FORO Asturias logra el apoyo del Pleno para la puesta en marcha de un servicio de apoyo a personas mayores para la realización de gestiones y trámites electrónicos de todas las administraciones

Montserrat López Moro: “No podemos perder esta ocasión de minorar esta brecha digital a través de la dotación de medios, materiales y humanos, que toda administración debe poner al servicio de la ciudadanía, máxime cuando los afectados forman parte de un colectivo especialmente vulnerable”

por Comunicación Foro

La concejala de FORO Asturias en el Ayuntamiento de Gijón, Montserrat López Moro, ha defendido hoy en el Pleno una Proposición para la puesta en marcha de un Servicio de Ayuda en Tramitación Electrónica, especialmente dirigido a personas mayores, que preste un servicio de acompañamiento y ayuda en la realización de trámites electrónicos de todas las Administraciones, dotado con el personal necesario para la realización de estas labores y las conexas que se puedan encomendar. La Proposición ha recibido los votos a favor de todos los grupos municipales, salvo de PSOE e IU, que se han abstenido.

En su primera intervención, López Moro ha confiado en recibir el apoyo del resto de los grupos municipales a su Proposición, dado que son “reivindicaciones esenciales y, lo que es más importante, se trata de ser agradecidos, empáticos y justos con nuestros mayores”.

La edil forista se ha referido a la conocida como ‘brecha digital’ y ha sugerido que se involucre a los jóvenes en el apoyo a las personas mayores para reducirla. “A esa soledad emocional (y de la que existe, como en casi todas las esferas, una nueva brecha que afecta con mayor decisión a las mujeres) hay que añadir una de sus vertientes más duras que podemos denominar “soledad tecnológica” y que se traduce en la impotencia que genera la falta de acceso al más básico de los trámites por las complicaciones que para este colectivo supone el acceso a las nuevas tecnologías.

Según la edil forista, “el Ayuntamiento de Gijón/Xixón debería dar prioridad a las personas mayores; estamos obligados a poner a su disposición los medios materiales y sobre todo humanos para evitar que tengan que realizar grandes colas para poder realizar trámites administrativos teóricamente sencillos (y muchos de los cuales ni tan siquiera se pueden efectuar de manera presencial), hemos de ofrecerles un trato especial y preferencial de modo que cuenten con el apoyo y la colaboración  de personal técnico, evitando o venciendo con ello esa gran barrera que supone la digitalización ampliamente considerada para quienes no crecieron en este escenario gobernado por las nuevas tecnologías.

Cuando se habla de ciudad amigable, una de las esencias de este término la constituye el acceso a los servicios municipales (también a otros fundamentales como es, por ejemplo, el trato con las entidades bancarias) garantizando un trato personal, respetuoso, paciente y amable con aquellas personas que padecen el señalado déficit de acceso y conocimiento. En este sentido ya son varios los ayuntamientos en España que garantizan el acceso de este colectivo a los servicios municipales con las indicadas garantías y que incluso han firmado convenios con entidades financieras y bancarias que incluyen cláusulas por las que se comprometen a prestar un horario especial individualizado para el colectivo de personas mayores de 65 años y en el que contarían con el apoyo prestado por la administración local. Hay que tener presente, asimismo, que el impedimento no afecta por igual a todas las personas que integran este colectivo, existiendo personas que con un simple apoyo técnico podría realizar sus propios trámites administrativos y otras que necesitan dicho apoyo al 100% para ejecutar el más sencillo de los trámites”.

“En definitiva, -ha dicho- se impone una propuesta más amigable para los mayores, que incluya oportunidades de formación, diseños accesibles, trámites simplificados y, por encima de ello, lo que aquí se invoca, un servicio de ayuda que incluya no solamente algo tan simple y a la vez eficaz como poder consultar todo tipo de dudas por teléfono, sino el propio acompañamiento personal a la hora de efectuar este tipo de gestiones y trámites”.

La edil forista ha expresado su agradecimiento “por la altura de miras que han mostrado los grupos municipales a la hora de apoyar tan justa demanda y, como apuntaba en mi inicial exposición, una vez aprobada la propuesta, sí me gustaría enunciar unas líneas esenciales que podrían contribuir a su más eficaz desarrollo tratando de involucrar a otro colectivo, como es el de los jóvenes, quienes vienen sufriendo asimismo aunque en distinta esfera, el abandono de la administración y, a través de estas medidas, pueden ayudar y ser ayudados”.

“Nuestros jóvenes o la inmensa mayoría de estos son lo que se denominan “nativos tecnológicos”, cuentan con una capacidad casi innata para desenvolverse y afrontar con éxito cualquier trámite digital, no en vano han crecido en una era gobernada por las nuevas tecnologías. ¿Qué puede existir más justo, gráfico, ético y estético que la colaboración intergeneracional? Este concepto ya se aplica en varios centros asistenciales y residencias geriátricas en las que jóvenes y personas mayores comparten espacio y conocimientos y se retroalimentan de sus diversas experiencias: unas persona de avanzada edad tienen mucho que enseñar a un joven, pero del mismo modo un joven puede ayudar de infinitas maneras a una persona mayor y una de ellas es prestándole esa asistencia tecnológica que para él es innata y para la generación de sus abuelos poco menos que inabarcable.

Nos parece una conjunción perfecta, una simbiosis que colma las aspiraciones de ambos colectivos: la juventud se alimenta de las experiencias de vida que aporta la persona mayor y ésta ve cómo un joven también puede aportar otro tipo de conocimiento del que ellos fueron privados.

Incluso dando un paso más, se podrían efectuar experiencias piloto a medio de convenios con justicia o instituciones penitenciarias de manera que el cumplimiento de los denominados trabajos en beneficio de la comunidad por parte de quienes han sido condenados por algún tipo de delito pueda efectuarse a través de este tipo de asistencias, al igual que se asiste a charlas de concienciación sobre violencia doméstica y de género o educación vial”.

En definitiva, la concejala de FORO Asturias ha concluido diciendo que “no podemos perder esta ocasión de minorar esta brecha digital a través de la dotación de medios, materiales y humanos, que toda administración debe poner al servicio de la ciudadanía, máxime cuando los afectados forman parte de un colectivo especialmente vulnerable”.

Relacionados