Denunciamos en el Pleno del Congreso la venta a ‘la remanguillé’ y a hurtadillas del cuadro de Goya por la Fundación Selgas-Fagalde con el beneplácito del Gobierno de Asturias

por Comunicación Foro
  • Oblanca: “Denuncio el reciente y lamentable despojo sufrido por los asturianos perpetrado con la venta a la remanguillé y a hurtadillas del cuadro de Goya ‘Aníbal vencedor’ con la connivencia del Gobierno socialista del Principado de Asturias”

  • “Con el arrendamiento de la colección Carmen Thyssen se garantiza, al menos otros quince años, que España continúe disfrutando de un magnífico conjunto de obras de arte”

  • “El mantenimiento en España de la extraordinaria colección privada de la baronesa Thyssen resulta una absoluta prioridad, porque, contribuye a revalorizar el maravilloso triángulo de museos nacionales que forman el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza”

23.07.2021 (Madrid). El diputado nacional de FORO Asturias, Isidro Martínez Oblanca, sigue reivindicando los problemas de Asturias en el Congreso de los Diputados. En su intervención del pasado miércoles, el diputado asturiano intervino en el Pleno durante el debate de la convalidación o derogación del Real Decreto-ley 15/2021, de 13 de julio, por el que se regula el arrendamiento de colecciones de bienes muebles integrantes del Patrimonio Histórico Español por determinadas entidades del sector público y se adoptan otras medidas urgentes en el ámbito cultural y deportivo. Oblanca aprovechó que el debate tenía “su epicentro en la revalorización del patrimonio artístico” para “denunciar desde esta tribuna el reciente y lamentable despojo sufrido por los asturianos y perpetrado con la venta a la remanguillé y a hurtadillas del cuadro de Goya ‘Aníbal vencedor’ a la Asociación de Amigos del Museo del Prado por la Fundación Selgas, con la connivencia del Gobierno socialista del Principado de Asturias”.

En referencia al acuerdo alcanzado por el Gobierno con la propiedad de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza para dar continuidad a su exhibición pública a través de un contrato de arrendamiento que prolongase el contrato de préstamo gratuito que se suscribió a principios del año 2002 y que se ha prorrogado anualmente, el diputado asturiano manifestó su apoyo porque “sin lugar a dudas, el mantenimiento en España de esta extraordinaria colección privada de la baronesa Thyssen resulta una absoluta prioridad, ya que, entre otros aspectos, contribuye a revalorizar el extraordinario y maravilloso triángulo de museos nacionales que forman el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza”. La permanencia en España de la colección durante los próximos quince años supone el alquiler en torno a 425 obras y el pago de 6,5 millones de euros anuales, con opción de compra, en 2036.

No obstante, Oblanca recriminó al ministro Iceta que el Consejo de Ministros apurase “los plazos del calendario hasta el punto de que se aprobó la víspera de su vencimiento, fechado el 15 de julio de 2021. Hay que tener en cuenta, además, que a finales de enero su antecesor en el ministerio, el señor Rodríguez Uribes, ya había anunciado un acuerdo entre las partes para la permanencia en España de la colección durante los próximos quince años, sin embargo, posteriormente a aquel anuncio público, se produjeron diferentes e inexplicados aplazamientos para la firma del contrato”.

“La comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional permitió la apertura de determinadas atenciones sociales que no estaban suficiente ni convenientemente atendidas en torno al fútbol y, de forma singular, en torno a los modestos”

Oblanca también apoyó las medidas contempladas en el mismo Real Decreto-Ley sobre la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional. “Es una comercialización que hasta ahora se regía por una normativa convalidada hace seis años y que permitió la apertura de determinadas atenciones sociales que hasta entonces no estaban suficiente ni convenientemente atendidas en torno al fútbol y, de forma singular, en torno a los modestos, siendo este deporte en España una enorme fuente de recursos”, recordó el diputado de FORO Asturias que confió en que “la Real Federación Española de Fútbol pueda ejercer con mayor efectividad las facultades de comercialización conjunta que tiene encomendadas en torno a los derechos que la habilitan en calidad de entidad organizadora de competiciones de ámbito estatal no profesional”.

 

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO NACIONAL DE FORO ASTURIAS EN LA CONVALIDACIÓN O DEROGACIÓN DEL REAL DECRETO-LEY 15/2021, DE 13 DE JULIO, POR EL QUE SE REGULA EL ARRENDAMIENTO DE COLECCIONES DE BIENES MUEBLES INTEGRANTES DEL PATRIMONIO HISTÓRICO ESPAÑOL POR DETERMINADAS ENTIDADES DEL SECTOR PÚBLICO Y SE ADOPTAN OTRAS MEDIDAS URGENTES EN EL ÁMBITO CULTURAL Y DEPORTIVO. PLENO DEL CONGRESO. 21 DE JULIO DE 2021:

«Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señor Iceta i Llorens.

Hace cuatro meses, en su primera comparecencia en el Congreso como responsable de Política Territorial y Función Pública, le deseé éxito en su gestión y, ahora, que apenas ha aterrizado, que ha tenido que cambiar de aires ministeriales y que es el nuevo titular de la cartera de Cultura y Deporte, le reitero ese mismo deseo, aunque hace un momento se le echó bastante de menos aquí, en el hemiciclo, a cuenta del debate de los interinos. Lo habrá percibido usted, muy probablemente.

Nos ha presentado usted un real decreto-ley para cuya convalidación se invoca la extraordinaria y urgente necesidad de sus diferentes medidas, fórmula con tintes de coladero que ya le ha costado algún revolcón al Gobierno por su inconstitucionalidad. En cualquier caso, constitucional o no, continúa el Ejecutivo abusando de una figura con la que se soslaya la principal función de las Cortes Generales, que es la de legislar. Baste decir que en esta XIV Legislatura se han superado el medio centenar de reales decretos-leyes, concretamente cincuenta y cuatro, cifra sin parangón en la historia democrática.

En esta ocasión resultaba perentorio, sin lugar a dudas, que el Gobierno alcanzase un acuerdo con la propiedad de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza para dar continuidad a su exhibición pública a través de un contrato de arrendamiento que prolongase el contrato de préstamo gratuito que se suscribió a principios del año 2002 y que se ha prorrogado anualmente, como usted ha recordado en su intervención. Una cuestión llamativa, a la par que duda razonable, es por qué el Consejo de Ministros apuró los plazos del calendario hasta el punto de que se aprobó la víspera de su vencimiento, fechado el 15 de julio de 2021, es decir, menos de una semana. Hay que tener en cuenta, además, que a finales de enero su antecesor en el ministerio, el señor Rodríguez Uribes, ya había anunciado un acuerdo urbi et orbi en Roma —dónde si no— entre las partes para la permanencia en España de la colección durante los próximos quince años, lo que supone el alquiler en torno a 425 obras y el pago de 6,5 millones de euros anuales, con opción de compra, en 2036. Sin embargo, posteriormente a aquel anuncio público del Gobierno, se produjeron diferentes e inexplicados aplazamientos para la firma del contrato al que dan soporte las medidas contenidas en la normativa que se somete a la convalidación del Congreso. Parece que la historia de la instalación en España de la colección Thyssen-Bornemisza esté vinculada a curiosidades con el calendario. De hecho, ya el primer contrato, fechado el 20 de diciembre de 1988, fue firmado, pese a que el decreto autorizando al Gobierno para su firma se publicó en el Boletín Oficial del Estado del día siguiente. De tal hecho consumado se habló en las Cortes Generales, tal y como puede comprobarse leyendo el Diario de Sesiones de la época.

Señorías, sin lugar a dudas, el mantenimiento en España de esta extraordinaria colección privada de la baronesa Thyssen resulta una absoluta prioridad, porque, entre otros aspectos, contribuye a revalorizar el extraordinario y maravilloso triángulo de museos nacionales que forman el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza. Sin embargo, me permitirán que señale que el gran esfuerzo económico que se realiza ahora para evitar, como recoge literalmente la exposición de motivos, el riesgo de retirada de las obras debería haberse acompasado con una mayor agilidad en las negociaciones para que no hubiesen sido llevadas hasta una fecha in extremis. Entre otros factores, el Gobierno tenía a su favor las importantes aportaciones y apoyos que, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, se han realizado tanto para crear el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid como para su mantenimiento y ampliación, con la adquisición de edificios colindantes y su rehabilitación; para el pago de los créditos ordinarios y extraordinarios de la adquisición por parte del Estado, en 1993, de la colección del barón Thyssen Bornemisza, y para las sustanciales consignaciones anuales por diferentes conceptos en subvenciones nominativas y aportaciones patrimoniales. A este respecto, parece oportuno resaltar que a finales de los años ochenta del pasado siglo, concretamente el 3 de marzo de 1989, se reconoció, clasificó e inscribió como fundación cultural privada de servicio y promoción la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, recibiendo desde entonces un trato excepcional, que para sí quisieran otras fundaciones privadas.

En definitiva, y esto es lo sustancial, con el arrendamiento de la colección Carmen Thyssen se garantiza, al menos otros quince años, que España continúe disfrutando de un magnífico conjunto de obras de arte, que tienen su principal centro de exhibición en Madrid, pero sin olvidar que el efectivo compromiso con la cultura de la propietaria de la colección ha permitido, gracias a su filantropía e impulso personal e intransferible, la apertura de otros espacios expositivos en varias localidades españolas, como es el caso del Museo de Málaga o el de Sant Feliu de Guíxols, que llevan su nombre y que, probablemente, no serán los únicos en un próximo futuro, y con mucho mayor motivo, tras este acuerdo de alquiler de las obras de su colección hasta el año 2036.

Señoras y señores diputados, el Gobierno aprovecha este real decreto-ley para desplazarse hacia el ámbito deportivo y deslizar diferentes medidas con las que se modifica la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional. Es una comercialización que hasta ahora se regía por una normativa convalidada hace seis años y que permitió la apertura de determinadas atenciones sociales que hasta entonces no estaban suficiente ni convenientemente atendidas en torno al fútbol y, de forma singular, en torno a los modestos, siendo este deporte en España una enorme fuente de recursos. En síntesis, lo que se plantea mediante estas modificaciones es capacitar a la Real Federación Española de Fútbol para que pueda ejercer con mayor efectividad las facultades de comercialización conjunta que tiene encomendadas en torno a los derechos que la habilitan en calidad de entidad organizadora de competiciones de ámbito estatal no profesional.

Finalmente, señora presidenta, aprovechando que este debate ha tenido su epicentro en la revalorización del patrimonio artístico, quiero denunciar desde esta tribuna el reciente y lamentable despojo sufrido por los asturianos y perpetrado con la venta a la remanguillé y a hurtadillas del cuadro de Goya ‘Aníbal, vencedor’ a la Asociación de Amigos del Museo del Prado por la Fundación Selgas, con la connivencia del Gobierno socialista del Principado de Asturias.

Muchas gracias, señora presidenta».

Relacionados