA OLA DE LA PANDEMIA: MEJORES DATOS QUE EN EL RESTO DE ESPAÑA

Mire, usted ahora intenta en cierto modo retractarse de ese discurso triunfalista en la lucha contra el virus que fue la seña de identidad de su Gobierno durante todo el verano. Y es lógico, a la vista de la evolución en los datos, ese intento de que olvidemos aquel discurso. Cuando empezó la pandemia, los datos de Asturias relativos a contagios y fallecimientos eran menos malos que en el resto de España, usted hizo suyo, exclusivo y personal dicho éxito y así lo difundió en su particular gira por los medios de comunicación, dogmatizando sobre cómo había que gestionar la crisis sanitaria; la sanitaria únicamente, por supuesto, y como la economía no acompañaban, como no había y sigue sin haber una respuesta fuerte a la crisis económica, se sacó de la manga aquello de ‘sin salud no hay economía’, y dijo que no nos preocupásemos porque gracias al milagro obrado por su Gobierno, el virus iba a pasar de largo en Asturias y los efectos económicos de la pandemia apenas se iban a notar en el Principado. Naturalmente que sin salud no hay economía, pero economía también es salud. Y sin un Gobierno que se preocupe también de los efectos económicos de la pandemia lo que no quedarán serán empresas, autónomos ni empleos. Sin embargo, el supuesto milagro duró poco. Concretamente, hasta donde logró contener el virus una ciudadanía que se comporta en la inmensa mayoría de casos de una manera mucho más responsable que sus gobernantes, y no más de lo que duró el aislamiento de nuestra tierra, que se vio naturalmente reducido en un verano donde todos buscaron lugares ‘Covid free’.

LA RESPUESTA SANITARIA

En lugar de aprovechar la menor incidencia del virus para convertirse en ‘influencer’ y en el personaje de moda, hubiese estado mejor que se hubiese dedicado a cuestiones más prosaicas, probablemente menos vistosas y, desde luego, poco merecedoras de un publirreportaje en algún medio, y así buscar la condescendencia de su jefe en Madrid. Cuestiones como las que nosotros llevamos tiempo proponiendo: cosas como reforzar la atención primaria, incrementar el número de test, incluyendo además nuevos tipos de test que se realizan, mejorar la velocidad en la detección, contratar más rastreadores (ya se ve que no son suficientes, señor Barbón, y desde FORO Asturias se lo dijimos) o garantizar circuitos libres de coronavirus para no dejar sin atender las urgencias quirúrgicas o las intervenciones no demorables, como pueden ser aquellas relacionadas con patologías oncológicas. ¿Dónde está la salud aquí? Seguro que los profesionales sanitarios del Hospital de Cabueñes, del HUCA o del resto de Hospitales Asturias y de Atención Primaria preferirían que su Presidente, junto con su Consejero de Salud, hubiese tenido mayor previsión de cara a esta segunda ola, y hubiese articulado medidas para garantizar la seguridad de todos: profesionales y pacientes. Pacientes que, como consecuencia del cuello de botella que se produce en el servicio de urgencias, se ven obligados a estar durante horas en habitaciones con camas dobles o triples, a estar hacinados.

Seguro, señor Barbón, que los miles de pacientes de Asturias que llaman decenas de veces a su centro de salud para ser atendidos esperan que alguien les haga caso, sin necesidad de tener que enviar un email al correo de Presidencia del Gobierno, como recomendó un asombrado Adrián Barbón a través de sus redes sociales; asombrado porque decía no conocer ni estar al tanto de ningún problema en los centros de salud. No cuela, Presidente: no cuela porque en esta Junta General hemos alertado en numerosas ocasiones, FORO los primeros pero no los únicos, acerca de la odisea que para los asturianos y asturianas supone ser atendidos en su centro de salud hoy, ahora, aquí, en Asturias; olvídese de Madrid, y ofrezca soluciones.

¿Tiene usted idea de lo que supone para una persona con cáncer de colon que su operación se posponga cuatro meses? ¿Sabe cómo afecta eso a su pronóstico vital, o a la dificultad de la operación, o a la morbilidad? Puede preguntarle al Consejero de Salud, que es cirujano, y que conoce las consecuencias de esto mucho mejor que usted o que yo. Porque esto está pasando: pacientes con patologías oncológicas a los que se les pospone la operación como consecuencia de la COVID-19 y de la falta de previsión, y que cuando por fin van a quirófano, la situación no tiene nada que ver con el pronóstico inicial.

Eso fue la responsabilidad de su Gobierno de la que tanto presume. Esa fue, en materia sanitaria, su gestión: no aprovechar los mejores datos, los momentos de menor presión, para preparar nuestro sistema sanitario para lo que se avecinaba. Desde FORO Asturias le propusimos, y creo que fui el primero, en una conversación además directa, utilizar el antiguo HUCA de El Cristo para aliviar la presión asistencial que se avecinaba; parece ser que no fue posible, no sé si porque en aquel momento no daba tiempo a preparar las instalaciones con la agilidad necesaria, pero tal vez para esta segunda ola y las que vengan, que desgraciadamente no sabemos cuántas serán, hubiese merecido la pena. Organizó en la Feria de Muestras un hospital que no se utilizó y que se desmontó cuando su jefe declaró por su cuenta y riesgo ‘vencido’ al virus. Infraestructura que le costó numerosas críticas, pero decisión en la que contó con el apoyo de FORO Asturias, porque en ningún caso le cuestionaremos por exceso de previsión. Pero, ¿no considera necesario ahora recuperar esa infraestructura, dada la saturación de nuestro sistema sanitario? Esas camas y ese material sanitario habrán ido a algún sitio. ¿Cuál es el motivo de verdad para no hacerlo, para no aprovechar una infraestructura en la que se invirtieron numerosos recursos? Nunca será tarde, esto va a ir a peor, nos quedan las peores semanas por delante de colapso sanitario, y lo sabe.

Sea como sea, no se aprovecharon las circunstancias favorables para preparar nuestro sistema sanitario, y se fio todo a la profesionalidad, esfuerzo y dedicación absoluta de nuestros profesionales sociosanitarios. Unos profesionales, por cierto, peor tratados que en otras regiones de España, y le pongo algún ejemplo: exención de guardias de los facultativos mayores de 55 años, compatibilidad de nuestros médicos, o la situación de las profesionales sanitarias embarazadas. No basta solo con los aplausos, señor Barbón. Este debate no es sobre lo bien o mal que no hacemos nosotros, usted y yo, PSOE y FORO Asturias, Gobierno y oposición: este debate es sobre Asturias.

LA CRISIS ECONÓMICA

Además de a prodigarse en los medios de comunicación y promocionarse en las redes sociales, destinó sus esfuerzos a criticar lo que hacían otras comunidades autónomas, como es el caso de Madrid. Seguramente obedezca a una estrategia de su partido, a sus superiores del PSOE, para desviar la atención de su nefasta gestión de la pandemia. Pero desde luego, Asturias habría agradecido mucho más que se hubiese dedicado a dar respuesta a la grave crisis económica y social que acompaña a la crisis sanitaria. Madrid no es el enemigo; Madrid no es el problema. ¿Pero sabe lo que sí que lo es? Utilizarlo como excusa.

Señor Barbón, quedará para la vergüenza de su partido la respuesta que me dio su Consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica a la petición de FORO Asturias de destinar todos nuestros esfuerzos a aliviar la dramática situación que viven tantas empresas, trabajadores y autónomos: en esos casos siempre les quedará el Ingreso Mínimo Vital, fue la respuesta de su Consejero, el señor Fernández. ¿Esas son las soluciones de su Gobierno? Además de ser una falta de respeto brutal a tantas familias y su economía, supone un desconocimiento enorme de lo que implica que una situación que debería ser coyuntural (sectores económicos que son perfectamente viables, y que lo seguirán siendo, tienen que hacer frente a unes restricciones tremendas y absolutamente inesperadas) se convierta en estructural; esa respuesta muestra la carencia de ideas, planes y soluciones de la que le hablaba hace un momento. Porque Presidente, por mucho que ustedes se lleven empeñando desde hace tantas décadas en este Principado, no se pueden arreglar problemas estructurales con soluciones coyunturales, ni viceversa.

Más allá de una ayuda de 400€ de la que muchísima gente queda fuera, y de créditos que en algún momento se van a tener que devolver, desde su Gobierno optaron por dar la callada por respuesta, hacer la táctica del avestruz, y obviar las dificultades de tantos sectores. No es únicamente una cuestión de recursos, sino que a veces es una cuestión de respeto.

Cada pregunta que se ha hecho en esta Cámara desde que empezó la pandemia, por FORO Asturias o por resto de grupos, relacionada con la economía se ha derivado de una manera grosera a las competencias de la Consejería de Salud. Priorizar la salud es una cosa; renunciar a ejercer competencias y abandonar a su suerte a los principales afectados por esta crisis, otra muy distinta.

Un ejemplo muy claro: las empresas relacionadas con los eventos, con las verbenas, con las orquestas, que por curioso que suene en esta época del año, también son economía y empleo…llevan desde el mes de marzo sin poder trabajar y además no han podido acceder a las ayudas (llamarlo ayudas es, desde luego, muy generoso) puestas en marcha por su Gobierno. Desde hace meses, llevan clamando por poder reunirse con la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica, pero también con la Consejería de Salud para elaborar un protocolo que les permita trabajar. ¿Qué han hecho ustedes? Dar la callada por respuesta; aplicar la táctica del avestruz que su partido lleva utilizando tantas décadas. Y así le va a Asturias, así nos va a todos los que vivimos en ella.

EDUCACIÓN

Así las cosas, ni salud ni economía… Tampoco educación, pues su equipo en esta área ha estado especialmente desacertado, señor Barbón. Tampoco en educación.

Mire, las carencias de su Consejera de Educación son manifiestas desde el principio de Legislatura. La pandemia, naturalmente, aceleró los acontecimientos. Pero ya el pasado curso escolar, 2019-2020, comenzó con numerosos problemas: incidencias en la contratación de acompañantes para el transporte escolar, o alumnos que se veían obligados a cambiar de centro por situaciones de acoso escolar.

Desde el momento en que usted es consciente de su incapacidad para gestionar una situación como la que teníamos por delante, es su obligación cesarla. Desde FORO Asturias, el pasado 17 de junio (hace cuatro meses, Presidente) le preguntamos directamente si consideraba que la Consejera de Educación era la persona indicada para afrontar con éxito el inicio del curso escolar, tras la permanente descoordinación, los retrasos en la toma de decisiones, el desprecio a los directores de los centros y la falta de un criterio claro. Cuatro meses después de aquel debate parlamentario, desgraciadamente, ha quedado de manifiesto que no: no era la persona indicada.  Hoy estamos a 28 de octubre, más de ocho meses después de que el Gobierno de España decretase el estado de alarma y reconociese la pandemia; y ahora la situación en la educación asturiana es la misma, sino peor, que en marzo, cuando les pilló desprevenidos. Se baraja la posibilidad de educación online, pero no hay absolutamente ningún mecanismo que garantice que esta pueda ser una realidad factible; la consejería sigue sin saber qué cantidad de alumnado carece de conexión a Internet, tenemos un profesorado sin herramientas y sin formación abandonado a su suerte, y por tanto llegado el caso esos chicos y chicas, que son el futuro de Asturias, tendrán dificultades enormes para poder conseguir una educación de calidad, acentuando la brecha educativa que comenzó en el mes de marzo.

El Principado de Asturias tiene todas las competencias en materia de educación. ¿De verdad creen usted y su equipo que han estado a la altura? Desde FORO Asturias creemos firmemente que NO.

LA PANDEMIA COMO EXCUSA

Lo que sí han hecho con destreza, y creo que ha quedado claro en mi exposición, es aprovechar la crisis del coronavirus como excusa para no hacer frente a ninguno de los graves problemas que afronta Asturias. Los gobiernos de su partido han colocado a Asturias a la cabeza de España en presión fiscal y trabas burocráticas, pero a la cola en todos los indicadores de empleo, productividad y economía. Le dije en su Debate de Investidura que no le hacía responsable de la herencia recibida, a pesar de que es fruto de los continuos gobiernos de su partido y las directrices de sus jefes de filas, pero también le recordaba que estaba en su mano dejar una Asturias mejor de la que se encontraba. En los primeros meses de la legislatura, su Gobierno no dio ningún paso para mejorar la situación del Principado, y una vez llegó la pandemia no hicieron más que pecar de improvisación y triunfalismo.

Señor Presidente, desde que empezó la pandemia repite constantemente que se está potenciando el mundo rural, y que Asturias se encuentra ante una oportunidad de aprovechar sus fortalezas. Pero, sinceramente, ¿qué acciones han llevado a cabo para que Asturias aproveche sus oportunidades? ¿Cuenta hoy nuestro mundo rural con conexiones que permitan el desarrollo y el aprovechamiento del teletrabajo?

Nuestra industria, la base de nuestra economía, cuya situación es peor cada día, tiene que soportar no solo los permanentes ataques de un Gobierno de España empeñado en convertir a Asturias un paraíso verde para fines de semanas, sino también la indolencia de un Consejero de Industria cuya máxima preocupación es escabullirse del debate parlamentario y renunciar a ejercer cualquier competencia, tal parece que no le gustan muchos sus nuevas responsabilidades. En relación con el Gobierno de España urge que de una vez aprueben el Estatuto de las electrointensivas (por favor, señor Barbón, ¿cuánto tiempo llevamos hablando de esto? A usted, sus jefes le piden que cierre las ciudades y vuelve corriendo a confinarlas. ¿No sería posible que usted también les pida y ellos hagan algún favor?). Urge también que trabaje para la implantación en la Unión Europea de un arancel medioambiental que garantice que nuestra industria pueda competir con aquella que no tiene que hacer frente a los mismos costes ambientales.

Señor presidente, usted concurrió a las elecciones del pasado año apelando a la buena relación que mantiene con su superior Pedro Sánchez. Si el Gobierno de España, en lugar de proteger nuestra industria y dotarnos de unas comunicaciones propias del siglo XXI, sigue marginando y despreciando al Principado de Asturias, nos encontraremos, sencillamente, ante una estafa electoral.

MIRAR AL FUTURO

Señor Presidente, a la vista de los hechos objetivos, y de los errores cometidos en las materias en las que el Principado de Asturias tiene competencia, es evidente que el éxito de su gestión no fue ni mucho menos tal. Ustedes tienen un reto y una oportunidad. Demuestren que están a la altura de las circunstancias. Nosotros queremos lo mejor para Asturias y para ello no tenemos límites, somos libres, no nos debemos a nadie más que a las asturianas y los asturianos. Ustedes, que sí que los tienen como consecuencia de las órdenes de sus centrales políticas, empiecen a priorizar; empiecen a decidir y a anteponer los intereses de Asturias a los de sus centrales y superiores. Esa es la única manera de no dejar a nadie atrás.

Desde aquí le invito, señor Presidente, a aprovechar los retos ante los que nos ha puesto la pandemia como oportunidades de progreso. No veamos la educación telemática como un problema irresoluble sino como una situación a la que estamos obligados a dar soluciones, a prepararnos para el futuro. No veamos la necesidad de profesionales sanitarios como una situación desesperada, sino como el momento idóneo para retener a todos los que formamos cada año mediante condiciones laborales favorables.

No veamos, en definitiva, la paralización de nuestra industria como el destino aciago al que estamos abocados, sino como el momento decisivo para poner en marcha nuevas estrategias que garanticen su futuro y el del conjunto de la economía. Europa, señor Barbón, nos está exigiendo saber apreciar esas oportunidades para ayudarnos a aprovecharlas. Pero si Europa ve una vez más a un territorio obcecado en sus propios problemas, incapaz de diagnosticar sus necesidades y carente de iniciativa pública para cubrirlas, sus recursos no vendrán.

Sepamos aprovechar esas oportunidades para ganar el futuro. Y si FORO Asturias puede ser de ayuda en esa tarea, incluso con un solo Diputado, no lo dude: ahí vamos a estar. Porque esa es nuestra vocación fundacional, de la que jamás debimos apartarnos: ser útiles a Asturias y a los asturianos y asturianas. Ser útiles, desde nuestras concejalías, nuestras Alcaldías, desde este escaño, desde fuera de las instituciones quienes no han sido electos, en la búsqueda de las soluciones que la sociedad nos demanda. Queremos ser útiles y para ello, como siempre, y pese a todo, le tendemos la mano. Como siempre, y pese a todo, por Asturias.

Muchas gracias”.

Relacionados