Portada Actualidad Adrián Pumares: “Las medidas puestas en marcha por el Gobierno asturiano para frenar la expansión del coronavirus están debilitando algunos de nuestros pilares democráticos esenciales, como la libertad, la igualdad o la justicia, sin que nadie explique científicamente por qué”

Adrián Pumares: “Las medidas puestas en marcha por el Gobierno asturiano para frenar la expansión del coronavirus están debilitando algunos de nuestros pilares democráticos esenciales, como la libertad, la igualdad o la justicia, sin que nadie explique científicamente por qué”

por dircomunicacion

“Conviene no olvidar que esta Junta General no ha debatido, ni mucho menos votado, una sola de las medidas de restricción de derechos fundamentales adoptadas a lo largo de esta pandemia”

“Tal y como ya expliqué en noviembre y reconoció el propio Presidente Barbón, los cierres perimetrales que mantienen encerrados a cientos de miles de asturianos en sus concejos son un absurdo injustificado sin efectos en el control de la expansión del coronavirus”

“No se puede hablar de justicia cuando se cambian las reglas a mitad del partido, como hizo el Gobierno de Asturias con la hostelería, o no se publican los criterios para que los concejos salgan del nivel 4+, provocando que estas salidas sean a la carta”

“No nos encontramos en una situación de igualdad mientras los Ayuntamientos continúen compitiendo entre ellos, discutiendo qué alcalde presionó más o cuál tiene mejor relación con el Gobierno para ver aliviadas sus restricciones”

“Póngase a redactar normas y regulaciones basadas en la ciencia de la forma más rigurosa, anticipándose, que ya llevamos un año como para que hubiese aprendido algo, y preocúpese menos del relato”

24.02.2021 (Oviedo).– El secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, defendió hoy que “es imprescindible que cada medida de restricción que imponga el Gobierno de Asturias venga acompañada de una justificación científica” porque “las medidas puestas en marcha por el Gobierno asturiano para frenar la expansión del coronavirus están debilitando algunos de nuestros pilares democráticos esenciales, como la libertad, la igualdad o la justicia, sin que nadie explique científicamente por qué”. El diputado realizó estas declaraciones durante su intervención en el turno de Preguntas al Presidente del Pleno de la Junta General. Pumares pidió a Adrián Barbón que valorase “qué medidas, muchas de las cuales limitan los derechos fundamentales, considera que están siendo más efectivas contra la propagación del coronavirus, y cuáles cree que no han funcionado”.

Adrián Pumares inició su exposición señalando que “cuatro son los valores fundamentales de nuestra Constitución: Libertad, Justicia, Igualdad y Pluralismo político” y afirmó que “es deber de todos los partidos democráticos recordarlos y defenderlos”. A renglón seguido, Pumares advirtió a Barbón de que “conviene no olvidar que esta Junta General no ha debatido, ni mucho menos votado, una sola de las medidas de restricción de derechos fundamentales adoptadas a lo largo de esta pandemia”.

En relación con la privación de libertad, Pumares se fijó en los cierres perimetrales y manifestó que “desde FORO Asturias volvemos a poner en duda la medida que mantiene encerrados a cientos de miles de asturianos en sus concejos”. “Los cierres perimetrales son un absurdo injustificado, cuya nulidad vino a ser reconocida por miembros del Gobierno y por usted mismo, Presidente”, indicó el diputado, quien demostró con un gráfico que “en muchas comunidades autónomas el control de la tercera ola se ha hecho sin necesidad de acudir a estos cierres injustificados”. Puso así el ejemplo de Navarra que, según dijo, “ha doblegado la curva de la tercera ola sin aplicar ningún confinamiento perimetral en sus municipios”.

Sobre el valor de la justicia, Pumares afirmó que “no se puede hablar de justicia cuando se cambian las reglas a mitad del partido”, en alusión a lo que ha sucedido con la hostelería. “Usted tomó medidas de control de aforo y distancias en los establecimientos hosteleros, pero sin dejar pasar ni una semana para comprobar la eficacia de dicha norma ordenó el cierre de los interiores en la mayoría del territorio. No contento con lo anterior promueve cierres de concejos, en base a una norma en la que se le olvidó poner el criterio de salida del nivel 4+, por lo que hasta ahora estas salidas eran a la carta. Tarde y mal publicó algo en el BOPA, ante la insistente queja de múltiples sectores”, criticó el portavoz.

Pumares también advirtió de que “es imposible que exista igualdad con ayuntamientos compitiendo entre ellos, discutiendo qué alcalde presionó más o cuál tiene mejor relación con usted” para librarse de los cierres y se refirió así al Consistorio ovetense que, según Pumares, “vio como su vecino Siero salía del nivel 4+ con su alcalde vanagloriándose en la prensa por haber presionado y obtenido la apertura”. “Nulo criterio científico y escasas garantías jurídicas. Para evitar rumorología y quejas de trato desigual, lo que hay que hacer es tomar medidas claras y transparentes. Póngase a redactar normas y regulaciones basadas en la ciencia de la forma más rigurosa, anticipándose, que ya llevamos un año como para que hubiese aprendido algo”, recomendó a Barbón el dirigente forista.

Intervención íntegra de Adrián Pumares en el turno de Preguntas al Presidente del Pleno de la Junta General:

“Gracias Presidente; Gracias Señor Barbón por su respuesta,

Cuatro son los valores fundamentales de nuestra Constitución, descritos en su artículo primero, y base de cualquier democracia avanzada: Libertad, Justicia, Igualdad y Pluralismo político. Es deber por tanto de todos los partidos democráticos recordarlos y defenderlos, especialmente en momentos como este, pues no son pocas las veces que son atacados por totalitarismos o por gobernantes tentados a acaparar excesivo poder y erigirse en salvadores.

Desde que se declaró el estado de alarma hace casi un año, la ciudadanía asturiana ha visto afectada su libertad e igualdad, y también se ha visto afectada la justicia, como le explicaré después. Es obligación nuestra, tanto suya como mía, permanecer atentos, de forma que esa cesión de derechos impuesta por las circunstancias sea los menos intrusiva posible en las vidas de los asturianos, y que sus efectos tengan la duración mínima imprescindible. Es imprescindible garantizar que cada medida tomada vaya acompañada de su correspondiente justificación. Debemos hacer balance, crítica y reflexión, analizar qué ha funcionado, y aprender también de lo que no funciona. Conviene no olvidar que esta Junta General no ha debatido, ni mucho menos votado, una sola de las medidas de restricción de derechos fundamentales adoptadas a lo largo de esta pandemia.

Libertad, igualdad y justicia, le decía al principio.

En relación con la libertad, vuelvo a poner en duda la medida de los cierres perimetrales, que mantiene encerrados a cientos de miles de asturianos en sus concejos, cercenando su libertad de movimientos sin una relación causa-efecto clara; el pasado 23 de noviembre ya le dije en esta Junta General que el virus no se descontrola por subir al monte o acercarse al mar. Como ya le mencioné en mi intervención de noviembre, los confinamientos perimetrales son un absurdo injustificado, cuya nulidad vino a ser reconocida por varios miembros del gobierno, incluso por usted mismo.

En muchas comunidades autónomas, el control de la tercera ola se ha hecho sin necesidad de acudir a estos cierres injustificados. Es el caso de Navarra, que ha doblegado la curva de la tercera ola sin aplicar ningún confinamiento perimetral en sus municipios. Y sí, también hay ejemplos de otros Gobiernos que lo hicieron peor que usted, llegando a tomar medidas ilegales que limitaron derechos fundamentales a sabiendas, es decir prevaricando, caso de nuestros vecinos de Castilla y León.

No se puede hablar de justicia cuando se cambian las reglas a mitad del partido. Apenas hace un mes, usted tomó medidas de control de aforo y distancias en la hostelería, pero sin dejar pasar ni una semana para comprobar la eficacia de dicha norma ordenó el cierre de los interiores en la mayoría del territorio. No contento con lo anterior promueve cierres de concejos, en base a una norma en la que se le olvidó poner el criterio de salida del nivel 4+, por lo que hasta ahora estas salidas eran a la carta. Tarde y mal publicó algo en el BOPA, ante la insistente queja de múltiples sectores.

Imposible que exista igualdad con ayuntamientos compitiendo entre ellos, discutiendo qué alcalde presionó más o cuál tiene mejor relación con usted. El Ayuntamiento de Oviedo vio como su vecino Siero salía del nivel 4+ con su alcalde vanagloriándose en la prensa por haber presionado y obtenido la apertura. Nulo criterio científico y escasas garantías jurídicas. Para evitar rumorología y quejas de trato desigual, lo que hay que hacer es tomar medidas claras y transparentes.

Sinceramente creo que está usted más preocupado por el relato, por el ‘Story telling’, por el ‘cuentu’, que por los hechos. Pero a su historia no le auguro un buen final, porque la Asturias que nos está dejando no es la “mejor Asturias” que nos prometía en su campaña electoral. La realidad es que hemos sufrido ya tres olas, las dos últimas, precisamente en las que de usted dependía la gestión, devastadoras; olas con una de las pendientes ascendentes más grandes de España, con más de 2000 fallecidos, la mitad en residencias del ERA, con más de 2.200 sanitarios infectados, con nuestro personal sanitario agotado y sin vacaciones ni descansos; con el paro al alza, y con nuestro sistema educativo sin liderazgo, con algunos centros de enseñanza secundaria en formato semipresencial en base a no se sabe qué criterios. Y mientras tanto, usted erigiéndose en salvador y diciéndonos que las medidas funcionan. Da igual que dobleguemos la curva igual que lo hace el resto de España; lo importante es el relato.

Termino con un consejo, señor Presidente: póngase a redactar normas y regulaciones basadas en la ciencia de la forma más rigurosa, anticipándose, que ya llevamos un año como para que hubiese aprendido algo. Preocúpese menos del relato y más de los mayores de 80 años que tienen que aguantar colas interminables para ser vacunados”.

Relacionados