Adrián Pumares: “Si la Consejera de Cultura continúa haciendo oídos sordos a las advertencias de los expertos y no paraliza de inmediato las obras del Chao Samartín, lo único que logrará será deteriorar la imagen institucional del Principado de Asturias”

por dircomunicacion

«Berta Piñán mintió al afirmar que su Consejería atendería los requerimientos de ICOMOS y otras asociaciones profesionales involucradas, y ocultó a la opinión pública que el proyecto de obras del Chao Samartín dio lugar a la apertura, por parte del Ministerio de Cultura, de un expediente por expolio”

“Los Grupos parlamentarios socialista y de Ciudadanos se convirtieron, con su voto en contra de la Moción de FORO Asturias para paralizar las obras del Chao Samartín, en cómplices de una agresión injustificable a nuestra cultura y a nuestro patrimonio”

“A la vista de las continuas revisiones en falso del proyecto, resulta evidente que, desgraciadamente, las críticas recibidas desde su aprobación estaban más que fundadas”

“El Gobierno asturiano pretende poner en riesgo los valores de un bien cultural y establecer métodos administrativos que son contrarios a la intervención arqueológica seria y fundamentada justificándose exclusivamente en la percepción de una subvención”

09.02.2021 (Oviedo).- El secretario general y portavoz de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, volvió a interpelar hoy a la Consejera de Cultura, Política Llingüísitca y Turismo acerca del proyecto de consolidación del Chao Samartín. Pumares, que a lo largo de su intervención mostró su rechazo frontal al proyecto, afirmó que “si la Consejera de Cultura continúa haciendo oídos sordos a las advertencias de los expertos y no paraliza de inmediato las obras del Chao Samartín, lo único que logrará será deteriorar la imagen institucional del Principado de Asturias”. El dirigente forista también alertó a Piñán del “riesgo de encaminar a toda la Consejería a un laberinto de polémicas en las que no cabe descartar la deriva judicial y que conduce a la degradación de algunos de los valores que hacen del Chao Samartín un yacimiento excepcional”.

Adrián Pumares durante su intervención en el Pleno de la Junta General del Principado de Asturias

El portavoz de FORO Asturias también denunció que “Berta Piñán mintió al afirmar que su Consejería atendería los requerimientos de ICOMOS y otras asociaciones profesionales involucradas, y ocultó a la opinión pública que el proyecto de obras del Chao Samartín dio lugar a la apertura, por parte del Ministerio de Cultura, de un expediente por expolio”. Así, Pumares explicó que la Consejera “había afirmado que atendería a los requerimientos de ICOMOS, pero el último informa de este organismo fechado en enero muestra su total rechazo al proyecto. Además, según han detallado desde el Ministerio a través de nota de prensa, realizaron varias visitas al yacimiento y elaboraron informes técnicos para la incoación de un expediente de expoliación, cuestión que fue silenciada por el Gobierno asturiano”.

El diputado de FORO Asturias recordó que “en el mes de julio del año pasado trajimos a esta Junta General una moción para paralizar las obras en el Chao Samartín, como consecuencia del atentado que suponen para nuestro patrimonio. Sin embargo, el PSOE y Ciudadanos evitaron que la moción fuese aprobada”. Pumares censuró que “los Grupos parlamentarios socialista y de Ciudadanos se convirtieron, con su voto en contra de la Moción de FORO Asturias para paralizar las obras del Chao Samartín, en cómplices de una agresión injustificable a nuestra cultura y a nuestro patrimonio”.

El dirigente forista también dijo que “lamento enormemente haber tenido razón en esta cuestión, pero a la vista de las continuas revisiones en falso del proyecto, resulta evidente que, desgraciadamente, las críticas recibidas desde su aprobación estaban más que fundadas”.

El secretario general de FORO Asturias explicó que “resulta disparatado que la única justificación que la Consejera de Cultura, Berta Piñán, encuentra para no paralizar este atentado contra nuestra cultura es una subvención de 439.000€ del Ministerio de Cultura”. En este sentido, Pumares afirmó que ”el Gobierno asturiano pretende poner en riesgo los valores de un bien cultural y establecer métodos administrativos que son contrarios a la intervención arqueológica seria y fundamentada justificándose exclusivamente en la percepción de una subvención”, y emplazó al Consejo de Gobierno a “proponer alguna solución político-técnico-administrativa que permita renovar o solicitar de nuevo esta ayuda”.

Interpelación íntegra de Adrián Pumares en la sesión plenaria de la Junta General:

“Gracias Presidente,

Buenos días Señora Consejera,

Recordará que el 16 de junio del año pasado traje al Pleno de esta Junta General una interpelación que tenía el mismo objetivo que esta: explicarle a usted, a su equipo, y al conjunto de la sociedad asturiana que las “Obras de emergencia y consolidación del yacimiento arqueológico de Chao Samartín” son una auténtica aberración que debe pararse cuanto antes. Esa interpelación vino acompañada dos semanas después, el 1 de julio, de una moción que buscaba instar tanto a su Consejería como al Ayuntamiento de Grandas de Salime a paralizar el proyecto, y que fue rechazada por el voto en contra del Grupo Parlamentario (lo que entraba dentro de lo previsible), pero también del Grupo Parlamentario Ciudadanos, que se convirtió de esa manera en cómplice de la agresión injustificable a nuestra cultura y a nuestro patrimonio que supone el Proyecto de actuación en el Chao Samartín. Sirvió eso sí, para que grupos tan diferentes como VOX, Izquierda Unida, Podemos Asturies o el Partido Popular se sumasen a mis críticas y censura a la gestión de su consejería en este asunto. Cuestión que, naturalmente, quiero poner en valor y agradecer.

En aquella intervención puse sobre la mesa el ‘Informe Técnico referente a la idoneidad del proyecto ‘Obras de emergencia del castro San Martín. Grandas de Salime, Principado de Asturias’, realizado por ICOMOS, Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, y fechado en noviembre de 2019. En ese informe se recomendaba “encarecidamente la refacción total de la propuesta presentada, atendiendo a los criterios apropiados de conservación referidos ampliamente por la normativa y doctrina nacional e internacional, así como el concurso de profesionales de la Conservación Arqueológica y arqueólogos/as conocedores de todos los condicionantes científicos del sitio en este proceso”. Hoy, además de ese documento, tengo aquí otros que cuestionan el proyecto y la retratan a usted, retratan a los 20 diputados del Grupo Parlamentario Socialista, y retratan a los cinco diputados de Ciudadanos. Así, aquí está el “Informe sobre las adendas incorporadas al Proyecto Refundido de las obras de emergencia y consolidación del yacimiento arqueológico de Chao Samartín (Grandas de Salime, Asturias) y pliego de prescripciones técnicas para su licitación”, fechado el 21 de enero de este mismo año, y que viene a decir lo siguiente:

• El Comité Nacional Español de ICOMOS se ratifica en lo dispuesto en su informe de diciembre de 2019, puesto que las circunstancias no han cambiado. Así, se insiste “de forma encarecida en la retirada del proyecto”, y como novedad se afirma que “una parte de los extremos inasumibles del proyecto deriva de la incorporación de adendas que no poseen entidad sustancial no presencia objetiva en el proyecto en sí y que, además, no forman parte de su presupuesto”. “No es procedente un proyecto arquitectónico para una intervención con calado arqueológico en un yacimiento como el de Chao Samartín”, se cita textualmente.

• Una cuestión muy relevante, y que quiero dejarle clara desde el principio, señora Consejera: el rechazo a este proyecto “no obedece a criterios dispares dentro de líneas de intervención arqueológica comúnmente aceptadas, sino que la discrepancia surge de propuestas del proyecto que son abiertamente contrarias a la doctrina arqueológica internacionalmente compartida y que además conculcan la tutela patrimonial en razón del sistema legal vigente en este tipo de yacimientos”. Por mucho que se empeñe en ello, señora Consejera, el debate en torno a las Obras de emergencia y consolidación del Chao Samartín no obedece a discrepancias entre arqueólogos. Le garantizo que, de ser así, yo hoy no le interpelaría sobre este asunto, porque no me competería a mí hacerlo. De lo que estamos hablando aquí es de que este proyecto ataca la doctrina arqueológica internacionalmente compartida.

• Las supuestas mejoras introducidas como adendas “no enmiendan en modo alguno la carencia del carácter unitario del Proyecto refundido”, ni aparecen “debidamente especificadas en unidades de obra ni en el presupuesto global del proyecto, con lo que su aplicación se verá irremediablemente condicionada a la actitud de quienes lleven las obras y a que algún miembro de la comisión de seguimiento lo señale”. ¿Qué quiere decir esto? Que ustedes saben que el proyecto no es adecuado, pero como no quieren dar marcha atrás derivan su control a una comisión de seguimiento. Comisión de seguimiento en la que, naturalmente, ICOMOS no quiere participar, porque ello implicaría “legitimar una forma de proceder respecto a intervenciones en el patrimonio que no encontramos (desde ICOMOS) aceptable”.

• Señora Consejera, tanto usted como el Director General de Patrimonio saben perfectamente que este proyecto no es aceptable, que supone un atentado contra nuestra cultura y contra nuestro patrimonio. ¿Sabe cuál es el problema, y así se lo recuerda el informe de ICOMOS? Que tienen miedo a perder la ayuda del Ministerio de Fomento a través del 1,5% cultural. Pero de lo que no se dan cuenta es de que el daño que se va a hacer en el Chao Samartín es irreversible, y es tan grande que no se puede ocultar ni tras esa subvención de 439.000€ por parte del Ministerio de Fomento. La única justificación que dan ustedes para perpetrar este atentado cultural es la que hay tras esos 439.000€. Yo le pregunto, señora Consejera: ¿han propuesto, o al menos intentado proponer, alguna solución político-técnico-administrativa que permita renovar o solicitar de nuevo esta ayuda? Recuerde que “en ningún caso la oportunidad de una subvención puede poner en riesgo los valores de un bien cultural ni establecer métodos administrativos para el desarrollo de proyectos que son contrarios a la claridad y práctica debidamente ensayadas en materia de intervención arqueológica seria y fundamentada”.

• Por último, muy importante, conviene recordar que ICOMOS reitera la advertencia, ya expuesta en el informe anterior, acerca de que las obras propuestas “podrían incurrir en posibles ilícitos respecto a la normativa patrimonial asturiana”.

Sobre la mesa tenemos también, además de los demoledores informes de ICOMOS, también de ICOMOS COMITÉ INTERNACIONAL DE ITINERARIOS HISTÓRICOS, la petición de más de un centenar expertos nacionales e internacionales en arqueología y restauración que reclaman la paralización cautelar de la tramitación del proyecto de consolidación del castro de Chao Samartín.

Usted mintió, señora Consejera. Mintió abiertamente cuando aseguró que se estaban atendiendo los requerimientos de ICOMOS y de las asociaciones profesionales involucradas. Usted ocultó a la opinión pública que el proyecto de obras del Chao Samartín dio lugar a la apertura, por parte del Ministerio de Cultura, de un expediente por expolio que hemos tenido que conocer por una nota de prensa publicada por el propio Ministerio de Cultura.

Usted, señora Piñán, no ha estado a la altura”.

Turno de réplica de Adrián Pumares:

La Consejera mintió cuando aseguraba que se estaban atendiendo los requerimientos de ICOMOS y, hoy sabemos también, de las asociaciones profesionales involucradas. Del mismo modo ocultó sistemáticamente a la opinión pública que el proyecto de obras del Chao Samartín dio lugar a la apertura, por parte del Ministerio de Cultura, de un expediente por expolio que hemos tenido que conocer por una nota de prensa publicada por el propio Ministerio de Cultura.
Resulta evidente, vistas las continuas revisiones (en falso) del proyecto que las críticas recibidas desde la misma aprobación del proyecto estaban más que fundadas.

Cabe preguntar a la Consejera si está dispuesta a hacer oídos sordos a todas estas advertencia, incluida la de comisión de posibles ilícitos, simplemente por seguir adelante con un proyecto que no ocasionará más que el deterioro de la imagen institucional del Principado de Asturias, que habrá de encaminarla a ella y a todo su departamento a un laberinto de polémicas en las que no cabe descartar la deriva judicial y que conduce a la degradación de algunos de los valores que hacen del Chao Samartín un yacimiento excepcional.

Relacionados