Adrián Pumares: “Estos Presupuestos para el año 2022 suponen una nueva oportunidad perdida, porque son incapaces de afrontar ni uno de los grandes retos que Asturias tiene por delante”

“En lugar de acudir a la negociación presupuestaria pensando en el interés general y en las necesidades de Asturias, el Partido Socialista ha optado por la comodidad, priorizando aquellos acuerdos que resultan más sencillos de alcanzar por carecer de contrapartidas ni de exigencias”

por Comunicación Foro

“Además de ser unos malos Presupuestos, el Gobierno los ha traído a esta Cámara dos meses tarde, incumpliendo el Estatuto de Autonomía y cercenando la posibilidad negociadora de los Grupos Parlamentarios, imposibilitando que sean mejorados en el trámite de enmiendas”

“Visto el cumplimiento que le dan a los acuerdos presupuestarios, ejecutando lo que quieren y volviendo a ‘pintar’ año tras año las mismas partidas, como hacen ustedes con la ampliación del Hospital de Cabueñes, lo que reclaman a este Grupo Parlamentario es un cheque en blanco que no estamos dispuestos a darles”

23.12.2021 (Oviedo).

Intervención íntegra de Adrián Pumares en el Pleno de la Junta General sobre el Debate de totalidad del Proyecto de Ley del Principado de Asturias de Presupuestos Generales para 2022:

DISCURSO ENMIENDA A LA TOTALIDAD

“Gracias Presidente,

Miembros del Consejo de gobierno, señora Consejera de Hacienda, Señorías, buenos días a todos.

Volvemos a estar en esta Junta General, el día antes de Nochebuena, votando enmiendas a la totalidad, en lo que ya constituye una tradición para este Consejo de Gobierno. El Presupuesto entra en la Cámara con los días contados, con el tiempo justo, para que dé tiempo a aprobarlo antes del 1 de enero. Y eso es la primera apreciación que quiero hacerles hoy, la tardanza en traer a esta Cámara el Proyecto de Ley de Presupuestos. En el año 2019, el primer año en el que a ustedes les tocó traer a la consideración de esta Cámara un Proyecto de Ley de Presupuestos, se escudaron en que acababan de llegar; el año pasado se escudaron en la pandemia, y este año ya ni tan siquiera perdieron el tiempo en buscar una excusa porque les da todo lo mismo.

Adrián Pumares en una de las intervenciones de la sesión plenaria celebrada en la Junta General.

Es una falta de respeto a todos los grupos parlamentarios que formamos parte de esta Junta General traer el Proyecto de Ley de Presupuestos cuando les da la gana, incumpliendo el Estatuto de Autonomía, y dificultando la labor de esta Cámara, la labor del poder legislativo. Creo sinceramente, y lo justificaré a lo largo de mi intervención, que este Presupuesto tiene que ser devuelto y hay que presentar uno nuevo si de verdad queremos intentar solucionar, al menos parcialmente, los graves problemas que tiene el Principado de Asturias, pero es que unos plazos tan ajustados imposibilitan que estos Presupuestos sean mejorados en el trámite de enmiendas. Entran los Presupuestos, hay comparecencias, ya incluso hay muchos expertos e interesados que no quieren participar de este proceso por el poquísimo tiempo que tienen, y cuando nos damos cuenta estamos votando enmiendas a la totalidad y enmiendas parciales, que además van a ser rechazadas todas ellas.

Y, sinceramente, y esto se lo digo a todos los miembros del Consejo de Gobierno que están aquí hoy, es inexplicable la prisa por aprobar el Presupuesto. Y es inexplicable porque luego les da igual, ejecutan lo que quieren, vuelven a pintar año tras año las mismas partidas en los Presupuestos, y dan lo mismo los acuerdos con los Grupos que ustedes hacen lo que consideran oportuno. Así que, visto el respeto que ustedes muestran por un documento que traen tarde dificultando su tramitación y que incumplen sistemáticamente, yo sinceramente no sé para qué quieren tenerlo aprobado antes de finalizar el año. Ni tampoco sé muy bien cómo son capaces de pedir a los grupos parlamentarios que se lo apoyemos, cuando básicamente lo que están pidiendo en realidad es un cheque en blanco.

Como les decía antes, estamos en similar fecha al año pasado votando las enmiendas a la totalidad, pero sí que hay una novedad que es que un grupo parlamentario, que es FORO Asturias, que en los dos años anteriores no presentó enmienda a la totalidad, en esta ocasión sí que lo hace. Y yo sé que a ustedes les da lo mismo, porque no dejan que la verdad acabe con sus eslóganes, pero deberían reflexionar. Tanto el Gobierno como el Grupo Parlamentario que sustenta al Gobierno. Soy consciente de que alcanzar acuerdos con unos grupos parlamentarios es más sencillo que alcanzar acuerdos con otros que trabajamos y dialogamos en base a documentos y a propuestas concretas, y eso siempre es más difícil que hacerlo sobre nada; pero me parece un mal mensaje, sobre todo, porque afecta a la credibilidad del Gobierno y, por tanto, de las instituciones, que por una cuestión exclusivamente de comodidad, de facilidad, se priorice el acuerdo con Grupos Parlamentarios o con partidos políticos que ya han demostrado que Asturias les preocupa poco y que con una llamada de teléfono pueden dejar al Principado sin Presupuestos, o mejor dicho con Presupuestos prorrogados. Y creo que es también preocupante que un partido político que, aunque de una manera distante, según dijo el coordinador de Izquierda Unida, el señor Zapico, bendiga un acuerdo que no tiene en absoluto en cuenta los intereses ni las necesidades de Asturias, y que está construido única y exclusivamente en base a la comodidad.

No es otra cosa que comodidad renunciar a realizar las reformas que necesita Asturias o renunciar a aprovechar los fondos europeos para construir un Presupuesto que de verdad atienda a las necesidades que tiene el Principado de Asturias. Evidentemente que los recursos son finitos, pero ni con el mayor Presupuesto de la historia ustedes se acercan mínimamente a atender las necesidades de la sociedad asturiana.

Resulta evidente que la Ley más importante que cada año viene a esta Cámara es la Ley de Presupuestos, que es además la que marca las políticas que aplica cualquier Gobierno. Ustedes presumen de que estos Presupuestos son continuistas; lo dicen ustedes, y, de hecho, no lo consideran una crítica sino que creen que es un elogio. Pues entonces vamos a ver dónde nos han situado, dónde han situado a Asturias, los diferentes Presupuestos que ustedes quieren imitar. Vamos a ver dónde nos han situado todos esos Gobiernos de los que ustedes se sienten herederos, y cuyo legado buscan preservar con este Proyecto de Ley de Presupuestos.

Recientemente conocíamos que, según los datos ofrecidos por el INE a través de la Contabilidad Regional de España, el Principado de Asturias fue, junto con Canarias, la Comunidad Autónoma que registró una mayor caída del Producto Interior Bruto entre los años 2010 y 2020. Comprenderán además que el peso del turismo en Canarias y, por tanto, los efectos de la pandemia en el PIB, no es comparable al que tiene en Asturias. En este período, 2010-2020, la economía española retrocedió de media un 0,1%, pero esta cifra no fue homogénea en todo el país: mientras que Comunidades Autónomas como Madrid o como Murcia incrementaron su PIB un 0,4%, el Principado de Asturias, junto con Canarias como les decía antes, encabeza el descenso con una disminución en el Producto Interior Bruto del 1%.

Pero en realidad lo que hace este dato no es más que confirmar una tendencia verdaderamente preocupante que sitúa al Principado de Asturias a la cola de España en cuanto al crecimiento de su economía. Y es que entre los años 2010 y 2014, años de profunda crisis económica, nuestra tierra registró caídas en su PIB notablemente superiores a las de la media española, y durante el periodo comprendido entre los años 2015 y 2019, que no fueron años de crisis sino los años de la recuperación, su crecimiento fue menor que el de la media española. Recordaba también en la enmienda a la totalidad un dato dado en el año 2018 por FEDEA, por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, que nos mostraba cómo el Principado de Asturias era la única Comunidad Autónoma de toda España , la única, que no había doblado su PIB en cuarenta años.

Resulta evidente por tanto que, si hablamos de crecimiento de la economía, los sucesivos Presupuestos que les hacen a ustedes estar tan orgullosos, y de los que este Proyecto es, según, ustedes mismos, continuista, no han sido del todo positivos.

Vamos, por tanto, a hablar de algo de lo que ustedes permanentemente presumen, que es de la política social. De la lucha contra la pobreza, que eso seguro que va mejor. Pues en octubre de este mismo año conocíamos el Informe Arope para el año 2020. Como ya saben, porque hemos hablado de ello en esta Junta General en numerosas ocasiones, y de hecho el propio Informe se presentó en este edificio, el indicador AROPE se utiliza como referencia a la hora de medir la pobreza y la exclusión social. Este indicador utiliza tres componentes que miden pobreza, carencia material y baja intensidad de trabajo en el hogar. Así, una persona está en situación AROPE si cumple al menos uno de esos tres componentes, tres subindicadores:

  • Vive en un hogar con una renta inferior al umbral de pobreza, siendo el umbral de pobreza el 60 % de la mediana de la renta nacional equivalente en unidades de consumo.
  • Está en privación material severa, o lo que es lo mismo, vive en un hogar en el que sus miembros no pueden permitirse una serie de conceptos de consumo básico que están definidos, estandarizados, a nivel europeo.
  • Y tres, vive en un hogar con baja intensidad de trabajo, que es la relación entre el número de meses trabajados de manera efectiva por todos los miembros del hogar y el número total de meses que, en teoría, podrían trabajar como máximo todas esas personas, todos esos miembros.

Pues bien, según este indicador, el Principado de Asturias supera por primera vez la media estatal en índice de pobreza, con un 27,7% de la población asturiana en riesgo de pobreza y exclusión social. Señora Consejera, miembros del Consejo de Gobierno, ¿han tenido ustedes en cuenta a las 282.000 personas que, en Asturias, se encuentran en riesgo de pobreza a la hora de hacer este Presupuesto? Porque no se puede decir que estamos ante un Presupuesto continuista, y a la vez hacernos creer que va a servir para revertir la difícil situación que atraviesa el Principado. Porque es que Asturias es la Comunidad Autónoma del norte de España que cuenta con una mayor tasa de pobreza; y este dato, ya de por sí lo suficientemente grave, lo es todavía más si tenemos en cuenta que España se encuentra entre los países más empobrecidos de la Unión Europea, siendo su tasa de pobreza cuatro puntos porcentuales superior a la media de los países miembros.

Y fíjense, precisamente una de los puntos que más preocupación ha suscitado del citado Informe AROPE es la baja tasa de trabajo por hogar, ese tercer subindicador del que les hablaba antes. Porque en este concepto Asturias es la Comunidad Autónoma con más alto porcentaje, situándose ocho puntos por encima de la media del conjunto de España.

“El Principado de Asturias se está alejando cada vez más del resto de España en términos de crecimiento económico, de población y de empleo, y con este proyecto presupuestario agrandan todavía más la brecha”

Porque señorías, ni crecimiento económico (somos los que más decrecemos), ni política social (dramático ascenso de personas que se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión), ni tampoco empleo. Esos presupuestos de los que ustedes se muestran tan orgullosos tampoco han servido para hacer de Asturias una Comunidad Autónoma dinámica a la hora de crear empleo. Y hay numerosos datos que constatan este extremo. Si acudimos a los datos de paro registrado del mes de noviembre, mientras que en España el paro bajó por noveno mes consecutivo, el Principado de Asturias registró una nueva subida del desempleo, sumando a las estadísticas 647 parados más y siendo con Baleares (sucede como pasaba antes con Canarias, el efecto del turismo en esta Comunidad es el que es) la única Comunidad Autónoma que vio cómo se incrementaban los demandantes de empleo. Precisamente, por cierto, tras conocerse esos datos el pasado 2 de diciembre, la directora gerente del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias (SEPEPA), la señora Pilar Varela, abogaba por “aprovechar bien en términos de empleo” el impulso de las cuentas regionales. Pues yo, lo siento mucho, no creo sinceramente que estas cuentas actúen como dinamizadores de nuestro mercado laboral, que sigue sufriendo de numerosos desequilibrios, y que tampoco creo que estas cuentas ayuden a corregir.

Por dar algún dato más que sirva para mostrar la difícil situación que afrontamos en el Principado, según los datos que muestra la última Encuesta de Población Activa (EPA) para el tercer trimestre de 2021, Asturias tiene una tasa de actividad del 51,05%, siendo así la más baja de toda España, situándose el total nacional en el 59,14%. Además, el desempleo entre los menores de 25 años se dispara en el caso de Asturias al 29,24%, siendo la sexta autonomía con más paro juvenil y superando a todas nuestras comunidades vecinas: Galicia (24,32%), Cantabria (19,87%) y Castilla y León (27,53%). De hecho, según los últimos datos de Eurostat sobre el paro, nos sitúan al Principado en el grupo de regiones europeas que encabezan este auténtico drama.

Señora Consejera, ¿pensaron ustedes a la hora de elaborar estos Presupuestos en todos esos jóvenes que, como consecuencia de las políticas socialistas, se han visto obligados a abandonar el Principado de Asturias? Si no han sido capaces en todos estos años de hacer algo tan básico como evitar que aquellos asturianos y asturianas que quieren vivir, trabajar, emprender en el Principado, lo puedan hacer… ¿Cómo pueden estar orgullosos de que estos sean unos Presupuestos continuistas? Mire, diferentes estimaciones muestran que en torno a 100.000 jóvenes asturianos emigraron en los últimos 20 años, en lo que va de siglo. El Consejo de la Juventud de España calculó que este éxodo le pudo costar al Principado de Asturias más de 2.200 millones de euros en la pasada década.

Por aportar más datos que muestran el fracaso de sus políticas para la juventud asturiana, la Encuesta Continua de Hogares para el año 2020 nos muestra que en Asturias el 37,82% de los jóvenes entre 25 y 34 años no han podido emanciparse. No es de extrañar que, ante esta realidad, el 80,9% de los jóvenes preuniversitarios asturianos estaría dispuesto a emigrar al extranjero para trabajar, según el informe Young Business Talents.

El marketing está bien. La propaganda está bien. El problema es que la verdad prevalece. Y a la vista de los datos antes comentados resulta evidente que el Principado de Asturias se está alejando cada vez más del resto de España en términos de crecimiento económico, en términos de población, y en términos de empleo.

El tiempo es limitado, y si ustedes no mostraron el más mínimo interés en traer este Proyecto a la Junta General en tiempo y forma entiendo que no les importa lo más mínimo las consideraciones que los grupos de la oposición les podamos trasladar, pero sí que, además de denunciar ese continuismo, voy a intentar exponer alguna de las carencias que, a mi juicio, tiene este Proyecto de Ley de Presupuestos Generales para el año 2022.

Faltan inversiones en materia de justicia (sigue pendiente esa unificación tan necesaria de las sedes judiciales, una reivindicación que lleva años y años sobre la mesa de la Consejería de Presidencia, sin que nadie le haga caso). Siguen las carencias en relación con los trabajadores del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias; ustedes no quieren una Ley de emergencias que facilite su labor (por suerte, y a pesar de su vergonzosa oposición, saldrá adelante), y tampoco les dan a estos trabajadores la importancia que se merecen. Tampoco, y pese a que, a propuesta de FORO Asturias, la Junta General se lo pidió hace casi dos años, han procedido a modernizar las webs y los servicios en línea del Principado. Comentario merece también la ciberseguridad. No le están dando, tampoco presupuestariamente, la relevancia que este asunto merece, y ya han sufrido esta semana las consecuencias de un ciberataque que ha complicado al sistema de salud del Principado.

La Consejería de Industria no apuesta por implementar cambios en unas políticas activas de empleo que no están funcionando: algo falla cuando, a pesar de las alarmantes tasas de desempleo, hay empresas asturianas que no son capaces a cubrir sus necesidades de mano de obra, al no encontrar personal cualificado. No se adapta tampoco el presupuesto a la Estrategia Industrial Asturias 2030, por mucho que al Consejero le cueste reconocerlo.

En materia de Educación, el problema fundamental es que las inversiones en las infraestructuras se repiten porque no se ejecutan. Además no se cuenta con suficientes docentes de refuerzo para hacer frente a la pandemia, y nuestro profesorado sigue estando discriminado si lo comparamos con el del resto de España. Discriminada se encuentra también la escuela concertada.

Nula credibilidad ofrece el presupuesto de la Consejería de Salud, cuya gestión es calificada por el propio Consejero como “despropósito” en la actuación más importante que tiene sobre la mesa, la obra del Hospital de Cabueñes, y para la que se vuelve a presupuestar una partida que no servirá para nada mientras no se puedan licitar las obras. Tampoco el Gobierno de Barbón se esfuerza lo más mínimo en destinar recursos para hacer del Principado de Asturias una Comunidad más atractiva y competitiva para los profesionales sanitarios. Como ejemplo claro, se sigue manteniendo el complemento de exclusividad, pese a las interminables reivindicaciones de los profesionales sanitarios.  A pesar de los anuncios, la Atención Primaria sigue sin recibir los recursos humanos y materiales que requiere, y los profesionales se ven obligados a atender al 100% de la población con un tercio menos de plantilla.

Especialmente grave es la situación de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial. Una macroconsejería que se atasca en los problemas del día a día y que carece absolutamente de visión a largo plazo, que carece de una estrategia propiamente dicha. Una Consejería que, en materia de infraestructuras, actúa como si no hubiese sucedido nada en el Suroccidente. Una falta de voluntad política insultante con una de las zonas más olvidadas, más discriminadas, por todas las Administraciones. Dan una cuantía insignificante para la prevención de los argayos; siguen sin tomarse en serio la prevención y la inversión en las infraestructuras viarias.

En relación con el medio rural, mientras los productores están produciendo a pérdida nos anuncian la creación de diez mil puestos de trabajo en el sector agroalimentario para el año 2030. Les garantizo que si de aquí al año 2030 los presupuestos son como éste, esa promesa incumplida.

Una de las partidas correspondientes a la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo sirve para mostrar la nula credibilidad que ofrece este Proyecto de Ley de Presupuestos: la rehabilitación del edificio de entrada a la cuevas de Tito Bustillo vuelve a contar en el año 2022 con una partida presupuestaria en la que aparecen ‘pintados’ los mismos 110.000€ que no se ejecutaron en este año 2021; a pesar de que desde el Gobierno se afirma que las carencias son mayores a lo esperado, la cuantía no se modifica. Ejemplo claro de que estamos ante un Gobierno que no se toma en serio ni la cultura ni los Presupuestos. En el ámbito cultural, al igual que en otros, resulta imprescindible modificar la estructura de la Administración, favoreciendo la incorporación de nuevos perfiles profesionales y mejorando en la difusión y promoción cultural, evitando que esta labor recaiga en Ayuntamientos y entidades privadas. En relación con el turismo, el proyecto presupuestario no vale para cumplir los objetivos que marca el Plan Estratégico para el 2030.

Finalmente, respecto de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, vuelven a faltar partidas presupuestarias suficientes para mejorar la conectividad de internet en el Principado de Asturias. Volvemos a reclamar sin éxito que se apueste por la compra pública innovadora, pero el Gobierno se sigue resistiendo a este paso en el que ya le han adelantado otras Administraciones: el Ayuntamiento de Gijón, en el mandato de FORO Asturias, ya hizo la primera de la Comunidad Autónoma. De esta Consejería depende también crear las condiciones para que el talento deje de huir de Asturias: es necesario dedicar más recursos al personal investigador, darle estabilidad y medios, así como un cambio en el modelo de programas de investigación que se financian con dinero público. Sin estas apuestas será imposible que nuestros investigadores se queden en Asturias.

Señorías, voy terminando.

La situación que atraviesa Asturias, y que intenté exponer de manera resumida, pero con todo el rigor, hace imprescindible dar un giro de 180º a las políticas que se aplican en nuestra tierra. Sin embargo, ustedes, miembros del Gobierno, se muestran orgullosos de presentarnos un Proyecto de Presupuestos Generales del Principado para el año 2022 que, además de continuista, evita reorientar el gasto público; que rechaza acometer reformas estructurales, y que mantiene un sistema fiscal claramente deslocalizador (se lo voy a repetir tantas veces como sea necesario, señora Cárcaba). Deslocalizador tanto de personas físicas como jurídicas. ¿Sabe lo único que va a lograr este Proyecto de Ley de Presupuestos? Que se vayan de Asturias empresas y patrimonios, favorecer la emigración de nuestro talento empresarial y dificultar el emprendimiento, la creación de empleo y la generación de riqueza.

Con este Proyecto de Ley de Presupuestos que ustedes van a salvar hoy aplicando la ley del mínimo esfuerzo, buscado, no los apoyos que mejor le vengan a Asturias, sino los apoyos que más fácil les resulten, no solo nos demuestran su incapacidad para dar al Principado las respuestas que requieren sus graves problemas, sino que constatan que su Gobierno carece de un verdadero proyecto de país. Salvarán los Presupuestos, señora Cárcaba, señor Cofiño, señorías del Grupo Parlamentario Socialista, y lo celebrarán. Pero saben que estamos ante una oportunidad perdida, porque la Asturias que nos dejarán como consecuencia de estos Presupuestos será todavía peor que la Asturias que ustedes se encontraron.

“Aunque esta Enmienda a la Totalidad no salga adelante, espero que al menos sirva para que reflexionen acerca de qué Asturias quieren, de qué tipo de negociaciones le convienen al Principado de Asturias, y si con estos Presupuestos ayudan realmente a construir esa ‘mejor Asturias’ que nos prometieron en campaña electoral”

Por todo ello, por su actitud comodona, porque son unos malos Presupuestos, y porque además los han traído a esta Cámara dos meses tarde, incumpliendo el Estatuto de Autonomía y cercenando la posibilidad negociadora de los Grupos Parlamentarios, no nos dejan otra opción que abordar este proceso presupuestario presentándoles una enmienda a la totalidad. Y, aunque esta enmienda no salga adelante, sí que espero que al menos sirva para que reflexionen acerca de qué Asturias quieren, de qué tipo de negociaciones le convienen al Principado de Asturias, y si con su actitud y con estos Presupuestos ustedes ayudan realmente a construir esa “mejor Asturias” de la que nos hablaron en la campaña electoral.

Hablando de creación de empleo y de generación de riqueza, no dejar pasar la oportunidad de solidarizarme con una empresa asturiana, Sidra Viuda de Angelón, que está sufriendo un boicot por utilizar una palabra en llingua asturiana. Se trata de una campaña deleznable a la que, por cierto, se ha sumado hace escasos días el que hoy es su principal socio presupuestario”.

 

Relacionados