Mitos y leyendas sobre las pegatinas de los coches

Por Pelayo Barcia Castañón, en La Nueva España

por Comunicación Foro

Estos días hemos visto cómo el Gobierno local y sus adláteres tratan de escurrir el bulto sobre el caos creado con las pegatinas de los coches diciendo que es cosa de Europa o de las leyes estatales, para dar a entender que no es una ocurrencia suya. Igualmente, por redes sociales, circulan vídeos sobre vehículos públicos sin pegatina que les están haciendo mucho daño, y por eso, también tratan de contraprogramar diciendo que estos vehículos no tienen obligación de llevar el distintivo. Vamos a desmitificar estas excusas y demostrar que esto es únicamente responsabilidad del Gobierno municipal.

«La obligación de llevar pegatina viene impuesta por legislación comunitaria”. Es falso. Algunos países tienen sus propias pegatinas que se otorgan por criterios distintos de emisiones. Por ejemplo, en Alemania existe una pegatina que incluye a vehículos diésel de 1997, vehículos que España no tendrían derecho a ella. Además, la inmensa mayoría de países de la Unión no las tienen, solamente existen en Alemania, Austria, Dinamarca y Francia. Si fuese norma europea sería igual en todo el territorio comunitario y no es así.

«La obligación de llevar pegatina viene impuesta por la Ley española de Cambio Climático y Transición Energética”. Otro falso mito. Esta ley dicta que antes de 2023 los municipios de más de 50.000 habitantes deberán crear zonas de bajas emisiones y controlar el acceso, circulación y estacionamiento en función de la clasificación ambiental de los vehículos, pero en ningún caso se dice cómo hacerlo. La opción que ya se está poniendo en marcha en algunos ayuntamientos es el control mediante cámaras, ya que simplemente leyendo la matrícula de un vehículo se sabe su calificación ambiental. Así pues, las pegatinas son una opción superflua, ya que no aportan más información que la que contiene la matrícula y así lo recalca la DGT.

El mejor ejemplo de lo que podría ser una Zona de Bajas Emisiones lo tenemos en Cimadevilla, donde durante años se llevan controlando los accesos mediante cámaras sin que existiese ninguna pegatina. Estas ZBE son áreas pequeñas delimitadas dentro de las ciudades, por lo que no hay ninguna obligación general derivada de esta ley. Si fuese una normativa nacional entraría en vigor en todo el país de manera simultánea, no antes en Gijón.

“Los vehículos públicos, Policía, ambulancias, camiones de la basura, autobuses, etcétera, están exentos de llevar pegatina”. También es falso. El artículo 11.1 de la Ordenanza obliga a que todos los vehículos la exhiban, si tienen derecho a ella. Y la disposición transitoria primera de la misma normativa dice que eso será obligatorio al año de su publicación (31 de mayo de 2021), sin existir ninguna excepción para nadie sobre este aspecto. Lo que sí pueden hacer algunos de estos vehículos es estacionar en la zona regulada cuando no tengan derecho a la pegatina. Por tanto, todo vehículo propiedad de la administración que no lleve pegatina, pudiendo llevarla, está cometiendo una infracción al igual que cualquier particular.

Relacionados