Adrián Pumares: “El primer gran reto al que el Principado debe hacer frente es garantizar que nuestra sanidad y nuestra educación vuelvan a prestarse en unas condiciones mucho mejores que las actuales”

“Necesitamos mayor planificación, mayores recursos y menos conformismo para evitar que el coronavirus siga trayendo consigo nuevas olas”

por Comunicación Foro

“Necesitamos mayor planificación, mayores recursos y menos conformismo para evitar que el coronavirus siga trayendo consigo nuevas olas”

“Llevamos una década sin resolver la industria asturiana y su abandono ante una transición energética que más que una transición parece una apisonadora”

“Seguimos sin una voz firme en Madrid que defienda los intereses de Asturias en asuntos clave como el modelo de financiación autonómica”

“Además de un alto porcentaje de interinos en nuestros servicios públicos, criticamos el estado deplorable en el que se encuentran nuestras infraestructuras y el ritmo alarmante del descenso de la natalidad, acompañado por el envejecimiento galopante de nuestra población”

“No solo no somos capaces de atraer talento de fuera, sino que exiliamos el nuestro. El socialismo asturiano le puso el nombre de ‘leyenda urbana’ y ahora lo maquilla llamándolo ‘movilidad laboral’”

“Alguna cosa estaremos haciendo mal cuando nuestro talento, al que formamos durante años, no tiene más remedio que irse de Asturias porque no tienen donde trabajar y demasiadas trabas y dificultades para emprender”

Puedes ver la intervención de Adrián Pumares desde el minuto 13:46

07.09.2021 (Oviedo). Intervención íntegra de Adrián Pumares en el Pleno de la Junta General celebrado hoy con motivo de la festividad del Día de Asturias:

“Gracias Presidente,

Señorías, señor Presidente del Principado de Asturias, muy buenas tardes a todos.

Este es el segundo Día de Asturias, día también de nuestra Patrona, la Virgen de Covadonga, que celebramos en plena pandemia. Lo volvemos a hacer, al igual que el pasado año, sin público, sin autoridades, y teniendo muy presente el dolor causado por el coronavirus. Ahora, que parece que dejamos al fin atrás la quinta ola, sigue siendo obligado que nuestro recuerdo y nuestro afecto vaya para todas las familias de fallecidos por la pandemia, a quienes la han sufrido y la sufren aún, y para todos aquellos que luchan o han luchado contra ella.

Los representantes públicos tenemos la obligación de centrar todas nuestras energías en evitar que el coronavirus siga trayendo consigo nuevas olas, que conllevan un enorme dolor en la sociedad asturiana. Para ello, necesitamos mayor planificación, mayores recursos y menos conformismo.

Adrián Pumares, durante su intervención en el Pleno

La falta de previsión y la cicatería en servicios públicos esenciales como sanidad y educación dificulta enormemente la labor de sus profesionales, que ven como el reconocimiento y el agradecimiento de la sociedad asturiana por su labor no van acompañados del ejercicio de responsabilidad que tenemos como institución representativa de la sociedad asturiana: solucionar sus problemas.

Este Pleno institucional celebrado hoy marca el inicio del curso político en nuestra tierra, y por ello es un día para mencionar los grandes retos a los que el Principado de Asturias hace frente. El primero y más evidente es ese del que hablaba: garantizar que nuestra sanidad y nuestra educación vuelven a prestarse en unas condiciones mucho mejores que las actuales.

Revisar el diario de sesiones de esta Junta General les confieso que no resulta muy alentador. En este Pleno institucional llevamos al menos una década hablando prácticamente de lo mismo. La industria asturiana y su abandono ante una transición energética que más que una transición parece una apisonadora (nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena, y ahora con el precio de la luz disparado, pensamos en cómo amortiguaría esa subida contar todavía con las centrales térmicas); de la falta de una voz firme en Madrid que defienda los intereses de Asturias en asuntos clave como el modelo de financiación autonómica; del alto porcentaje de interinos en nuestros servicios públicos¸ del estado deplorable de nuestras infraestructuras, o del ritmo alarmante del descenso de la natalidad, acompañado por el envejecimiento galopante de nuestra población.

De todos estos asuntos, quiero detenerme en uno. Creo que una sociedad se define muy bien por su capacidad de atraer o expulsar a la gente; a los suyos. Eso es difícil de maquillar: es irrefutable. Y la sociedad asturiana lleva cuarenta años expulsando a sus jóvenes. No es solo que no seamos capaces de atraer talento de fuera; es que exiliamos el nuestro. Estamos a la cabeza de Europa en paro juvenil. En eso somos líderes; de eso también está lleno el Diario de Sesiones. ¿Y cuál es la solución de nuestros gobernantes para combatir ese éxodo juvenil? Muy decepcionante. El socialismo asturiano lo negó durante 30 años y le puso el nombre, ya inmortal, de leyenda urbana. Cuando se dieron cuenta de que era un clamor, empezaron a maquillarlo llamándolo movilidad laboral. Y ustedes, nuestros gobernantes actuales, lo combaten con palabras vacías. Cuando les preguntamos y miramos sus propuestas sobre el paro juvenil se limitan a apuntar soluciones como “la reordenación de la formación profesional y los estudios de universidad para adaptarlos a la demanda del mercado laboral asturiano” o “continuar creando centros de investigación por parte de la Consejería de Ciencia o el apoyo a centros tecnológicos y de I+D”.

Pero alguna cosa estaremos haciendo mal cuando nuestro talento, al que formamos durante años, no tiene más remedio que irse de Asturias. No tienen donde trabajar y demasiadas trabas y dificultades para emprender, a pesar de que nuestra Universidad y nuestra formación profesional siguen formando excelentes profesionales.

“En el Principado de Asturias debemos ser capaces de formar también creadores de empleo, empresarios, emprendedores pero, de momento, las políticas llevadas a cabo solo les espantan”

ADRIÁN PUMARES. Secretario General y Portavoz parlamentario de FORO Asturias en la JGPA

Si de verdad queremos reordenar la formación que reciben los nuestros, debemos atrevernos y ser capaces de articular nuevas fórmulas. En el Principado de Asturias debemos ser capaces de formar también creadores de empleo, empresarios, emprendedores. De momento, las políticas llevadas a cabo solo les espantan.

Tras los acontecimientos de las últimas semanas no puedo dejar de hacer referencia al expolio en torno a la Fundación Selgas-Fagalde, tal vez el mayor cometido en nuestro Principado de Asturias desde el de la Cámara Santa. Pero este ha sido cometido ante la indiferencia de nuestras instituciones, que han visto ante sus narices, sin decir nada, como se mercadea con Asturias, con su patrimonio y con su dignidad de las instituciones.

“El Gobiernu del Principáu d’Asturies tien la obligación de garantizar que la celebración de Cuadonga 2022 dexe alcordances perdurables a les siguientes xeneraciones, al empar que fortalez la imaxe d’Asturies a tolos niveles”

ADRIÁN PUMARES. Secretario General y Portavoz Parlamentario de FORO Asturias en la JGPA

Nun tenemos d’escaecer que’l añu que vien va tener llugar el XIII Centenariu de Cuadonga, Cuadonga 2022, y el Gobiernu asturianu nun pue repitir los fracasos de los tres Centenarios qu’Asturies conmemoró ensin pena nin gloria nel añu 2018. Tenemos la obligación d’aprovechar esta nueva oportunidá histórica de proyectar la imaxe d’Asturies, asitiándonos nel centru d’atención cultural y hestóricu, pero tamién turísticu. El Gobiernu del Principáu d’Asturies tien la obligación de garantizar que la celebración de Cuadonga 2022 dexe alcordances perdurables a les siguientes xeneraciones, al empar que fortalez la imaxe d’Asturies a tolos niveles.

Señorías, termino ya. Antes decía que como máximos representantes de la sociedad asturiana somos también máximos responsables de su bienestar. Me van a permitir que cite indirectamente a Jovellanos; indirectamente porque si bien él no llegó a ver y firmar la promulgación de la Constitución de Cádiz, su sombra en esa obra cumbre del constitucionalismo histórico es alargada. Dice la Constitución en su artículo 13 que “el objeto del Gobierno es la felicidad de la Nación, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bienestar de los individuos que la componen”. No perdamos de vista nuestro objeto, que más de dos siglos después, debe seguir siendo el mismo. Muchas gracias”.

Relacionados