Conectar Asturias al mundo

por Carlos Suárez

Una de las frases más repetidas en el mundo del transporte es que, tanto en logística como en pasajeros, el movimiento no genera valor. Nadie pasa a ser mejor persona, más sabia o más productiva por moverse del punto A al B. Nuestra transformación se da en las escuelas, en las universidades o en el desarrollo de nuestras profesiones, también en los momentos de ocio o compras. Ídem para las mercancías: ningún producto gana valor por el simple hecho de moverse, el producto sólo gana en la transformación o en la compra-venta. Sin embargo, yo siempre enmiendo esta afirmación: el transporte está por encima de la generación de valor, pues es lo único que hace posible ser o no ser, existir, estar al alcance, aparecer en un mapa o ser invisible.

Una de las demandas históricas de los ciudadanos y los empresarios asturianos es la mejora de nuestras pertrechas conexiones. En FORO Asturias llevamos años luchando porque, entre otras cosas, infraestructuras como el AVE, la autovía del Suroccidente y unas conexiones internacionales dignas que conecten el Aeropuerto de Asturias con el mundo sean una realidad cuanto antes y sólo gracias a nuestro empeño lo serán -esperemos que más pronto que tarde-. Pero no podemos ser complacientes y tenemos que seguir siendo ambiciosos e insistentes, reclamando y exigiendo al Gobierno del Principado, pues la situación de Asturias está lejos de ser aceptable, sobre todo, en conexiones aeroportuarias.

Es cierto que hemos vivido el verano con el mayor número de destinos nacionales, pero, realmente, ¿es equivalente tener cuatro destinos a Islas Canarias, algunos con dos frecuencias semanales, a tener una conexión diaria con Londres? ¿Es equivalente tener tres destinos a Islas Baleares, igualmente con dos frecuencias semanales, a tener una conexión diaria con París? Con total contundencia, NO, y más aún si esta situación se da solo en los tres meses verano. De esta forma, el otoño, el invierno y la primavera se nos hacen más duros desde cualquier punto de vista, económico y social.

También es cierto que, gracias a los dos últimos gobiernos socialistas de Javier Fernández y de Adrián Barbón, hemos vivido los mayores momentos de apagón de conexiones internacionales de la historia de Asturias, puesto que desde que el 5 de julio de 1991 Iberia pusiera en marcha la primera ruta internacional del Aeropuerto de Asturias, precisamente con Londres, solo hubo dos periodos sin conexión internacional, desde el 28 de octubre de 2018 hasta el 2 de abril de 2019, y desde el inicio del confinamiento en 2020 hasta hoy. Por supuesto, la pandemia fue causa suficiente para justificar un año, pero ya no lo es, ni lo ha sido este verano ni cada día que pase. Si no fuera por nuestro diputado en la Junta General del Principado de Asturias, Adrián Pumares, y por su insistencia, me temo que el concurso de las conexiones áreas se habría guardado en un cajón. Aún así, el concurso -como de costumbre-, salió sin ningún estudio previo de demanda o prioridades y, como nos temíamos, sin consenso político o mínimas consultas… pero salió, que es lo importante. Veamos a ver el éxito del concurso. Por el bien de todos, deseo que así lo sea.

¡Sigamos luchando por poner Asturias en el mapa del mundo!

Relacionados