Oblanca: “Sobre el lobo, hay que votar en Madrid lo mismo que se proclama en Asturias para que los ganaderos y el medio rural no sean engañados”

por Comunicación Foro

“El Gobierno debe reorientar su decisión sobre el lobo, proteger al sector ganadero y favorecer la coexistencia de la especie con medidas frente a la despoblación rural”

“MITECO no debería permanecer insensible e impasible ante el sentimiento de los ganaderos ni escudarse en dictámenes no vinculantes”

“Aumenta la crispación en granjas y explotaciones que ven en riesgo su actividad; esto no se soluciona con indemnizaciones ni con el señuelo del dinero”

“Diez CC.AA. y varias organizaciones agrarias rubricaron una carta haciendo un llamamiento conjunto al Ministerio para volver al escenario de consenso y diálogo y para que renuncie a incluir al lobo en el LESPRE”

09.03.2021 (Madrid).- El diputado nacional de FORO Asturias, Isidro Martínez Oblanca, intervino hoy ante el Pleno del Congreso de los Diputados para defender su propia Moción Consecuencia de Interpelación relativa al lobo y a cómo este afecta a determinadas Comunidades Autónomas, entre ellas Asturias, y las graves repercusiones para una parte muy importante del sector ganadero de los territorios al norte del Duero.

Durante su intervención Oblanca exigió al Gobierno que “reoriente su decisión sobre el lobo, proteger al sector ganadero y favorecer la coexistencia de la especie con medidas frente a la despoblación rural”, y demandó “que se vote en Madrid lo mismo que se proclama en Asturias para que los ganaderos y el medio rural no sean engañados”. Además, pidió diálogo al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que “no debería permanecer insensible e impasible ante el sentimiento de los ganaderos, y tampoco escudarse en dictámenes no vinculantes, y forzando situaciones inéditas e insolidarias en órganos de coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas donde el diálogo y el consenso habían sido siempre las señas de identidad”.

El diputado nacional de FORO Asturias continuó recordando la voluntad de diálogo por parte de las Comunidades Autónomas que hicieron llegar hace una semana una carta en connivencia con varias organizaciones agrarias “haciendo un llamamiento al Ministerio para volver al escenario de consenso y diálogo y para que renuncie a incluir el lobo en el LESPRE”, acción que, según el diputado asturiano, pondría “en grave riesgo la viabilidad de muchas explotaciones ganaderas en las que aumenta la crispación. Esto no se soluciona con indemnizaciones ni con el señuelo del dinero”.

Oblanca finalizó su intervención exigiendo que “las Comunidades al norte del Duero, entre ellas Asturias, que albergan el 95% de las manadas existentes en España, han de ser oídas para elaborar de común acuerdo un cambio de estrategia en la gestión y conservación del lobo”, y recordando que “diez CC.AA. y varias organizaciones agrarias rubricaron una carta haciendo un llamamiento conjunto al Ministerio para volver al escenario de consenso y diálogo y para que renuncie a incluir al lobo en el LESPRE”.

Isidro Martínez Oblanca en la tribuna del Congreso de los Diputados

INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DEL DIPUTADO NACIONAL DE FORO ASTURIAS, ISIDRO MARTÍNEZ OBLANCA, DURANTE LA DEFENSA DE SU PROPIA MOCIÓN CONSECUENCIA DE INTERPELACIÓN SOBRE EL PROYECTO DE ORDEN DEL MINISTERIO  PARA  LA  TRANSICIÓN  ECOLÓGICA  Y  EL  RETO  DEMOGRÁFICO  PARA  INCLUIR  A  TODAS  LAS POBLACIONES DE LOBO IBÉRICO EN EL LISTADO DE ESPECIES EN RÉGIMEN DE ESPECIAL PROTECCIÓN TRAS LA RECIENTE DECISIÓN ADOPTADA POR LA COMISIÓN ESTATAL PARA EL PATRIMONIO NATURAL Y DE LA BIODIVERSIDAD CON EL RECHAZO DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS AFECTADAS, ASÍ COMO SUS GRAVES REPERCUSIONES PARA UNA PARTE MUY IMPORTANTE DEL SECTOR GANADERO DE LOS TERRITORIOS AL NORTE DEL DUERO:

“Muchas gracias, señora presidenta.

A principios de febrero, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico destapó la caja de los truenos tras votar decisivamente a favor de incorporar al lobo ibérico en el Listado de especies en régimen de especial protección, lo que supondrá que la especie dejará de ser cinegética en los territorios al norte del Duero.

Esta decisión del MITECO quebró, por vez primera en el historial de una Comisión Estatal en la que están representadas la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas, el consenso con el que tradicionalmente se han adoptado sus acuerdos.

Castilla y León, Galicia, Cantabria y Asturias, los territorios en los que habita el 95% de los aproximadamente 2.500 lobos que hay en España, rechazaron de plano la modificación del estatus sobre la especie y, al hilo de tal cambio, han sido muy numerosas las manifestaciones, marchas, concentraciones y expresiones democráticas de protesta frente una medida que tendrá importantes impactos negativos para el sector de la ganadería extensiva y para el medio rural, que se siente muy amenazado. También tendrá consecuencias para la conservación de una especie emblemática cuyas manadas se desenvuelven al norte del Duero y volveremos a ver, desgraciadamente, y con el lobo de protagonista, episodios delictivos muy crueles e inaceptables de furtivismo, cepos y veneno. ¡Cuánto quisiera equivocarme, pero el admirable SEPRONA va a tener más trabajo!

Señorías,

Sería muy prolijo detallar las diversas resoluciones y acuerdos adoptados en el seno de los gobiernos y parlamentos autonómicos afectados, a los que se han sumado muchos entes locales e, igualmente, la práctica totalidad de las organizaciones representativas de los agroganaderos, pero van todos en una línea muy similar. Lo resumiré refiriéndome a la extensa y aclaratoria carta dirigida hace una semana a la opinión pública en la que nada menos que diez CC.AA. y varias organizaciones agrarias de ámbito nacional hacen un histórico llamamiento conjunto al Ministerio para volver al escenario de consenso y diálogo, y que renuncie a incluir al lobo en el LESPRE.

La carta coincide con el contenido de la iniciativa que registré al día siguiente de mi interpelación en esta tribuna a la señora Ribera, que es reflejo de la oposición frontal de los lugares que albergan la inmensa mayoría de los lobos de nuestro país, y también de otros que se solidarizan con los afectados. El MITECO no debería permanecer insensible e impasible ante el sentimiento de los ganaderos, y tampoco escudarse en dictámenes no vinculantes, y forzando situaciones inéditas e insolidarias en órganos de coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas donde el diálogo y el consenso habían sido siempre las señas de identidad.

Señoras y señores diputados:

El ambiente en aquellos espacios donde se sufre con frecuencia el ataque del lobo a su ganado y a las granjas es de crispación porque temen ver aumentado severamente el riesgo sobre la actividad más importante de su economía y del empleo. Un asunto que no se resuelve con indemnizaciones como torpemente ha planteado el ministro de Agricultura utilizando como camelo los recursos de la PAC, el señuelo del dinero, y que menosprecia el sentimiento de los ganaderos hacia sus animales.

Esta tarde tenemos en el Congreso la oportunidad de instar al Gobierno a reorientar su decisión sobre el lobo, proteger al sector ganadero, compatibilizar la coexistencia de la especie con medidas frente a la despoblación rural, y votar aquí, en Madrid, lo que los partidos políticos y sus representantes comprometemos ante los ganaderos y localidades afectadas.

Han sido varios los Grupos Parlamentarios que han presentado enmiendas a la Moción y ya adelanto que con las propuestas por el Grupo Popular y el Grupo Vox voy a promover un texto transaccional porque considero que refuerzan el objetivo y el compromiso de FORO en defensa de nuestros ganaderos y del ámbito rural.

Le agradezco al Grupo Vasco su enmienda que aceptaría de no ser por la supresión de mi punto cuatro con el que aspiro a que se abra un espacio de diálogo con el sector agroganadero, algo que me parece imprescindible en este momento.

De la enmienda socialista solo puedo decir que resulta una fórmula para pasar de “la alerta lupina a la evanescencia supina”. Señores del PSOE, tampoco en este asunto del lobo cuela el doble lenguaje. En Asturias, el mismísimo presidente del Principado se ha declarado en rebeldía ante la protección que la ministra Ribera pretende para el lobo. Sus correligionarios socialistas aquí en el Congreso, dan cobertura al zarandeo del Gobierno contra la ganadería y el medio rural.

Esta película parlamentaria ya la hemos visto con la minería, las infraestructuras viarias, las ferroviarias y, hoy, con un ecologismo insolidario que prima la expansión del lobo, una especie salvaje que no está en peligro de extinción, pero cuya peligrosidad y los daños que ocasiona exigen medidas de control para tratar de limitar la frecuencia y la extensión de sus graves ataques a la cabaña ganadera, es decir, al modo de ganarse la vida de miles de españoles.

1.- Reconsiderar la decisión de incluir al lobo ibérico en el LESPRE ya que esta medida pondría en grave riesgo la viabilidad de muchas explotaciones ganaderas y la pervivencia del mundo rural.

2.- Recuperar la voluntad de consenso institucional entre la Administración del Estado y los representantes de las Comunidades Autónomas con el que tradicionalmente se abordaban los asuntos y se adoptaban las decisiones en el seno de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Esta ruptura del consenso va camino de pleitos competenciales con la Administración del Estado en lo que sería un hecho insólito en la España constitucional porque lo plantearían frente a las tesis del Gobierno cuatro diferentes Comunidades Autónomas de tres diferentes signos políticos.

3.- En este sentido, insto también a respetar las competencias de las Comunidades Autónomas, singularmente las que al norte del Duero (Castilla y León, Galicia, Cantabria y Asturias) albergan el 95% de las manadas existentes en España, y elaborar de común acuerdo los cambios en la estrategia de gestión y conservación del lobo.

Y finalmente, considero necesario que el Gobierno

4.- Que se abra inmediatamente un espacio de diálogo con los sindicatos y organizaciones representativas del sector agroganadero y del medio rural para tratar de alcanzar puntos de entendimiento que permitan el fomento de la segura coexistencia de la actividad rural y la especie.

Muchas gracias”.

El vídeo de la intervención de Martínez Oblanca hoy en el Pleno del Congreso de los Diputados: https://static.congreso.es/audiovisual/video/leg14/400/14_000400_080/cortes/14_000400_080_1_20924_670940.mp4

Relacionados