Adrián Pumares: “El mayor problema que tiene Asturias hoy se llama PSOE y el primer cambio que necesita el Principado es el de Presidente”

“Tenemos que sublevarnos y buscar esa alternativa frente a Barbón para evitar que el Principado de Asturias siga cayendo en la irrelevancia en Madrid, que es el mayor lastre que tenemos en esta Comunidad Autónoma porque los dos grandes partidos se dedican a gobernar desde la capital de España”

por Comunicación Foro

“Desde FORO Asturias tenderemos la mano a la sociedad asturiana para ser parte de la solución”

“Hace nueve años escuchábamos al Presidente Fernández decir que iba a copiar las políticas demográficas de Galicia; hoy, Galicia tiene una Ley y en FORO Asturias ya no tenemos más aire en los pulmones para pedirle que la copie”

“Salvo que la COVID contagie también a los derechos de las personas, no existe justificación para que su Consejo de Gobierno no haya aprobado todavía el Proyecto de Ley de garantía de derechos de las personas LGTBI”

“Respecto a la ‘Agenda para el Cambio’, Carmen Moriyón y yo presentamos una auténtica ‘Agenda para el Cambio’ con las bases para la reconstrucción y el futuro de Asturias y digo ‘reconstrucción’ porque la destruyeron ustedes”

“La llegada de Teresa Ribera al Gobierno de España ha implicado un ataque frontal al Principado de Asturias: la política energética de este Gobierno Central nos está llevando a un callejón sin salida o con la única salida de convertir el Principado de Asturias en un parque temático verde para los fines de semana”

No dijo ni mu de la exigencia de la UE para que la Alta Velocidad no se quede en Lena y llegue a Gijón en las vías de ancho europeo porque a los socialistas de Asturias les importa poco y el Gobierno de Asturias no se va a levantar en la defensa de sus intereses”

“El campo asturiano no puede más. Estamos viendo cómo se incrementaron el número de sacrificios de vacas de leche por no poder hacer frente al incremento de los costes; hay una regulación absurda”

“Quien ha pedido la reprobación del Consejero de Salud no hemos sido un grupo parlamentario sino los propios médicos que han estado en primera línea contra la pandemia y no pueden seguir por este camino”

“La Estación Intermodal de Gijón, el Plan de Gestión del Lobo, la cobertura íntegra del territorio en banda ancha, la integración de los municipios rurales en el Consorcio de Transporte y el Plan de Comunicación rural son las mismas promesas que se repiten, tres años después”

“Esas leyendas urbanas que ya se cuentan por decenas de miles viven hoy fuera del Principado de Asturias y no hay nada en su discurso que las invite a volver porque llevan escuchándolo diez años y nada cambia”

13.09.2022 (Oviedo).

Intervención íntegra del secretario general y portavoz parlamentario de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, en el Pleno sobre el Debate de Orientación Política 2022 celebrado en la Junta General:

“Gracias, señor Presidente.

Señor Presidente del Principado, señores Consejeros, Señorías.

Tanto ayer, cuando escuchaba su discurso, como hoy, cuando escuchaba sus debates con el resto de grupos parlamentarios, pensaba en la cantidad de páginas que llenan los Diarios de Sesiones de esta Junta General para recoger la infinidad de veces que las mismas palabras se pronuncian ante esta Cámara en discursos como el de hoy. No solamente en esta legislatura llevamos debatiendo sobre los mismos asuntos, también en legislaturas anteriores.  Voy a darles algunos ejemplos.

Les cito: «No conseguimos que las comunicaciones avanzasen a una velocidad razonable. Con la variante de Pajares, con la autovía al suroccidente y con la autopista del mar, por citar tres casos, todo ha sido una sucesión tortuosa de engaños, retrasos y tropiezos. La red de cercanías ferroviarias se deteriora en un olvido apenas parcheado, cuando es una infraestructura angular». (Javier Fernández, discurso inicial DOP 2016).

Yo mismo podría firmar estas palabras hoy, a pesar de las promesas que usted reiteró ayer; luego hablaremos de plazos y ejecución. Pero esa frase no es mía. Vamos con otra cita:

«También para que se ponga en marcha el plan de mejora de las cercanías ferroviarias en toda su amplitud, se cumpla el plan de vías de Gijón y se recupere la autovía del mar Gijón-Nantes. Así se lo expresé en julio al presidente del Gobierno de España, cuento con su compromiso y confío sinceramente en que cumpla su palabra. Espero que el ministerio de Fomento precise pronto sus previsiones para nuestras principales demandas». (Javier Fernández, discurso inicial DOP 2018)

Extraordinario. Permítanme sólo una más:

«El abanico de medidas que puede incluir una estrategia demográfica es amplísimo, desde facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar a incentivar fiscalmente la residencia en zonas rurales. (…) En todo caso Galicia y Castilla y León, comunidades vecinas, cuentan con estrategias demográficas, y mi gobierno entiende que también debe abordar este asunto» (Javier Fernández. Discurso inicial DOP 2013)

Señor Barbón, palabras muy parecidas a estas tres citas que le acabo de leer se pudieron escuchar ayer en esta Junta General de su boca, y es natural porque, en efecto, estos problemas son algunos de los que más deben preocuparnos. Y se lo digo mejor: deberían ocuparnos, porque usted simula preocuparse, pero no se ocupa de solucionar los problemas de los asturianos.

El problema, señor Barbón, es que estas citas no son suyas, ni mías. Son de su predecesor en la Presidencia del Principado, pronunciadas en los debates de orientación política de 2016, 2018 y 2013, respectivamente. Fíjese que ya en el año 2013 el Presidente Javier Fernández hablaba de la necesidad de contar con una estrategia demográfica, porque ya contaban con ella Galicia y Castilla y León. En Asturias, hemos tenido que habilitar el mes de julio del año 2022, nueve años después de aquella declaración de intenciones, para aprobar unas recomendaciones que no sabemos cuándo va a poner su Gobierno en marcha. Y por eso, señor Barbón, el mayor problema que tiene el Principado de Asturias se llama Federación Socialista Asturiana.

Porque son ustedes lo mismo. Llevan muchos años siendo lo mismo y usted, pese a sus denodados esfuerzos por realizar contraste con su impertérrito predecesor, no hace sino confirmar que el único cambio que se ha producido en esta Legislatura respecto a la anterior es estético. Porque todo en su Gobierno, señor Presidente, es estética, y nada es fondo: ni hay gestión, ni hay soluciones.

Señor Presidente, por mucho que se empeñe, lo que voy a hacer hoy no es una crónica negra de Asturias. Es una crónica negra de sus Gobiernos, los Gobiernos socialistas que nos han traído hasta aquí. No me hable de negacionismo, no me responda una vez más que qué mal vendo a Asturias. Les vendo mal a ustedes, porque estas, las que le he leído, son sus promesas incumplidas y sus fracasos acreditados en el Diario de Sesiones.

Señorías, señor Barbón, esta Legislatura languidece mientras nosotros debatimos en esta Cámara sobre los mismos asuntos una y otra vez: demografía, infraestructuras, industria, energía. Se repiten también las recetas, algunas, incluso, van cambiado de bancada según avanzan las Legislaturas. En la IX Legislatura escuchábamos al Presidente Fernández que iba a copiar las políticas demográficas de Galicia; nueve años después Galicia tiene una Ley y en FORO Asturias ya no tenemos más aire en los pulmones para pedirle que la copie. Fíjese, la semana pasada montó usted un seminario sobre este tema y a la salida dijo que iba a copiar lo que le gustaba… la próxima Legislatura. La próxima Legislatura, señor Barbón. Con dos períodos de sesiones por delante. Esa es la desidia de su Gobierno.

 

Usted ayer lanzó una serie de anuncios, algunos de ellos referidos al reto demográfico y a políticas de fomento de la natalidad. Y yo lo que tengo que decirle es bienvenido. Ha tardado usted demasiado tiempo en poner en marcha, de una manera mucho más tímida, eso es cierto, las recetas de FORO Asturias. Hemos perdido años preciosos porque su partido, y alguno otro, no quería dar la razón a FORO Asturias.

 

UN GOBIERNO PEREZOSO

Señor Presidente, la actividad Legislativa de su Ejecutivo es simplemente lamentable. Usted se vanagloriaba en sus redes sociales hace poco de haber aprobado CATORCE LEYES en esta Legislatura. Ya que se lleva tan bien con el Presidente Revilla, podría consultarle cuántas ha aprobado él. Se lo digo yo: TREINTA Y UNA. Presidente, de esas 14 leyes, tres son de Presupuestos, una de autorización de endeudamiento, una de Honores y Distinciones, una para estructurar el RIDEA, otra para crear la figura de alerta sanitaria, otra para aprobar el Plan de Estadística y otra para crear el Colegio de Economistas de otros dos fusionados. No digo que no sean necesarias, pero convendrá conmigo en que, salvo las de Presupuestos, no parece que tengan un impacto directo en la vida de la ciudadanía. Pues bien, señor Presidente, de su recuento ya sólo quedan cinco. Ocho si quiere contar los Presupuestos. En una Legislatura. En la cartera de su programa electoral, por otro lado, quedan proyectos como el de ley de garantía de derechos de las personas LGTBI, que calificó de prioritario en su investidura, que su Gobierno ya ha anunciado media docena de veces que está a punto (usted mismo ayer), y que seguimos esperando tres años después, única Comunidad Autónoma junto a la Castilla y León gobernada por la extrema derecha. Salvo que la COVID contagie también a los derechos de las personas, no existe justificación para que su Consejo de Gobierno no haya aprobado el proyecto todavía; aunque verdaderamente, para que lo que no existe justificación es para que usted haya dicho en esta Cámara ayer que va a salir a información pública “en meses” cuando hace meses, en el debate de una PNL de mi Grupo Parlamentario, su Grupo contestó que iba a salir “en días”. Señor Barbón, cuando algo es una prioridad para alguien, lo demuestra con acciones; y sus Inacciones dicen que esto, para su Gobierno, no es prioritario.

Señor Presidente, estos son sus hechos, o mejor dicho, sus omisiones. Un resumen que sólo demuestra que usted y su Gobierno no están capacitados para hacer frente al camino que Asturias tiene por delante, y que no se avecina fácil porque, precisamente, llevamos mucho retraso para emprenderlo.

 

DATO MATA RELATO

Usted ayer esbozaba datos para justificar que Asturias se encuentra con buena salud en términos de empleo o de producción industrial. ¿Qué es lo que dicen de verdad los números? Porque dato mata relato.

Lo primero, que hay una divergencia preocupante con el resto de España en la reducción del paro. Los últimos datos de desempleo proporcionados por Trabajastur, actualizados al pasado mes de agosto, registran para Asturias en términos de variación interanual una caída del paro de 3,96%, frente al 12,29% del conjunto de España. Es decir, nuestro paro cae 8 puntos menos que el resto de Comunidades Autónomas, siendo además la segunda peor cifra de España, detrás únicamente de Andalucía, y muy lejos de las reducciones recogidas por nuestras vecinas, Castilla-León (-20,09%) Galicia (-6,18%), Cantabria (-13,51%), La Rioja (-16,06%) y País Vasco (-6,95%).

No podemos obviar en este rápido repaso la tasa de actividad, una variable muy importante, imprescindible, puesto que su evolución positiva apuntala el crecimiento económico en el largo plazo. Y las cifras en tasa de actividad en el Principado también son las peores de España. Así, este último trimestre hemos registrado una tasa de actividad que se sitúa ya por debajo del 50%, un 48,86%: casi diez puntos por debajo de la tasa de actividad nacional (58,871%), y con una mayor divergencia respecto a la recogida en el segundo trimestre del año 2019. Mientras el conjunto del país casi se mantiene en la misma cifra, en Asturias esta tasa ha caído un punto y medio. ¿Y si nos comparamos con las Comunidades Autónomas del noroeste? Pues Cantabria registra un 54,81%, Galicia un 53,16%, Castilla y León el 55,27%, La Rioja 60,27% y País Vasco un (55,81%).

Mientras ustedes, todos los que están sentados en la primera fila, miran para otro lado, Asturias registra una evolución en el número de activos (ocupados y parados) que no augura nada bueno. Las personas que trabajan o quieren hacerlo en Asturias cada vez son menos, y mientras en España se ganan activos, en Asturias se pierden. Desde junio de 2019 a junio de 2022 la caída ha sido de un 3,84%, mientras en el conjunto de España se producía un ascenso del 1,53%. Mientras que nosotros, señor Barbón, sufrimos una caída en el número de activos del 3,84%, en la siguiente Comunidad Autónoma que más pierde, Aragón, la caída es del 1,01%. En tres años, en Asturias hemos pasado de 448.200 personas activas a 431.000. En el conjunto de España, se ha pasado de 23.035.500 a 23.387.400 personas activas. Mientras que en España se han ganado 351.900 activos, en Asturias hemos perdido 17.200.

Usted es experto en mítines, pero la realidad de los datos no se le da tan bien, y hay que tener cuidado con lanzar las campanas al vuelo.

 

INDUSTRIA Y ENERGÍA

Señor Barbón, sus referencias de ayer al sector industrial fueron interesadas y parciales. Seguimos sin saber qué efectos sobre el empleo y sobre la producción van a tener las medidas de descarbonización anunciadas por ARCELOR (1.000 empleos y un millón de toneladas).

La llegada de Teresa Ribera al Gobierno de España ha implicado un ataque frontal al Principado de Asturias. La política energética de este Gobierno central nos está llevando a un callejón sin salida; o, mejor dicho, con la única salida de convertir el Principado de Asturias en un parque temático verde para los fines de semana. No es algo que no le hayamos advertido en numerosísimas ocasiones. Mientras que otros países, como Alemania, están revisando sus planes de descarbonización y planteando la necesidad de volver a abrir sus centrales térmicas, aquí Pedro Sánchez plantea medidas de ahorro energético que son una mezcla de improvisación y postureo, pero sin contar siquiera con las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos.

Ustedes son expertos en anunciar cosas dos veces (quien dice dos dice media docena, como el proyecto de Ley LGTBI): van dos veces que la Regasificadora se va a poner en funcionamiento . En abril, a los dos meses de comenzar la guerra, se alzaron las campanas: la Regasificadora entraba en funcionamiento antes de terminar este año. La guerra siguió, el país se fue de vacaciones, el precio de la luz se desmadró, pasaron muchas cosas. Y exactamente tres meses después, el 7 de julio…aquí está usted, cómo no, in situ. Anunciando que la Regasificadora entraba en funcionamiento… “antes de final de año”. Bueno, ya sabemos, el seis de octubre toca recordatorio.

Y mientras se duplican y triplican las promesas, a Asturias llega poco.

 

AISLAMIENTO

Uno de nuestros problemas, repetido en este debate año tras año, es el del aislamiento. Que Asturias tiene unas determinadas condiciones orográficas lo sabemos todos, señor Barbón. También sabemos que es más caro hacer túneles, que es más difícil hacer autopistas, que es más complicado hasta poner barandillas. Pero, como le decía antes, esto no va de relatar problemas, sino de poner soluciones.

En su acto de precampaña de ayer nos anticipó, por si no lo teníamos claro, cuál va a ser el principal reclamo electoral de su partido en mayo del 23: la Variante de Pajares. Las casualidades de la vida han hecho que vaya a entrar en funcionamiento (repitió usted ayer) justo a un mes de elecciones autonómicas, es decir, de cada cuarenta y ocho meses, uno. Tuvo que tocar ese. Usted me dirá que no es sospechoso de nada porque la LOREG no le deja hacer inauguración, como si para que los asturianos se enterasen de que veinte años después por fin llega el AVE necesitaran verle a usted cortar una cinta. No pasa nada, bienvenido sea, y le garantizo que a los asturianos no nos importaría que hubiese inauguración con todo su séquito con tal de tener la Variante en funcionamiento y en condiciones similares a las del resto de vías de Alta Velocidad de España.

Infraestructura, por cierto, la Variante que los socialistas negaron con sus votos en varias ocasiones. El 2 de diciembre de 1993, el señor Cofiño se acordará, votaron en esta misma Junta General en contra de la toma en consideración de la Proposición de Ley presentada por Izquierda Unida para incluir en el plan director de infraestructuras 1993-2001 la Variante ferroviaria de Pajares. El 26 de enero del año 1995 los socialistas asturianos volvían a reincidir en su voto en contra de la Variante de Pajares en una Proposición de Ley a remitir al Congreso de los Diputados. Nunca quisieron la Variante de Pajares, y por eso la aplazaron y la descafeinaron. Los socialistas no creen que el Principado de Asturias se merezca la llegada de la Alta Velocidad.

De lo que no dijo ni mu fue de la exigencia de la Unión Europea para que la Alta Velocidad no se quede en Lena, y además lo haga en vías de ancho europeo; que hay que avanzar en la garantizar la interoperatividad ferroviaria en toda la Unión. Esto es, no seguir construyendo en ancho ibérico. Esto es lo que pide la UE. Receta hecha. ¿Qué hace el Gobierno de España? Poner ancho ibérico de Pola de Lena hasta Gijón. ¿Por qué? Porque a los socialistas Asturias les importa poco y el Gobierno de Asturias no se va a levantar en la defensa de sus intereses.

También se le olvidó decir nada de la Red de Zonas Intermodales Estratégicas, de la que nos ha dejado fuera el Gobierno de su jefe, Pedro Sánchez.

Creo sinceramente que este verano se han dado los suficientes motivos para reunir esa Comisión Bilateral con el Gobierno de España que usted nos vendió a bombo y platillo tras su gira pop por los Ministerios de Madrid.

Me temo la respuesta, señor Barbón: nunca. Ojalá me equivoque.

 

LA ASFIXIA DEL CAMPO ASTURIANO

El campo asturiano no puede más. Estamos viendo cómo se incrementaron el número de sacrificios de vacas de leche por no poder hacer frente al incremento de los costes. Estamos viendo como hay una regulación absurda: ayer mismo, en Suarías, en Peñamellera Baja: cinco cuadras, explotaciones ganaderas, clausuradas. Dificultades excesivas para evitar que el pequeño productor pueda vender al consumidor.

Y frente a todos los problemas que hay, en lugar de ir de la mano del sector, de escuchar sus propuestas, la Delegada del Gobierno prohíbe sus manifestaciones para no empañar los actos de precampaña del Partido Socialista en Aristébano y Espineres. En Covadonga no, ahí no pasa nada.

 

EL ESTADO DEL BIENESTAR

Hablaba usted ayer de los pilares del Estado del Bienestar, que son, si me lo permite, la mayor responsabilidad que tenemos como Comunidad Autónoma: la gestión de la sanidad y la educación, así como de los servicios de atención a la dependencia, a las personas más vulnerables.

Empezando por esto último, el estado de la atención a la dependencia es probablemente el mejor ejemplo de hasta qué punto frivoliza usted a la hora de hablar de «Guerra contra la burocracia». Lo llamativo es que el término lo acuñó la Consejera portavoz del Gobierno, que resulta ser la de Derechos Sociales, que es, seguramente, la Consejería con unos problemas burocráticos más graves porque afectan de una forma más directa a los más vulnerables, y ahí están las entidades del Tercer Sector para dar cuenta de lo que digo. Se lo he dicho en varias ocasiones: no se me ocurre mejor portavoz del Gobierno que la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar, porque representa a la perfección sus políticas. Más que pedir disculpas y decir que se va a poner manos a la obra no hace, pero su Consejería sigue siendo un auténtico caos.

En materia de Sanidad, usted nos dice: hay mucha lista de espera, pero menos mal que estoy tomando medidas, porque si no las listas de espera serían muchísimo mayores. Es imposible tomárselo en serio, señor Barbón. Fíjese: quién ha pedido la reprobación del Consejero de Salud no hemos sido ningún grupo parlamentario; han sido los propios médicos quienes lo han reclamado. Son los profesionales que han estado en primera línea contra la pandemia los que le dicen que no puede seguir por este camino. Con todo lo que les debemos, y su Gobierno les está racaneando el complemento por guardias a los mayores de 55 años o el encumbramiento extraordinario. Sigue usted discriminándoles con respecto a otras Comunidades Autónomas con el complemento de exclusividad y con una remuneración de las horas de guardia menor a la de otras partes de España.

En Educación tengo que reconocerle que el cambio de Consejera ha servido para no despreciar a la comunidad educativa como hacía la anterior Consejera. Pero poco más que las formas han cambiado. Y señora Consejera, lo de buscar cabezas de turco para no cargar con errores que son suyos, está feo. Muy feo. Respecto a la construcción de colegios a los que hacía usted ayer referencia. Aparecen en tantos diarios de sesiones… El problema en La Corredoria no es que haya habido un problema puntual y se aplace temporalmente el inicio de las obras. Es que ya llueve sobre mojado. Es que ya no hay quién les crea.

Otro de nuestros servicios básicos esenciales es, dentro del sistema educativo, la Universidad. Señor Presidente, usted abrió la semana pasada el año universitario con una promesa, como siempre que las hace usted, histórica. Un hito. De hecho, le puede la tentación: utilizó esa precisa palabra. Prometió destinar mil millones de euros a la Universidad en los próximos seis años. Como titular, le reconozco que es extraordinario.

Ahora bajemos al detalle. Como le decía al inicio, bajemos de lo estético a lo fáctico. Hechos: las grandes transferencias del Principado de Asturias a la Universidad de Oviedo rondan, en este ejercicio presupuestario, los 153 millones de euros, a los que habría que sumar otras cantidades menores, pero numerosas. Señor Presidente, 153 por seis son 918. Es decir, ahora mismo, sin cambiar nada, si prorrogamos seis veces el presupuesto vigente, en los próximos seis años el Principado ya iba a dar el 92% de lo que prometió usted a la Comunidad Universitaria como un hito. En otras palabras, va usted a subir la financiación de la Universidad un 8% a seis años vista… con una inflación del 10%. Es decir, grandes palabras, pero cambio, poco. Y así es todo, señor Presidente. Su Gobierno y sus anuncios, al cocer, menguan.

 

QUE TODO CAMBIE PARA QUE TODO SIGA IGUAL

Señor Barbón, sabe que yo espero poco de usted y de su Gobierno, una vez comprobado en estos tres años largos de Legislatura lo que pueden ofrecer a Asturias. Pero hasta a mí me sorprendió que un Presidente en ejercicio, en su último Debate de Orientación Política, hable de Agenda para el Cambio. Me pareció insultante. No porque Asturias no necesite un cambio, que lo necesita, de 180º. No porque no me parezca imprescindible acometer una Agenda para el Cambio en el Principado, o porque sea un nombre original o novedoso. Fíjese si me parece bien construir una Agenda para el Cambio, fíjese si no es original el nombre, que, como ya sabe porque usted o quien le ayude con los discursos lee los teletipos, ya lo usamos Carmen Moriyón y yo el pasado 28 de junio cuando convocábamos el V Congreso de FORO Asturias, que tendrá lugar el próximo 1 de octubre. Anunciábamos nuestra intención de comenzar a construir una agenda para el cambio elaborada de la mano de la sociedad asturiana. Y ahí un cambio sustancial con lo que propone usted: una Agenda para el cambio debe nacer del contacto con la sociedad civil; debe nacer de las reclamaciones de la ciudadanía, de los agentes sociales, de los más vulnerables; de los que peor lo están pasando. No deben ser tres o cuatro ocurrencias escritas en un papel que se lanzan, fruto de la desesperación, en el último Debate de Orientación política de la legislatura.

Su principal problema, y ayer lo demostró una vez más, es que ni usted ni su partido son creíbles. Nadie se cree una palabra, porque son tantas decepciones, que ya no hay papel que las aguante.

Tres años después del debate de investidura en el que usted hacía grandes promesas a la sociedad asturiana sobre una mejor Asturias que prácticamente tocábamos con los dedos solo por elegirle a usted Presidente, usted viene a la Cámara con poco, muy poco que mostrar de esa mejor Asturias. De aquellas 400 medidas con las que se presentó a las elecciones poco queda ya; algunas, no me cabe duda, estarán el año que viene otra vez en su campaña, anunciada instrumentalizando el Día de Asturias, por cierto. Porque para usted es más fácil prometer que cumplir: es el mejor ejemplo de promesas incumplidas que hay. Otras de las medidas no pueden estar, porque ya se ha encargado usted o sus comisarios políticos de liquidarlas. Por ejemplo, la 315. Impulsaremos el Plan de Vías de Gijón y, en concreto, la Estación Intermodal de Viajeros. Con eso fue usted a las elecciones y aquí estamos. O la 365. Nos comprometeremos a la aplicación exhaustiva del Plan de Gestión del Lobo y a la eliminación de ejemplares según censos poblacionales. Qué me dice de 228. Garantizaremos una cobertura íntegra del territorio en materia de servicios de banda ancha, maximizando el conjunto de tecnologías disponibles, de tal suerte que todas y cada una de las personas del medio rural asturiano tengan acceso a este tipo de servicios (banda ancha). La siguiente es muy buena: 229. Impulsaremos la integración de los municipios rurales en el Consorcio de Transporte y nos comprometemos a elaborar un Plan de Comunicación rural. Del Plan de Gestión del Lobo, de la banda ancha y de la comunicación de la zona rural hubo ayer las mismas promesas, tres años después.

Señor Presidente, usted ha convertido la Legislatura en un mar de excusas que buscan justificar su falta de voluntad para resolver los problemas de los asturianos, y su discurso de ayer es la crónica de un fracaso justificada por las circunstancias. La pandemia, el volcán, la guerra, la crisis de suministros, la inflación, la energía, el tiempo, los Grupos Parlamentarios (pese a que le hemos aprobado sus tres proyectos de Presupuestos hasta la fecha), todo conspira para que usted no pueda ofrecer hoy a los asturianos algo que no sean palabras. No le digo que lo haya tenido fácil, Presidente. Pero sí que creo que ha contado con la lealtad y con la colaboración de la inmensa mayoría de grupos parlamentarios, y sobre todo con el compromiso y el esfuerzo de la sociedad asturiana, que una vez más ha demostrado estar muy por encima de todos nosotros. Reconozco que ha sido un camino difícil, pero la realidad es que usted no ha estado a la altura de la sociedad asturiana.

Ofrece palabras a los asturianos, a los que siguen aquí y también a los que se han ido, y yo se lo agradezco. Le agradezco que recuerde a quienes están fuera. En eso sí es diferente de uno de sus predecesores, ¿lo recuerda? Leyendas urbanas. Esas leyendas urbanas que ya se cuentan por decenas de miles viven hoy fuera del Principado de Asturias y, créame, no hay nada en su discurso que las invite a volver. ¿Sabe por qué? Porque llevan escuchándolo, como le acabo de leer, diez años. Y nada cambia.

Señor Barbón, algo va muy mal si el Presidente del Principado en ejercicio que pretende optar a la reelección viene al último debate de orientación a vendernos una ‘Agenda para el Cambio’. Señor Barbón… ¿qué cambio?

Usted habló ayer aquí en plena precampaña electoral en un ejercicio de funambulismo político consistente en, al mismo tiempo, vendernos éxitos de gestión y soluciones a problemas que parece que acaban de aparecer de la nada. Usted ayer ironizaba con que ya no hablamos de conexiones aéreas internacionales. Le hizo gracia. Le parece chistoso que los Grupos ya no traigamos las conexiones internacionales a la Cámara. ¿Sabe por qué no las traemos? Ya se lo digo yo: porque si no le llegamos a poner vallas publicitarias por Asturias, y a presionarle en una negociación presupuestaria, esas conexiones seguirían perdidas en eso que usted llama burocracia guerrillera, y que yo llamo pereza de su Gobierno a hacer nada. ¿Sabe a quién no le pareció graciosa su ironía de ayer? A las decenas de miles de asturianas y asturianos que han estado años y años sin poder venir a casa por Navidad porque no había una sola conexión aérea internacional. Ahora, por fin y después de pelearlas, ya las tenemos. ¿Le tenemos que dar las gracias por hacer su trabajo?

Agenda del Cambio, nos ofreció ayer. Y yo se lo confirmo. Asturias necesita un cambio. Pero ese cambio no lo puede traer usted, porque, ya se lo he dicho, usted es parte del problema. Y el mayor lastre que tenemos en esta Comunidad Autónoma es que enfrente de usted no hay alternativa. Los dos grandes partidos de Madrid no pueden ofrecer nada a Asturias más que recetas recicladas y discursos de cartón-piedra. Señor Barbón, usted no puede defender con libertad los intereses de Asturias porque pertenece a un Comité Federal en Madrid en el que se decide lo que se decide y para contentar a quien se quiere contentar. Y mientras los partidos de Madrid se dedican a eso, a gobernar desde Madrid, las Comunidades como el Principado de Asturias vamos cayendo en la irrelevancia. Y ante eso tenemos que sublevarnos. Y tenemos que buscar esa alternativa. Nosotros, desde FORO Asturias, tenderemos la mano a la sociedad asturiana para ser parte de la solución.

Señor Presidente, Señorías, el Presidente del Principado nos ofrecía ayer un cambio. Tiene razón. Pero me temo que el primer cambio que necesita el Principado de Asturias es, precisamente, el de Presidente.

Muchas gracias”.

 

Relacionados