Adrián Pumares: “Se acaba el estado de alarma y Adrián Barbón, en lugar traer a la Cámara legislación para afrontar este escenario, se limita a resignarse, como hace siempre con las decisiones que toma el Gobierno de Sánchez”

por Comunicación Foro

“Si Barbón pretende erigirse en defensor de las instituciones asturianas, debería defender al Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, al que se ningunea retirándole la última palabra sobre las restricciones que la propia Moncloa le encasquetó el año pasado”

“Si en octubre el Presidente del Principado de Asturias no podía confinar perimetralmente tampoco lo puede hacer ahora, independientemente de lo grande o pequeño que sea el perímetro”

“Comprométase ante esta Cámara a que sin cumplir garantías constitucionales de los artículos 55 y 116, no se volverán a limitar derechos fundamentales de los asturianos y asturianas, porque de lo contrario el diario de sesiones certificará que tenemos un grave problema”

05.01.2021 (Oviedo).- El secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, preguntó hoy en el Pleno de la Junta General al Presidente del Principado acerca de “qué medidas restrictivas de derechos fundamentales va a adoptar, y sobre qué fundamento legal, una vez decaiga la declaración del estado de alarma y Adrián Barbón deje de ser Autoridad Delegada del Gobierno de la Nación”. En su intervención, el diputado forista quiso dejar claro que “esta pregunta que hago hoy no trata sobre cuestiones epidemiológicas, sino que trata acerca del cumplimiento del Estado de Derecho, que hemos prometido respetar”, y reprochó al Presidente del Principado que “se acaba el estado de alarma y Adrián Barbón, en lugar traer a la cámara legislación para afrontar este escenario, se limita a resignarse, como hace siempre con las decisiones que toma el Gobierno de Sánchez”.

El dirigente forista lamentó la situación en la que queda el Tribunal Superior de Justicia de Asturias como consecuencia de las decisiones tomadas por el Gobierno de España, y afirmó en la Junta General que “si Barbón pretende erigirse en defensor de las instituciones asturianas, debería defender al Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, al que se ningunea retirándole la última palabra sobre las restricciones que la propia Moncloa le encasquetó el año pasado”.

El portavoz de FORO Asturias explicó que “si en octubre el Presidente del Principado de Asturias no podía confinar perimetralmente tampoco lo puede hacer ahora, independientemente de lo grande o pequeño que sea el perímetro”. En este sentido, Pumares explicó que “los derechos de la ciudadanía no se vulneran en función de si se toman sobre un país, una comunidad autónoma, un concejo, una localidad o un área sanitaria”, y preguntó a Barbón: “¿Dónde está la ley de Salud Pública? ¿Dónde está la legislación de pandemia que prometió Pedro Sánchez hace un año? ¿Dónde está la protección de los derechos fundamentales que exige la Constitución? ¿En la chapuza de Real Decreto-Ley de ayer?”.

Pumares finalizó su intervención exigiendo a Barbón “comprométase ante esta Cámara a que sin cumplir garantías constitucionales de los artículos 55 y 116, no se volverán a limitar derechos fundamentales de los asturianos y asturianas, porque de lo contrario el diario de sesiones certificará que tenemos un grave problema”.

Intervención íntegra de Adrián Pumares en el turno de Preguntas al Presidente del Pleno de la JGPA:

“¿Qué medidas restrictivas de derechos fundamentales va a adoptar, y sobre qué fundamento legal, una vez decaiga la declaración del estado de alarma y usted deje de ser Autoridad Delegada del Gobierno de la Nación?”

Gracias, señor Presidente, y gracias señor Barbón por su respuesta.

Parece que hay que registrar preguntas parlamentarias para que usted y su Gobierno convoquen ruedas de prensa e informen a la sociedad asturiana de según qué cosas. Será una coincidencia, no lo dudo, pero no es la primera vez que coincide un turno de preguntas al Presidente y una rueda de prensa, el día anterior, en la que se ventilan cuestiones parecidas. Insisto en que creo que es una coincidencia porque de lo contrario sería la apoteosis del desprecio a esta Cámara que usted, como Autoridad Delegada del Gobierno en el estado de alarma, lleva demostrando con sus CERO comparecencias ante la sede de la voluntad popular asturiana para informarnos, como representantes legítimos que somos, de lo que ha hecho con esa autoridad desde hace seis meses. Eso también es democracia.

Bien, la pregunta que respondió usted ayer en rueda de prensa no parece baladí, al albur de sus propias declaraciones. Su Gobierno anunció ayer que decaen las medidas más restrictivas de derechos fundamentales, como son el toque de queda, la prohibición de reuniones y los cierres perimetrales, que en esta Comunidad Autónoma se adoptaban mediante Decretos del Presidente del Principado, en su calidad de autoridad competente delegada del Gobierno de España. Y la primera pregunta que hay que hacer: ¿es usted consciente de que los derechos fundamentales no pueden limitarse de cualquier manera?

Y es que, señor Barbón, déjeme que centre este debate: esto no es una pregunta epidemiológica. No es una cuestión de salud pública. Esta pregunta que le hago no va de pandemia, va de Estado de Derecho, el que usted y yo, como poderes públicos, hemos prometido respetar.

Me va a permitir que haga un poco de hemeroteca. Usted firmó una carta al Gobierno de España en el mes de octubre en la que pedía la declaración del estado de alarma porque usted (ni usted, personalmente, ni su Gobierno) no tenía competencias para cerrar esta Comunidad Autónoma, ni para cerrar los municipios de Gijón, Oviedo y Avilés, ni para el toque de queda.

Esa era la verdad incontestable que nos contaron entonces (insisto, no a esta Cámara, ante la que usted lleva sin ofrecer una comparecencia desde abril del año pasado). Que sin estado de alarma no se podía. Que sin estado de alarma era el caos. Y no sólo lo declararon: es que forzaron al Congreso una prórroga por seis meses, lo que es abiertamente inconstitucional, con la excusa de que o alarma, o caos, o virus, o muerte. Ese fue su mensaje entonces.

Y aquí estamos transcurridos esos seis meses. Y se acaba el estado de alarma y usted se resigna, como hace con todas las decisiones del Gobierno de Sánchez en el que es obvio que no tiene usted la menor influencia. Y se resigna a adoptar medidas camufladas, pero medidas que en su momento eran imposibles sin estado de alarma. ¿qué pasa, señor Barbón, que los derechos de unos pocos sí se pueden suspender, pero los de muchos no? ¿Qué cree usted que separa los derechos de los habitantes de un barrio o de una localidad, de los de todo el Principado? ¿Qué va a hacer usted para protegerlos?

¿Dónde está la ley de Salud Pública, señor Presidente? ¿Dónde está la legislación de pandemia que prometió Pedro Sánchez HACE UN AÑO? ¿Dónde está la protección de los derechos fundamentales que exige la Constitución? ¿En la chapuza de Real Decreto-Ley de ayer? Me va a perdonar, pero no. Y, de hecho, si usted pretende erigirse en defensor de las instituciones asturianas, defienda al Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, que es una más, y a la que ha ninguneado la Moncloa, retirándole la última palabra sobre las restricciones que la propia Moncloa le encasquetó el año pasado.

Mire, señor Barbón, ustedes tienen que dejar de gobernar en pandemia como si el Estado de Derecho fuera una cosa que se puede retorcer hasta lo inverosímil. Y sobre todo, tienen que dejar de tratar a la gente como a menores de edad. Si usted en octubre no podía confinar perimetralmente, da igual lo grande o pequeño que sea el perímetro, no lo puede hacer ahora. Pregúntele por qué a Pedro Sánchez, que debe de pensar que esto ya no va con él y en lugar de aprobar proyectos de Ley está ocupado estrellando al PSOE de Madrid, que ya ni tan siquiera es alternativa de gobierno, con su campaña monclovita. Pero si usted no pudo entonces tomar las medidas que pretende seguir adoptando desde el lunes, no debería poder ahora. Esto no es negacionismo de la pandemia, es afirmacionismo del estado de derecho. No intente confundir a la sociedad, porque tras un año de pandemia ya sabemos lo que hay.

Así que respóndame, señor Barbón, sin marketing, sin relato, sin excusas: ¿dónde está la legislación que le habilita para seguir restringiendo los derechos fundamentales? Y si no está, comprométase ante esta Cámara que le dio la confianza para gobernar: sin cumplir garantías constitucionales de los artículos 55 y 116, no se volverán a limitar derechos fundamentales de los asturianos y las asturianas. Ese es el único compromiso que importa al estado de derecho. Y si no puede hacerlo, entonces el diario de sesiones certificará que tenemos un problema”.

Relacionados