Oblanca: “Señora Belarra, en la España de 2021 hay más desigualdad y más pobreza que cuando comenzó la Legislatura; hemos retrocedido en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”

por Comunicación Foro
  • “Hemos exportado puestos de trabajo y nos hemos quedado con los parados; hemos perdido soberanía energética; la contaminación no mejoró a costa de nuestros cierres industriales y, como remate, pagamos la factura a los precios que nos fijan terceros países. Si estos son Objetivos de Desarrollo Sostenible, se parecen mucho al timo de la estampita”

  • “El desplome del número de asturianos tiene secuelas educativas y se están vaciando aceleradamente las aulas de los colegios lo que augura más desigualdad y un futuro muy incierto”

  • “En España no se están aplicando las únicas medidas que tienen éxito en el mundo para corregir el declive demográfico: en apoyo de las familias españolas son imprescindibles las ‘ayudas directas’ para reactivar la natalidad”

  • “Los españoles vamos a seguir sufriendo los efectos perversos de una funesta gestión política que se ceba en los sectores más desprotegidos, desfavorecidos o con necesidades especiales”

  • “Aquí en el Congreso se tiran los trastos los Grupos Parlamentarios de Unidas Podemos y del PSOE a cuenta del bloqueo de la ley de Ingreso Mínimo Vital: un panorama muy edificante el de ambos socios del Gobierno de progreso… y lo que nos quedará por ver”

 

02.06.2021 (Madrid).- El diputado nacional de FORO Asturias, Isidro Martínez Oblanca, intervino hoy durante la celebración de la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia, en la que compareció a petición propia la Ministra Ione Belarra para presentar las líneas de su departamento.

Durante su intervención, Oblanca reprochó a la Ministra que “en la España de 2021 haya más desigualdad y más pobreza que cuando comenzó la Legislatura; hemos retrocedido en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, y criticó duramente que “se han exportado puestos de trabajo y nos hayamos quedado con los parados; hemos perdido soberanía energética; la contaminación no mejoró a costa de nuestros cierres industriales y, como remate, pagamos la factura a los precios que nos fijan terceros países. Si estos son Objetivos de Desarrollo Sostenible, se parecen mucho al timo de la estampita”.

El diputado de FORO Asturias continuó su intervención criticando que “el desplome del número de asturianos tenga secuelas educativas”, y que “varias aceleradamente las aulas de los colegios augura más desigualdad y un futuro muy incierto”. En torno a esto, Oblanca explicó que “en España no se están aplicando las únicas medidas que tienen éxito en el mundo para corregir el declive demográfico: en apoyo de las familias españolas son imprescindibles las ‘ayudas directas’ para reactivar la natalidad”, y criticó que “los españoles vayamos a seguir sufriendo los efectos perversos de una funesta gestión política que se ceba en los sectores más desprotegidos, desfavorecidos o con necesidades especiales”.

Para finalizar su intervención, el Oblanca reprochó que “aquí en el Congreso se tiran los trastos los Grupos Parlamentarios de Unidas Podemos y del PSOE a cuenta del bloqueo de la ley de Ingreso Mínimo Vital: un panorama muy edificante el de ambos socios del Gobierno de progreso… y lo que nos quedará por ver”.

 

DISCURSO ÍNTEGRO DEL DIPUTADO DE FORO ASTURIAS, ISIDRO MARTÍNEZ OBLANCA, DURANTE LA COMISIÓN DE DERECHOS DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA, EN LA COMPARECENCIA DE LA MINISTRA DE DERECHOS SOCIALES Y AGENDA 2030, A PETICIÓN PROPIA, PARA PRESENTAR LAS LÍNEAS GENERALES DE SU DEPARTAMENTO:

Muchas gracias, señora presidenta.

Buenos días, señoras y señores diputados. Me sumo a las palabras de bienvenida para la nueva ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.

Señora Belarra Urteaga, las particulares coyunturas electorales de su partido, Unidas Podemos, han provocado cambios relevantes en la estructura del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez. Tras la salida de su antecesor en el Ministerio, el señor Iglesias Turrión -a la sazón también vicepresidente segundo- con objeto de encabezar la candidatura de las elecciones autonómicas celebradas en Madrid, se removió el banco azul y Vd., secretaria de estado para la Agenda 2030, se reconvirtió en la titular de un departamento de especial trascendencia social pero, sin la menor duda, uno de los más grandes fiascos de la XIV Legislatura que comenzó hace año y medio.

La marcha del señor Iglesias también ha supuesto una merma en las competencias de un Ministerio que ha perdido el rango de vicepresidencia que le atribuía la coordinación de quince ministerios -nada menos-, así como la presidencia de la Comisión Delegada para la Agenda 2030. Ahora la presidenta y coordinadora no es la ministra de Derechos sociales, sino la señora Díaz, vicepresidenta tercera. Diríase que su Ministerio, señora Belarra, ha perdido posiciones en el escalafón de La Moncloa.

En todo caso, las aspiraciones que Vd. nos acaba de relatar reflejan continuismo y ya sabemos el viejo dicho popular: “por el mismo camino, se llega al mismo destino”. A la vista de su intervención, me temo que los españoles vamos a seguir sufriendo los efectos perversos de una funesta gestión política que, en el caso de su departamento, se ceba precisamente en los sectores más desprotegidos, desfavorecidos o con necesidades especiales. En la España de 2021 hay más desigualdad y más pobreza que cuando comenzó la Legislatura. Hemos retrocedido en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Señora Belarra, la Constitución nos convoca a promover las condiciones favorables para el progreso social y económico. Esta Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia es un escenario adecuado para insistir que, en España, al hablar de niños y jóvenes, tenemos un grandísimo problema nacional de consecuencias calamitosas: la natalidad está en absoluto declive -el más acentuado de toda la Unión Europea- lo que trae como secuelas la pérdida de población, el creciente abandono de nuestros pueblos y aldeas, y el envejecimiento galopante.

 De ahí que haya llamado la atención, señora ministra, su reciente anuncio para dotarnos de un -al parecer- revolucionario sistema de cuidados para que las personas mayores puedan seguir viviendo en sus casas y en el medio rural. Naturalmente, como será una revolución diferida en el tiempo (y, muy probablemente, también en el evanescente espacio presupuestario de la nada), permítame que manifieste mi escepticismo; en esta materia vengo curado de espantos ya que Asturias, mi Comunidad de procedencia, ejemplifica el descomunal desastre poblacional agudizado por la inacción de los Gobiernos del Principado y de España.

El desplome del número de asturianos -similar a lo que también sucede en otras Comunidades- tiene secuelas educativas y se están vaciando aceleradamente las aulas de los colegios lo que augura más desigualdad y un futuro muy incierto. En España no se están aplicando las únicas medidas que tienen éxito en el mundo para corregir el declive demográfico: en apoyo de las familias españolas son imprescindibles las “ayudas directas” para reactivar la natalidad en nuestro país, si bien ya sabemos que la coalición de los prodigios no aprueba este tipo de estímulos económicos. A ver si ahora que en China han decidido promover la política de los tres hijos por pareja, como ya vienen haciendo desde hace tiempo otros países homólogos al nuestro, rectifica nuestro Gobierno.

Señora ministra, en relación con el Ingreso Mínimo Vital, Vds. se refugian tras el coronavirus para explicar las altas tasas de empobrecimiento y vulnerabilidad de dimensiones desconocidas en nuestra historia reciente. Un año después de su aprobación, la prestación no ha alcanzado ni de lejos aquellos objetivos en los que se hablaba de 850.000 familias beneficiarias, para atender del orden de dos millones y medio de personas vulnerables. La realidad hoy es muy diferente porque el IMV apenas ha llegado al 30% de los hogares pese a que en la España de 2021 hemos alcanzado una de las mayores tasas de pobreza infantil de toda la Unión Europea. El Gobierno ha denegado 1/3 de las solicitudes, mientras aquí en el Congreso se tiran los trastos los Grupos Parlamentarios de Unidas Podemos y del PSOE a cuenta del bloqueo de la ley de Ingreso Mínimo Vital. Un panorama muy edificante el de ambos socios del Gobierno de progreso… y lo que nos quedará por ver.

Señora Belarra, la propaganda de sus planteamientos choca con la contumaz realidad del día a día. Ayer, de la mano negra de la Transición Energética, que en tres años de Gobiernos de Sánchez ya ha llevado al paro a decenas de miles de personas con el pretexto de ser campeones universales de la descarbonización exprés, se batió en España el récord histórico del recibo de la luz, penalizado gravosamente por los costes regulados y los impuestos. Llamo la atención que siendo objetivos de la Agenda 2030 disponer de energía asequible y acometer una política climática para la consecución de los ODS a través de una nueva economía al servicio del planeta, con el Gobierno de Sánchez ni una cosa, ni la otra. Ni electricidad asequible, ni más aire limpio.

Señorías, hoy España le esté comprando electricidad a centrales muy contaminantes de Marruecos, y gas a Argelia para suplir la insuficiencia del suministro tras el cierre manu militari de las centrales térmicas de generación eléctrica. Hemos exportado nuestros puestos de trabajo y nos hemos quedado con los parados; hemos perdido soberanía energética; la contaminación no mejoró a costa de nuestros cierres industriales y, como remate, pagamos la factura a los precios que nos fijan terceros países. Si estos son Objetivos de Desarrollo Sostenible, se parecen mucho al timo de la estampita.

Finalmente, ponía Vd. en valor la Ley Integral de Protección de la Infancia y llamaba a los poderes públicos a la responsabilidad de dar mensajes nítidos.

¿Considera Vd. que lo que ha sucedido en las Islas Baleares con los menores bajo tutela pública que fueron objeto de prostitución es un hecho aceptable?

Decía Vd. que hacen falta hechos y leyes, ¿le parece un buen modelo que se haya impedido investigar este escándalo sin precedentes en la España autonómica?

Voy a  parafrasear una de sus intervenciones cuando se sentaba en los escaños de la oposición. Además de discursos, ¿piensa el Gobierno hacer algo ante estos hechos lamentables con los menores prostituidos de Baleares?

En definitiva, señora Belarra, está Vd. al frente de uno de los ministerios con mayor estructura orgánica y mayor dotación de recursos presupuestarios. Le deseo los mayores aciertos.

Muchas gracias”.

Relacionados