Adrián Pumares: “Desde FORO Asturias volvemos a reclamar a la Consejera de Educación ampliar el contrato de los 754 docentes contratados para hacer frente a la situación ocasionada por la COVID-19, evitando que sean despedidos y prolongando sus contratos durante el verano”

por Comunicación Foro
  • “Mientras la Ministra de Educación llama a ‘no prescindir de esos recursos adicionales’, el Gobierno del Principado de Asturias opta por ‘no mantener el esfuerzo del curso pasado’”

  • “Además de abandonar definitivamente la semipresencialidad, que tanto ha perjudicado al alumnado y dificultado alcanzar los objetivos curriculares, el próximo curso deben destinarse recursos adicionales para paliar los posibles déficits educativos ocasionados por la pandemia”

  • “Seguimos sin saber cómo se va a subsanar la situación de casi 200 estudiantes que han visto cómo han perdido un curso sin tener los apoyos intensivos singulares a los que tienen derecho”

  • “Mientras que la Consejería de Educación carece de planificación y visión a largo plazo, nuestro sistema educativo exige una apuesta decidida por la excelencia y la digitalización”

01.06.2021 (Oviedo).- El secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, se mostró hoy muy crítico con la gestión en la Consejería de Educación durante la primera parte de esta legislatura y advirtió de que “el Presidente del Principado es tan responsable como la Consejera Carmen Suárez de la nefasta gestión de la educación asturiana”. Para revertir esta situación, el dirigente forista volvió a reclamar a la Consejera de Educación “ampliar el contrato de los 754 docentes contratados (de ellos, 473 corresponden a la enseñanza pública y 281 a la educación concertada) para hacer frente a la situación ocasionada por la COVID-19, evitando que sean despedidos y prolongando sus contratos durante el verano”.

Adrián Pumares durante la interpelación urgente a la Consejera de Educación en el Pleno de la Junta General.

“Mientras la Ministra de Educación llama a ‘no prescindir de esos recursos adicionales’, el Gobierno del Principado de Asturias opta por ‘no mantener el esfuerzo del curso pasado’”, criticó Pumares, que también reprochó a la Consejera que “con esta decisión se sitúan entre las Comunidades Autónomas que, en palabras de la Ministra Celaá, no harán prevalecer la importancia de la educación”. Por este motivo, el portavoz forista recordó a Carmen Suárez que la Ministra defendió que “para prevenir el abandono es necesario reforzar”, así como que los recursos transferidos a las autonomías “serán equivalentes a los del año pasado”.

Entre las exigencias que el diputado de FORO Asturias trasladó a la Consejera se contó también que “además de abandonar definitivamente la semipresencialidad, que tanto ha perjudicado al alumnado y dificultado alcanzar los objetivos curriculares, el próximo curso deben destinarse recursos adicionales para paliar los posibles déficits educativos ocasionados por la pandemia”.

Otra de las preocupaciones que Pumares trasladó a Carmen Suárez es que “seguimos sin saber cómo se va a subsanar la situación de casi 200 estudiantes que han visto cómo han perdido un curso sin tener los apoyos intensivos singulares a los que tienen derecho”. Para el diputado de FORO Asturias, “el Gobierno de Asturias tardó muchos días en decidir que no recurrirían la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, lo que deja claro que buscaron recovecos legales para mantener esa situación, y seguir haciendo un recorte soterrado y que la Administración educativa del Principado de Asturias siga retrocediendo en inclusión educativa”. Por ello, el dirigente forista exigió “celeridad” para “subsanar de inmediato la situación de estos alumnos”.

El portavoz forista concluyó su interpelación ante el Pleno abogando por un “cambio de paradigma educativo” tras afirmar que “mientras que la Consejería de Educación carece de planificación y visión a largo plazo, nuestro sistema educativo exige una apuesta decidida por la excelencia y la digitalización”. “Tan importante como los recursos es la planificación, y partimos de una situación con numerosas carencias: graves lagunas en lo referente a la privacidad de los usuarios, carencias en la formación del profesorado, incumplimientos de las aplicaciones y entornos digitales con las necesidades de accesibilidad o funcionalidad, la situación en que se encuentran tanto los centros educativos como sus equipos informáticos, etc…”, evidenció el diputado. En el turno de réplica, Pumares, que quiso dejar claro que “bajo ningún concepto el próximo curso escolar puede ser considerado como un año normal, puesto que contamos con múltiples carencias como consecuencia de la COVID-19 y de la nefasta gestión del Gobierno asturiano”, hizo hincapié en que “la Consejería de Educación debe apostar de manera decidida por la excelencia y la digitalización, así como paliar cualquier posible déficit formativo originado por la pandemia y la semipresencialidad”.

Relacionados