Portada Actualidad Adrián Pumares: “La Junta General aprueba por unanimidad la propuesta de FORO Asturias de actualizar el `Protocolo de detección y manejo de caso en personas con riesgo de suicidio´ para adaptarlo al escenario provocado por la pandemia”

Adrián Pumares: “La Junta General aprueba por unanimidad la propuesta de FORO Asturias de actualizar el `Protocolo de detección y manejo de caso en personas con riesgo de suicidio´ para adaptarlo al escenario provocado por la pandemia”

por Jaime Paino

“Es imprescindible reforzar la coordinación y la colaboración entre la Atención Primaria y las unidades de salud mental”

“Todas las acciones específicas de prevención del suicidio que se realicen en el Principado de Asturias deben contar con dotación de medios humanos y materiales suficiente y no implicar mayor carga de trabajo para los profesionales sanitarios”

“El Ministerio de Sanidad, tal y como se comprometió en el pasado mes de febrero, debe elaborar cuanto antes un plan nacional para la prevención del Suicidio”

25.11.2020 (Oviedo).- El secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias, Adrián Pumares, celebró que la Junta General respaldase esta mañana en el Pleno la propuesta de su formación sobre la adopción de medidas en relación con la prevención del suicidio y la mejora de la coordinación y la colaboración entre la Atención Primaria y las unidades de Salud Mental. Pumares explicó que “la Junta General aprueba por unanimidad la propuesta de FORO Asturias de actualizar el `Protocolo de detección y manejo de caso en personas con riesgo de suicidio´ para adaptarlo al escenario provocado por la pandemia” e instó al Consejo de Gobierno “a ponerse a trabajar para hacer frente, en materia de salud mental y prevención del suicidio, a las graves consecuencias que trae consigo la COVID-19, lo que exigirá también un esfuerzo presupuestario”.

El diputado de FORO Asturias recordó que “ya en el mes de febrero el Defensor del Pueblo pidió tanto al Gobierno de España como a las Comunidades Autónomas que incrementaran su inversión en salud mental elaborando un informe en el que afirmaba que la ratio de psicólogos por habitante apenas aumentó en la última década”.

Pumares también hizo hincapié en que “es imprescindible reforzar la coordinación y la colaboración entre la Atención Primaria y las unidades de salud mental” y en que “la Organización Mundial de la Salud alertó en el mes de mayo acerca del aumento de problemas de salud mental que se iban a producir en todo el mundo derivados de la pandemia, y reclamó a los países un incremento de las inversiones en materia de salud mental”.

El dirigente forista exigió que “todas las acciones específicas de prevención del suicidio que se realicen en el Principado de Asturias deben contar con dotación de medios humanos y materiales suficiente, y no implicar mayor carga de trabajo para los profesionales sanitarios, que es lo que está sucediendo hasta ahora en la mayoría de las ocasiones”.

La iniciativa de FORO Asturias aprobada en la mañana de hoy también requiere al Gobierno de España en relación a la elaboración de un plan nacional para la prevención del suicidio, cuestión que según Pumares “reclaman todas las asociaciones y agentes implicados”. “El Ministerio de Sanidad, tal y como se comprometió en el pasado mes de febrero, debe elaborar cuanto antes un plan nacional para la prevención del Suicidio”, indicó el secretario general y portavoz de FORO Asturias.


Texto íntegro de la PROPOSICIÓN NO DE LEY de FORO Asturias aprobada hoy en el Pleno de la Junta General:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Además de las consecuencias más visibles e inmediatas de la pandemia del coronavirus, que son los devastadores efectos que esta ha tenido sobre nuestro sistema sanitario y económico, debemos tener muy en cuenta las graves consecuencias que esta crisis sanitaria, económica y social está teniendo sobre la salud mental de la población. Consecuencias de la COVID-19 como los meses de confinamiento, eso que se viene a llamar “nueva normalidad” pero que poco tiene de normal, la incertidumbre respecto al futuro o las graves dificultades que hacen a numerosos trabajadores, autónomos y empresas seguir adelante están afectando enormemente a nuestro bienestar emocional y a nuestra salud mental. Naturalmente que el estrés, la ansiedad o la depresión no son nuevas patologías surgidas a raíz del virus, pero sí que se han incrementado o empeorado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya alertó en el mes de mayo acerca del aumento de problemas de salud mental que se iban a producir en todo el mundo derivados de la pandemia, y reclamaba a los países que incrementaran de manera sustancial sus inversiones en materia de salud mental. En el caso concreto de España, en el mes de enero, es decir, antes de que la pandemia ocupase la mayor parte de nuestros esfuerzos y de siquiera imaginar un escenario similar al actual, el Defensor del Pueblo ya pidió tanto al Gobierno como a las comunidades autónomas que incrementaran su inversión en salud mental, elaborando un informe en el que afirmaba que la ratio de psicólogos por habitante apenas ha aumentado en la última década.

Es especialmente preocupante, además del agravamiento de las patologías previas y agravadas a raíz de la pandemia, el incremento de los casos de depresión como consecuencia de la crisis del coronavirus, al ser este trastorno mental el responsable de gran parte de los suicidios. Así, la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) revela que el riesgo de suicidio en cuadros de depresión, especialmente cuando esta es muy grave, es 21 veces mayor, y que entre un 60 % y un 90 % de las personas que se quitan la vida padecían de síntomas de depresión. Además, según el libro blanco “Depresión y suicidio 2020. Documento estratégico para la promoción de la salud mental”, los episodios depresivos pueden volverse persistentes o crónicos si no se realiza el tratamiento adecuado; cuando no hay un abordaje precoz de la enfermedad, esta va a sufrir complicaciones, pudiendo desencadenar incluso en suicidio.

El más que justificado temor a que se pueda producir un incremento del número de suicidios, provocado tanto por el agravamiento de determinadas patologías como por factores como el desempleo, la pérdida de seres queridos a los que no se ha podido despedir, el miedo al contagio, el aislamiento social o la sensación de abandono, hace que sea urgente abordar esta cuestión en la Junta General del Principado de Asturias. No debemos olvidar, además, la alta tasa de suicidios de Asturias, así como que contamos con numerosos factores de riesgo como son una población envejecida, pluripatológica y con antecedentes psiquiátricos.

Por ello, desde FORO Asturias proponemos actualizar el “Protocolo de detección y manejo de caso en personas con riesgo de suicidio” a las nuevas circunstancias provocadas por la COVID-19, así como reforzar la coordinación entre los servicios de Salud Mental y la Atención Primaria, entendiendo esta como un factor fundamental en la detección y prevención, y garantizar los medios humanos suficientes. De igual forma, consideramos que el Gobierno de España debe presentar cuanto antes un plan nacional para la prevención del suicidio.

En su virtud, el Portavoz del Grupo Parlamentario FORO Asturias que suscribe presenta, para su debate ante el Pleno de la Junta General del Principado de Asturias, la siguiente:

PROPOSICIÓN NO DE LEY

La Junta General del Principado de Asturias insta al Consejo de Gobierno a:

Primero. Actualizar el ‘Protocolo de detección y manejo de caso en personas con riesgo de suicidio’, adaptándolo a las nuevas circunstancias provocadas por la COVID-19.

Segundo. Mejorar la coordinación y la colaboración entre la Atención Primaria y las unidades de Salud Mental.

Tercero. Garantizar que todas las acciones específicas de prevención del suicidio que se realicen en el Principado de Asturias cuenten con dotación de medios humanos y materiales, no implicando una mayor carga de trabajo para los profesionales sanitarios.

Cuarto. Requerir al Ministerio de Sanidad a elaborar un plan nacional para la prevención del suicidio, tal y como se comprometió en el pasado mes de febrero, y como reclaman las asociaciones y agentes implicados.

Relacionados