Los españoles continuamos alejados del objetivo de la inmunidad de grupo contra la COVID-19

por Comunicación Foro
  • Oblanca: “Hoy España sigue dependiendo de la capacidad de producción vacunal y de los criterios comunitarios de reparto de dosis, sin que el Gobierno haya tomado ejemplo de otros países”

  • “Se mantiene la opacidad en los datos sobre una pandemia a cuyo combate llegamos muy tarde por la dejadez del Ejecutivo”

  • “Sánchez dio por vencido al virus hace un año, en un acto de irresponsabilidad sin parangón en el mundo”

  • “Los españoles continuamos alejados de los objetivos de inmunidad de grupo que la propaganda del propio Gobierno se marcó para finales del verano”

16.06.2021 (Madrid).- El diputado de FORO Asturias en el Congreso de los Diputados intervino ayer durante el debate de la Moción Consecuencia de Interpelación del Grupo Parlamentario VOX, sobre las medidas que adoptará el Gobierno para garantizar una vacunación efectiva, segura e igualitaria para todos los españoles antes del verano.

Oblanca criticó que el Gobierno no haya tomado ejemplo de otros países que “han negociado por su cuenta para acelerar el ritmo de vacunación a su población”, y que siga “dependiendo de la capacidad de producción vacunal y de los criterios comunitarios del reparto de dosis”.

El diputado nacional de FORO Asturias continuó criticando que “se mantenga la opacidad en los datos sobre una pandemia a cuyo combate llegamos muy tarde por la dejadez del Ejecutivo”, y reprochó a Pedro Sánchez que “haya dado por vencido el virus hace un año, en un acto de irresponsabilidad sin parangón en el mundo”.

Para concluir su intervención, Oblanca dijo “los españoles continuamos alejados de los objetivos de inmunidad de grupo que la propaganda del propio Gobierno se marcó para finales de verano” y pidió “medidas que respondan a prioridades irrenunciables para instar a corregir el rumbo incierto con el que continúa la gestión del Gobierno en torno al coronavirus”.

 

INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DEL DIPUTADO NACIONAL DE FORO ASTURIAS, ISIDRO MARTÍNEZ OBLANCA, DURANTE EL DEBATE DE LA MOCIÓN CONSECUENCIA DE INTERPELACIÓN SOBRE  LAS  MEDIDAS  QUE  VA  A  ADOPTAR  EL  GOBIERNO  PARA GARANTIZAR UNA VACUNACIÓN EFECTIVA, SEGURA E IGUALITARIA PARA TODOS LOS ESPAÑOLES ANTES DEL VERANO:

“La interpelación urgente del Grupo Parlamentario VOX a la ministra de Sanidad destapó algunas de las  numerosas  tropelías  del  Gobierno  de  Pedro  Sánchez  a  cuenta  de  la  pandemia  del  COVID-19  y,  singularmente,  de  la  campaña  de  vacunación,  sobre  la  que  recuerdo  que  está  aprobada  por  esta  Cámara desde hace tres meses una comisión de investigación que ha permanecido en el limbo hasta hoy, día en el que la Mesa ha activado la puesta en marcha de un órgano que va a dedicarse sobre todo a  buscar  responsabilidades  políticas  entre  la  oposición,  porque  aquí  los  amigos  de  la  Inquisición  2.0  solamente  se  afanan  en  investigar  cuando  se  trata  de  incomodar  y  atacar  a  la  oposición.  Que  nadie  espere que se vaya a sacar nada en limpio del examen del proceso de vacunación en el que España está inmersa, al igual que todo el mundo; no, aquí lo que buscarán es depurar las responsabilidades políticas de la oposición, porque, así se está escribiendo la historieta parlamentaria investigadora en esta XIV Legislatura.

Señorías,  el  Gobierno  irrumpe  todos  los  días  con  valoraciones  sobre  la  vacunación  de  las  que  se  atribuye el mérito cuando son positivas, pero cuando son cuestionadas por la opinión pública echa la culpa a las farmacéuticas o atribuye el 1X2 de AstraZeneca a las confusas y controvertidas interpretaciones de algunos portavoces del Agencia Europea del Medicamento, como si el criterio científico de los españoles no fuese suficientemente solvente. La realidad hoy es que España continúa dependiendo de la capacidad de producción vacunal y de los criterios comunitarios de reparto de las dosis, sin que el Gobierno haya tomado ejemplo de otros países que han negociado por su cuenta para disponer de más dosis y acelerar el ritmo de vacunación completa de su población, lo que están logrando. Asimismo, también se mantiene el caos en los datos sobre una pandemia a cuyo combate llegamos muy tarde por la dejadez de un Ejecutivo que por boca de su presidente dio  por  vencido  al  virus  hace  un  año  en  un  acto  de  irresponsabilidad  sin  parangón  en  el  mundo.

Por  supuesto,  el  señor  Simón  sigue  en  su  línea  habitual  como  si  tal  cosa,  con  sus  chascarrillos  y  sus  comentarios desacertados. Ayer conocimos otra de sus preferencias al proclamar que no es lo mismo que fallezca una persona de 95 años que una de 20. ¿Qué será lo próximo? ¿Tal vez reconvertir a la población sobrante en galletas Soylent Green, al estilo de la película Cuando el destino nos alcance? El objetivo de un  buen  Gobierno  es  que  no  fallezca  nadie,  pero  ¿qué  podemos  esperar  del  profeta  que  auguró  que  España no iba a tener más allá de algún caso diagnosticado? Ahí sigue el fenómeno, casi un año y medio después, dando doctrina. Ahí sigue haciendo y diciendo de las suyas el portavoz de emergencias sanitarias de  un  Gobierno  que  mantiene  maquilladas  las  cifras  de  mortalidad  de  las  residencias  de  ancianos.

Una vez más quiero reiterar que los españoles continuamos alejados de los objetivos de inmunidad de grupo  que  la  propaganda  del  propio  Gobierno  se  marcó  para  finales  del  verano  que  está  a  punto  de  comenzar. Tal y como formulé aquí al reclamar al Gobierno un plan nacional de vacunación, hoy vuelvo a resaltar su necesidad a la vista de la variopinta aplicación de las medidas dependiendo de la comunidad autónoma donde se habite, lo que ha desembocado en situaciones contradictorias producto de un estado de alarma inconstitucional. Señorías, no quiero desaprovechar mi paso por la tribuna para recordar, igual que ha hecho la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, que los enfermeros son los garantes de los avances en la campaña de vacunación contra el COVID-19 con mucho esfuerzo, mucha dedicación, jornadas interminables en los lugares de inoculación sin una sola incidencia reseñable en millones de actuaciones de enfermería. Es momento de pedir a las administraciones que no se olviden del personal de enfermería a la hora de renovar contratos, actualizar salarios, mejorar condiciones laborales y reconvertir los multitudinarios aplausos de la sociedad en el objetivo de tener la ratio de enfermería que España necesita alcanzar cuanto antes conforme a la ley que se está tramitando aquí en el Congreso.

En definitiva, votaré favorablemente los doce puntos de esta iniciativa parlamentaria que ha defendido con su acreditada solvencia el señor Steegmann Olmedillas, porque todos ellos responden a prioridades irrenunciables para instar a corregir el rumbo incierto perpetrado en torno al coronavirus con una gestión de la ni siquiera se realizó una autoevaluación, probablemente para que la opacidad y la desinformación impidan que los españoles sepan del comportamiento infausto del Gobierno de Pedro Sánchez en esta gravísima crisis sanitaria del COVID-19.

Muchas gracias, señor presidente”.

Te puede interesar...