“La forma de peatonalizar de FORO Asturias son La Merced y Begoña, no el ‘cascayu’”

Entrevista a Jesús Martínez Salvador en La Nueva España

por Comunicación Foro

Con tres ediles, Jesús Martínez Salvador (Gijón, 1985) defiende que FORO “está liderando la oposición” al gobierno local del PSOE e IU y se muestra seguro de que las urnas provocarán un cambio. Batallar contra el “cascayu” del Muro ha sido punta de lanza de su acción política (pide hacerse en ese lugar la foto). Además, encabeza el único grupo municipal que rechazó de plano la fusión de las comandancias de la Guardia Civil de Gijón y Oviedo, ahora tumbada por el Tribunal Supremo.

–¿Cómo ve el fallo que anula la unificación de comandancias?

–Defendemos la comandancia de Gijón, con 80 años de historia y una hoja de servicios impecable. Ante esta fusión no se puede ser ambiguo, solo puedes estar a favor o en contra. Y nosotros siempre hemos estado en contra. La sentencia del Supremo argumenta que no se escuchó al Consejo de la Guardia Civil y que una fusión de comandancias se hace para hacer ajustes, y eso es recortar en seguridad en Gijón. No es un tema menor, como dijo la Alcaldesa, sino una consecuencia de no defender los intereses de la ciudad.

–El Ministerio del Interior defiende que seguirá adelante.

–Para eso deben reconocer que la fusión tiene una motivación: reajustar personal. Están en un callejón sin salida. Tienen dos opciones: desistir o reconocer que habrá un recorte de personal.

–Otra reciente sentencia es la del Muro, sobre la ilegalidad del “cascayu”.

–La sentencia es muy clara. Rotunda. Incontestable. Desmonta todas y cada una de las actuaciones del Ayuntamiento desde que en verano de 2020 decidió hacer esa intervención. Tanto en la falsa provisionalidad como con el incumplimiento flagrante del plan especial del Muro. Recurrir la sentencia es una huida hacia adelante, pero es tan clara que todo hace indicar que el TSJA irá en la misma línea. Puede que sea tanto el ridículo que quedará demostrado que el gobierno local está incapacitado para defender los intereses de Gijón. Han ligado su bandera al “cascayu”, pero a veces, es mejor rectificar que engordar la bola.

–¿Qué le parece el proyecto de reforma del Muro?

–Incumple más flagrantemente el plan especial que el “cascayu”. Seguimos defendiendo un Muro peatonal, sin coches en superficie, pero con un túnel por debajo para que puedan ir los vehículos. Y, si no, perfectamente se puede hacer un vial en cada sentido desde el centro hasta la rotonda del Piles y aumentar los espacios peatonales y mejorar las condiciones de los comerciantes. Todo es compatible, pero el gobierno local sigue empecinado.

–¿Siguen pensando en deshacer la peatonalización de la avenida del Molinón?

–Estéticamente el estado actual mejora la situación anterior, pero se ha provocado un perjuicio superior a las zonas verdes que se han ganado. Este es un proyecto de lucimiento personal de un gobierno que ha eliminado una vía que unía el centro y el este con fluidez, generando atascos y molestias a todos los vecinos de las calles adyacentes.

–¿El doble sentido en doctor Fleming no es una solución?

–Creemos que no. No llega a paliar los efectos de lo otro. Y a eso sumamos la pérdida de aparcamientos. En Foro no nos oponemos a las peatonalizaciones, sino a las chapuzas. El modelo de Foro es de las calles de La Merced y Begoña. No el “cascayu”, ni Ruiz Gómez ni Caridad.

–¿Confían en parar la ordenanza de movilidad?

–Tiene los mismos errores que permitieron tumbar las de Madrid y Barcelona. Somos optimistas ante el pronunciamiento del TSJA. Pero el Ayuntamiento no lo ha puesto fácil, ha demorado la entrega de toda la documentación a los jueces.

–¿Habrá nuevo convenio del plan de vías este mandato?

–No tenemos ninguna esperanza. En su día dijimos que lo único que podía hacer Ana González es dejar la ciudad como la encontró, con un convenio firmado, pero me temo que ni siquiera será capaz de eso. Trabajan en un protocolo que no sabemos qué es. Es quizás la actuación más reprochable de este gobierno.

–El Bibio, cerrado por obras.

–La Alcaldesa se dio cuenta de que su decisión, en caliente, de poner fin a los toros era ilegal. Estaba abocada a la prevaricación y encontró en las obras la única forma de salirse con la suya. El informe que sustenta esas obras no tiene el rigor suficiente, pero da unas soluciones que se podrían haber hecho de forma rápida y económica. Esto es una mentira más de la Alcaldesa. Si Foro vuelve al gobierno y los gijoneses mantienen su afición a la tauromaquia, volverá a haber feria.

–¿Apoyarán la modificación presupuestaria de ocho millones?

–Incluye temas tan dispares como la ayuda humanitaria a Ucrania, pagar facturas del año pasado y obras futuras. Foro votará en contra. No caeremos en este chantaje.

–¿Ha visto cambios con la nueva dirección del PSOE de Gijón?

–A la nueva ejecutiva le ha faltado tiempo para respaldar cada una de las actuaciones del gobierno.

–¿Ve a Ana González como candidata en 2023?

–Lo que veo es que no va a ser la próxima alcaldesa de Gijón. Da igual si es ella u otra persona, el proyecto del PSOE es el mismo. Los gijoneses han aprendido que en las próximas elecciones el voto debe ser en clave local, votando el mejor proyecto que defienda los intereses de la ciudad y no a alguien que apoye la pérdida de la comandancia o que pida a Madrid rebajar proyectos.

–¿Usted será candidato?

–Nosotros gobernamos ocho años, para todos y sin enfrentamientos constantes, y ahora con tres concejales estamos liderando la oposición. ¿Candidato? Siento el respaldo de los compañeros y estoy animado a presidir Foro Asturias en Gijón.

–Pero continúa el rumor a pie de calle de Carmen Moriyón volverá a presentarse.

–(Risas). No sé si es un rumor, pero es cierto que Gijón echa de menos a Carmen Moriyón. Y todos los que hemos sido compañeros seguimos aprendiendo de ella. Siempre estará presente en Foro.

–¿Están abiertos a ir en coalición con alguien?

–Foro es el único partido que tiene experiencia en la gestión. Hay partidos que hablan de bajar impuestos, pero que cuando gobiernan, los suben. Nosotros en Gijón bajamos el IBI, el agua o los catastrales. Pero, cuando llegue el momento, estaremos en el lugar que garantice un cambio de gobierno en Gijón.

–Eso pasaría por entenderse con el PP, con el que tienen tensiones evidentes.

–No pactamos por nombres de partidos ni de personas, pactamos políticas. Ponemos la mano en el fuego por que no iremos en contra de nuestro ideario. Gijón no puede ser un laboratorio de políticas de extremos. Lo estamos viviendo ahora, con un gobierno de extrema izquierda. Nunca estaremos en un gobierno que se sitúe en los extremos.

–¿Vox es una línea roja?

–Lo importante es lo que pactes y no con quién. Todos los representantes elegidos democráticamente tienen el mismo derecho a hablar, negociar y pactar.

Relacionados