Adrián Pumares: “La gran lección que puede aprender el Presidente Barbón y su equipo de esta pandemia es que ser más estricto que los demás no implica en absoluto una mejor gestión, tal y como demuestran los datos científicos”

por Comunicación Foro

“El Presidente del Principado tiene que dejar de hacer de Asturias el plató de los mayores sinsentidos de esta pandemia, poniendo algo de cordura en el surrealismo en el que se ha convertido degenerado esta ‘cogobernanza’ que resulta ser una especie de ‘sálvese quien pueda’ que no beneficia a nadie”

“Conviene recordar que ninguna de las medidas puestas en marcha desde el inicio de la pandemia por el Presidente Barbón fue votada en esta Junta General, pero es que además tampoco vienen acompañadas de justificaciones ni explicaciones”

“Un claro ejemplo de improvisación es el cierre de las casas rurales, carente de ningún tipo de justificación y no logrando frenar la expansión del virus, colaborando únicamente a sumir al sector turístico en una incertidumbre que le perjudica enormemente”

“El Gobierno asturiano debe aclararse: o la mala evolución epidemiológica del Principado se debe a la preponderancia de la variante británica o esta se debe a que aquí existe una mejor detección

24.03.2021 (Oviedo).- El secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, reprochó esta mañana al Presidente del Principado que “la gran lección que puede aprender Adrián Barbón y su equipo de esta pandemia es que ser más estricto que los demás no implica en absoluto gestionar mejor, tal y como demuestran los datos científicos”. Durante su intervención en el turno de Preguntas al Presidente del Pleno de la Cámara, el diputado de FORO Asturias solicitó conocer si Adrián Barbón sigue considerando que los cierres perimetrales, el cierre de las casas rurales o la prohibición de hacer rutas con guías de montaña son medidas proporcionadas, avaladas por informes científicos y eficaces para frenar la expansión del coronavirus.

“Usted no puede seguir defendiendo estas medidas, al igual que el Gobierno de España tiene que dejar de hacer el espantoso ridículo de justificar que vengan turistas extranjeros mientras los asturianos no podemos siquiera pernoctar en Ribadesella con los convivientes”, le afeó Pumares, antes de exigir al Presidente del Principado que “tiene que dejar de hacer de Asturias el plató de los mayores sinsentidos de esta pandemia, poniendo algo de cordura en el surrealismo en el que se ha convertido degenerado esta ‘cogobernanza’ que resulta ser una especie de ‘sálvese quien pueda’ que no beneficia a nadie”.

El portavoz de FORO Asturias consideró también una “decepción” que el Presidente del Principado “está más pendiente de contarnos su relato, de buscar el aplauso fácil en redes sociales, que de tratar de explicar con claridad sus medidas; de mostrarnos no ya a mí, ni tan siquiera a esta Junta General, sino a la sociedad asturiana, que cuentan con respaldo científico” y criticó que “se limita a decir que las medidas funcionan; solo le falta decir algo así como funcionan, y punto; funcionan, no me molesten más”. Asimismo, Pumares destacó demás que “ninguna de las medidas puestas en marcha desde el inicio de la pandemia por el Presidente Barbón fue votada en esta Junta General, pero es que además tampoco vienen acompañadas de justificaciones ni explicaciones. Eso hace que la responsabilidad de las medidas sea exclusivamente de quien las toma. Es decir, exclusivamente suya”.

Sobre los cierres perimetrales, el portavoz parlamentario de FORO Asturias reiteró que “no es la movilidad el problema, está científicamente demostrado: no hay riesgo de contagio al ir a una playa, ir a una montaña, por observar la naturaleza. Densidad y no movilidad”. Respecto al cierre de las casas rurales, Pumares criticó también que son “un claro ejemplo de improvisación, carente de ningún tipo de justificación y no logrando frenar la expansión del virus, colaborando únicamente a sumir al sector turístico en una incertidumbre que le perjudica enormemente”. “Sucede lo mismo que con ir a pasear a la playa o hacer una ruta de montaña. Ir con la unidad familiar, con los convivientes, a una casa rural no supone un incremento del riesgo de contagio. Lo único que está logrando con esta medida, de la que naturalmente es incapaz de dar respaldo científico porque no existe, es ahogar todavía más a un sector que lo está pasando verdaderamente mal”, argumentó. En esta línea, el portavoz parlamentario forista recordó que “en los presupuestos vigentes, fruto de la negociación con mi grupo parlamentario, hay partidas relevantes destinadas a promocionar y potenciar el turismo interior, y a colaborar con la desestacionalización del sector; así, y al igual que en otras Comunidades Autónomas, se ponen en marcha bonos turísticos para que los asturianos y asturianas puedan disfrutar del Principado en temporada media y baja”. No obstante, advirtió Pumares de que “si mantiene injustamente cerradas las casas rurales, de poco servirán las medidas destinadas a potenciar el sector. Naturalmente, la prohibición de facto de pernoctar fuera del domicilio con la unidad familiar tiene consecuencias en otros sectores relacionados con el turismo. Pregúntele, si no, a los representantes de los comercios de souvenirs que ayer estuvieron concentrados en la plaza de la Escandalera”. “Poco se puede decir de medidas como la prohibición de dejar trabajar a los guías de montaña o de hacer rutas a caballo”, prosiguió.

Mostrando los gráficos al Pleno, el dirigente forista manifestó que “Asturias tiene un Incidencia Acumulada a 14 días de 131, y Madrid de 183. Pero Madrid no aplica restricciones a hostelería ni comercio (solo el toque de queda), y Asturias lleva 9 meses abriendo, cerrando y restringiendo a hostelería y comercio”. Ante esta situación, dijo Pumares, “puesto que se tienen resultados similares, quizás sea hora de que abandone el marketing y se preocupe de qué cosas se hacen igual en ambas Comunidades Autónomas, en lugar de empecinarse en medidas que, a la luz de los datos, no ofrecen diferencias significativas”.

En su intervención, el dirigente de FORO Asturias no pasó tampoco por alto que el Presidente del Gobierno de Asturias utiliza “la excusa de la preponderancia de la cepa británica para explicar que las medidas no funcionan” y le pidió a Barbón que “el Gobierno asturiano debe aclararse: o la mala evolución epidemiológica del Principado se debe a la preponderancia de la variante británica o ésta se debe a que aquí existe una mejor detección”.

Intervención íntegra de Adrián Pumares en la Pregunta al Presidente: “¿Sigue considerando que los cierres perimetrales, el cierre de las casas rurales o la prohibición de hacer rutas con guías de montaña son medidas proporcionadas, avaladas por informes científicos y eficaces para frenar la expansión del coronavirus?:

“Gracias Presidente,

Gracias por su respuesta señor Barbón,

Evidentemente, tras discutir este asunto con usted en repetidas ocasiones no puedo decir que me sorprenda su respuesta. Pero me sucede como hace dos semanas cuando debatíamos con respecto al Plan de Vías: no me sorprende, pero desde luego sí que me decepciona.

Me decepciona porque está usted más pendiente de contarnos su relato, de buscar el aplauso fácil en redes sociales, que de tratar de explicar con claridad sus medidas; de mostrarnos no ya a mí, ni tan siquiera a esta Junta General, sino a la sociedad asturiana, que cuentan con respaldo científico. Usted me citó en una ocasión en esta Cámara su comité de expertos, pero actúa como si con eso ya bastara, como si no fuese necesario dar más explicaciones. Hay un comité, y ya está; peor sería que no lo hubiera, ¿no?

Usted se limita a decir que las medidas funcionan; solo le falta decir algo así como funcionan, y punto; funcionan, no me molesten más. Conviene recordar que ninguna de las medidas puestas en marcha desde el inicio de la pandemia fue votada en esta Junta General. Eso hace que la responsabilidad de las medidas sea exclusivamente de quien las toma. Es decir, exclusivamente suya.

En la pregunta le citaba tres cuestiones:

Por un lado, los cierres perimetrales. Basta con acudir a los diarios de sesiones de los plenos celebrados en esta Junta General para revisar los argumentos contrarios a los cierres perimetrales que le di tanto a usted como a su Consejero de Salud. Ya el pasado 20 de noviembre le decía, y cito: Le pido, señor Presidente, que una vez abierto el pequeño comercio permita la apertura de las ciudades, pues no es la movilidad el problema, está científicamente demostrado: no hay riesgo de contagio al ir a una playa, ir a una montaña, por observar la naturaleza. Densidad y no movilidad, señor Presidente.

El cierre de las casas rurales carece también absolutamente de justificación, señor Barbón. Sucede lo mismo que con ir a pasear a la playa o hacer una ruta de montaña. Ir con la unidad familiar, con los convivientes, a una casa rural no supone un incremento del riesgo de contagio. Lo único que está logrando con esta medida, de la que naturalmente es incapaz de dar respaldo científico porque no existe, porque usted no tiene un solo papel que entregar a esta Cámara en el que un científico ponga su firma a esa sinrazón, es ahogar todavía más a un sector que lo está pasando verdaderamente mal. En los presupuestos vigentes, fruto de la negociación con mi grupo parlamentario, hay partidas relevantes destinadas a promocionar y potenciar el turismo interior, y a colaborar con la desestacionalización del sector; así, y al igual que en otras Comunidades Autónomas, se ponen en marcha bonos turísticos para que los asturianos y asturianas puedan disfrutar del Principado en temporada media y baja. Pero si mantiene injustamente cerradas las casas rurales, de poco servirán las medidas destinadas a potenciar el sector. Naturalmente, la prohibición de facto de pernoctar fuera del domicilio con la unidad familiar tiene consecuencias en otros sectores relacionados con el turismo. Pregúntele, si no, a los representantes de los comercios de souvenirs que ayer estuvieron concentrados en la plaza de la Escandalera.

Poco se puede decir de medidas como la prohibición de dejar trabajar a los guías de montaña o de hacer rutas a caballo. La gran lección que puede aprender usted y su equipo de esta pandemia es que ser más estricto que los demás no implica gestionar mejor. Es más, tiene consecuencias de las que, le repito, USTED es el único responsable.

Señor Presidente, esta gráfico muestra la evolución de la pandemia en el Principado de Asturias, Navarra, Cantabria y Castilla y León. Le tengo aquí también la de Madrid, más pequeñita, para que pueda observar cómo la evolución es similar en todos los casos. En Navarra, sin cierres perimetrales presidente. En Madrid, con el coladero que supone el Aeropuerto de Barajas como consecuencia de la inacción del Gobierno de España, y sin tener en cuenta la densidad de población, la situación es muy similar a la que hay en Asturias. Me centro únicamente en los datos; el marketing y el relato se lo dejo a usted, Presidente, que le gustan más.

Sí, señor Barbón, Asturias tiene un Incidencia Acumulada a 14 días de 131, y Madrid de 183. Pero Madrid no aplica restricciones a hostelería ni comercio (solo el toque de queda), y Asturias lleva 9 meses abriendo, cerrando y restringiendo a hostelería y comercio. Puesto que se tienen resultados similares, quizás sea hora de que abandone el marketing y se preocupe de qué cosas se hacen igual en ambas Comunidades Autónomas, en lugar de empecinarse en medidas que, a la luz de los datos, no ofrecen diferencias significativas.

En relación a su utilización de la excusa de la preponderancia de la cepa británica para explicar que las medidas no funcionan, le pido que se aclare. Entre otros, su experto de cabecera, el señor López Acuña, afirma que la clave es la vigilancia epidemiológica que se está realizando y el trabajo de serotipación que se está realizando. Es decir, no es que en otros lugares la variante británica no esté tan extendida, sino que se analizan menos muestras para detectarla.

Termino Presidente: usted no puede seguir defendiendo estas medidas, al igual que el Gobierno de España tiene que dejar de hacer el espantoso ridículo de justificar que un francés pueda venir a emborracharse en las calles de Madrid mientras un cántabro no puede cruzar a Ribadesella a ver a su familia. Ponga un poco de cordura en el surrealismo en el que ha degenerado esta ‘cogobernanza’ que sólo llega a ‘sálvese quien pueda’, y convierta Asturias en una Comunidad Autónoma cabal, no en el plató de los mayores sinsentidos de esta pandemia. Es exclusivamente su responsabilidad”.

Te puede interesar...