FORO Asturias inicia hoy una nueva etapa para construir la alternativa que Asturias necesita con urgencia para sobrevivir

por Comunicación Foro

·     Carmen Moriyón: “Con este Congreso de Refundación de FORO Asturias empezamos a construir la alternativa que Asturias necesita con urgencia para sobrevivir”

·     “Somos el único partido de la historia de España que pone orden en su casa y la limpia de corrupción hasta las últimas consecuencias y estamos orgullosos de serlo y de haberlo hecho, sin descuidar ni un solo minuto nuestra responsabilidad institucional”

·      “Defendemos el orgullo de ser y de sentirnos asturianas y asturianos como nuestra forma de ser y de sentirnos españoles, en ese marco debemos reivindicar tener voz propia porque es donde FORO Asturias puede ser más útil”

·      “Basamos nuestra utilidad a Asturias en nuestro principio fundacional de que Asturias no debe ser más, pero tampoco menos, que ninguna otra Comunidad Autónoma española en derechos y en consideración histórica, política e institucional”

·       “Somos el único partido político capaz de garantizar que Asturias tenga voz propia en cualquiera de los grandes debates que España va a afrontar en los próximos años”

·      “En el Congreso de los Diputados no se pronuncia la palabra Asturias si no la lleva nuestro diputado Isidro M. Oblanca; eso es ser útiles, estar centrado en Asturias”

·      “Si queremos estar en el centro tenemos que tender los puentes necesarios sobre esas brechas que los pirómanos y los insensatos no hacen más que agrandar”

·      “Ahora en FORO Asturias hay debate, pluralidad de opiniones -que no ruido ni disidencia-, hay sinceridad en los planteamientos y pasión en las convicciones, lo que demuestra que este partido está muy vivo y tiene mucho camino por delante”

·      “FORO Asturias centrará todos sus esfuerzos en la preservación de la identidad del Principado de Asturias como sujeto político de trascendencia histórica, defendiendo en todos los ámbitos institucionales la completa personalidad del pueblo asturiano, reconociendo siempre su pluralidad, diversidad, universalidad y autonomía”

·      “Ofrecemos a los asturianos y asturianas la política de la utilidad, de las convicciones y de las soluciones, tres pilares, como los tres trazos de nuestro nuevo emblema que, con los colores de Asturias, pone a nuestra región en el centro”

·      “Asturias ya no puede vivir sólo de buenas intenciones, de declaraciones de principios, de grandes lemas, de Alianzas y Estrategias; Asturias necesita soluciones”

·      “Las soluciones pasan por ofrecer un lugar al que volver a esos 100.000 asturianos y asturianas que se han tenido que ir en los últimos veinte años, cuando Asturias es una tierra en la que merece la pena vivir y por la que vale la pena luchar”

 

19.06.2021 (Oviedo). Discurso íntegro de clausura de la presidenta de FORO Asturias, Carmen Moriyón, en el IV Congreso Extraordinario ‘Refundarse para centrarnos en Asturias’:

“Gracias, Presidenta de la Mesa.

Compañeras y compañeros de la Comisión Organizadora, de la Mesa,

Fundadores y fundadora, alcaldes y concejales,

Queridas compromisarias y queridos compromisarios, que nos acompañáis en esta ocasión telemáticamente.

Amigas y amigos.

Esto es sólo el principio.

En estos últimos días vengo escuchándoos decir que ya queda poco para el Congreso, que ya no falta nada para el Congreso, que ya estamos a punto… Ha sido un trabajo inmenso, frenético en ocasiones, invisible en otras muchas, lo sé. Pero siento deciros que con lo que hemos logrado aquí hoy, sólo acabamos de empezar.

Acabamos de empezar a construir la alternativa que Asturias necesita con urgencia para sobrevivir. Ese es el trabajo real que tenemos por delante. El trabajo que espera de nosotros la sociedad asturiana. El trabajo, compañeras y compañeros, para el que nos votaron. Y era un trabajo que no podíamos hacer sin poner en orden nuestra casa.

Hoy culminamos un proceso largo, complicado. Difícil de entender en su conjunto, y también, por qué no decirlo, difícil de explicar a quienes nos observan de puertas hacia afuera. Un proceso que también ha sido doloroso, pero del que salimos fortalecidos en nuestro empeño de dejar de ser un problema para ser parte de la solución. FORO Asturias es el único partido de la historia de España que pone orden en su casa y la limpia de corrupción hasta las últimas consecuencias. Y estamos orgullosos de serlo. Además, lo hemos hecho, y esto es algo que quiero poner en valor, sin descuidar ni un solo día, ni un solo minuto, nuestra responsabilidad institucional. Y como Presidenta estoy orgullosa de que todos nuestros cargos electos, empezando por nuestro único diputado en la Junta General del Principado, hayan hecho frente a este proceso sin dejar de presentar una sola iniciativa, sin dejar de atender un solo pleno y sin dejar de representar en todo momento sus siglas, sus votantes y sus conciudadanos. Por eso, gracias.

No es ningún secreto para nadie que la política ha caído en el mayor de los desprestigios. A ello han contribuido muchas cosas. La primera, la actitud de muchas personas que la concebían y la siguen concibiendo como una forma de servirse. La segunda, la desidia de muchos otros, que se conforman con estar y hacen poco o nada por ser. La tercera, el sistemático incumplimiento de la palabra dada, arrinconada a base de tuits, de flashes y de titulares.

A este panorama, ya de por sí complicado, se ha sumado una pandemia particularmente cruel, que ha provocado decenas de miles de fallecidos, que nos ha alejado de las personas que queremos, que se ha cebado con los mayores privándoles de la compañía, de la salud o de la vida; y con los jóvenes, negándoles por enésima vez sus oportunidades y su crecimiento. Una pandemia que ha erosionado gravemente nuestras instituciones, que ya estaban debilitadas; que ha multiplicado la polarización, que ya venía de lejos; y que ha agravado ese descrédito del que hablaba antes.

Ante esto, la política debe aportar soluciones. Lamentablemente, en el día a día vemos muy pocas. El debate político se ha convertido en un permanente y agotador intercambio de la nada, con palabras gruesas pero vacías. No se ven propuestas, ni se ven esfuerzos por hacerlas. Tampoco se ven discusiones de interés para la ciudadanía.  En definitiva: no hay política.

Y esa es la razón de fondo por la que convocamos este IV Congreso Extraordinario que hemos llamado de refundación. Porque nosotros hemos venido aquí a hacer política.

La primera forma de hacer política es ser útil a la sociedad. Decía Gandhi que ‘la mejor forma de encontrarse a uno mismo es perderse en el servicio a los demás’. Por eso para un partido político como el nuestro, que pretende ser útil a la sociedad a la que sirve, la primera y primordial pregunta es, ¿cómo podemos ser útiles Asturias?

Tenemos varias maneras. La primera parece obvia pero no lo es tanto: se es útil a Asturias defendiendo los intereses de Asturias. Defender los intereses de Asturias pasa por tomar las decisiones aquí. Las decisiones que afecten a Asturias, las decisiones que condicionan la vida de Asturias, las decisiones que pueden cambiar el destino de Asturias deben decidirse en Asturias y con la voz de Asturias.

Y no os equivoquéis. Lo decía con mucho acierto Javier Esparza, Presidente de UPN, en el saludo que nos envió. Somos conscientes de que Asturias es España tanto como España hunde sus raíces más profundas en Asturias. Hay que entender la España constitucional de las autonomías como un proyecto de unión, de concordia y de progreso, en el que el todo es más que la suma de las partes. Pero también hay que entender España desde el territorio, desde las Comunidades que la conforman, desde la Historia que la ha forjado. Defendemos el orgullo de ser y de sentirnos asturianas y asturianos, que es nuestra forma de ser y de sentirnos españoles. Y en ese marco es donde debemos reivindicar tener voz propia. En ese marco es uno de los lugares donde FORO Asturias puede ser más útil.

España, como Nación, como estado democrático de derecho, va a afrontar pronto un debate prácticamente de corte constitucional. La España de las Autonomías necesita un cierre que garantice la convivencia, la igualdad de todos, la financiación justa de los servicios públicos, la inversión necesaria para el desarrollo. Ese debate va a llegar. Y va a ser encarnizado, porque es el debate en el que este país se jugará el próximo medio siglo, así de claro. Y yo me pregunto: ¿quién va a defender los intereses de Asturias en ese debate? De verdad, amigas y amigos, ¿quién va a estar ahí para garantizar que Asturias no se queda atrás una vez más, la definitiva?

No voy a relataros el panorama, porque todas y todos lo veis perfectamente claro. Todos sabemos qué le ha pasado a este Principado de Asturias en los últimos treinta años de Gobiernos socialistas: nada. Y todos sabemos que quien no ha sido capaz de ser alternativa a la nada, mucho menos va a defendernos en Madrid. Nos lo decía antes Ana Oramas: “hay que estar en Madrid”. Esta Comunidad Autónoma ha elegido a siete Diputados y seis Senadores. Y todos sabemos de quién es la única voz que defiende a Asturias en Madrid en los últimos diez años. Sólo ha tenido dos nombres. Y los dos son fundadores de este partido y están sentados hoy aquí detrás de mí: Isidro Martínez Oblanca y Enrique Álvarez Sostres.

Sólo FORO Asturias es capaz de garantizar que Asturias tenga voz propia en cualquiera de los grandes debates que España va a afrontar en los próximos años. Desde luego, FORO Asturias será la única voz de Asturias en el debate nacional sobre el sistema autonómico. Esta es una realidad incuestionable. No hay lugar a la duda. No hay espacio para interpretaciones. En el Congreso de los Diputados no se pronuncia la palabra Asturias si no la lleva el Diputado de FORO Asturias. Eso es ser útiles.

Pero esta utilidad no sólo se demuestra en Madrid. Veréis, hay algo que me sublevaba especialmente cuando me tocó ejercer la Alcaldía de mi ciudad, de Gijón. No eran pocos los Plenos en los que los partidos de ámbito nacional presentaban iniciativas ‘relleno’. Lo siguen haciendo. Son textos-pastiche que presentan en toda España, da igual si Ayuntamiento, si Diputación provincial, si parlamento autonómico… De los temas más variopintos. Desde el conflicto en Oriente Medio hasta la política europea en materia de patentes y marcas. Desde la estabilidad en América Latina hasta la reforma constitucional para la despolitización de la justicia. Y allá que íbamos, los 27 concejales, a debatir si hacía falta instar al Presidente del Consejo de Ministros de la República Italiana a poner más barcos en el drama migratorio o si la Comisión Europea tenía que esmerarse más en un sistema europeo de pensiones.

 

“Nuestra política no se decide en Madrid, se decide aquí”

Y ¿por qué os cuento esto? Porque FORO Asturias no hace eso. Porque no tenemos ningún complejo de nada. Porque nuestra política no se decide en Madrid, se decide aquí. Y sabemos que esos temas se discuten en el Congreso, y ahí tenemos a nuestro representante; pero en nuestros Ayuntamientos y en la Junta General del Principado, nosotros venimos a hablar de Asturias. Porque Adrián Pumares no es útil a Asturias trayendo a la Junta General el debate de la unidad territorial de España, sino denunciando que nuestros docentes no tienen medios. Porque Jesús Martínez Salvador no es útil a Gijón hablando de Gaza, sino explicando cómo FORO Gijón puso en marcha un programa de renta social pionero en España. Porque nuestros Alcaldes de Salas, de Amieva y de Peñamellera no dependen de qué partido gobierna en Madrid para defender la autonomía local y denunciar la falta de financiación que sufren. Porque nuestras concejalas y nuestros concejales no están ocupados en manifestaciones ni en campañas; están centrados en que Ribadesella ayude a sus hosteleros, centrados en que Siero tenga unas comunicaciones dignas, centrados en que Tapia logre por fin su dragado, centrados en que en Vegadeo no haya corrupción. Somos útiles a Asturias porque estamos centrados en Asturias.

La segunda forma de hacer política es ser una alternativa. Y aquí de nuevo la realidad es tozuda: en los últimos treinta años FORO Asturias ha sido y es la única alternativa real a Gobiernos socialistas en Asturias. Repito: la única alternativa real a los Gobiernos socialistas. Y no hablo solo del Gobierno del Principado. Ahí está Gijón, donde sólo FORO Asturias le ha ganado unas elecciones al PSOE y donde Jesús Martínez Salvador es la única oposición que existe. Y menuda oposición.

Ser alternativa no es, como decía antes, limitarse a estar. Para constituir una alternativa política hace falta ser. FORO Asturias ha caminado durante mucho tiempo sin pararse a pensar qué quería ser, qué queríamos ser. No basta con ser otra cosa, con ser diferentes a otros. No basta con ser lo opuesto a algo. Uno no puede definirse por lo que no es. Una sociedad adulta y madura no compra proyectos políticos por oposición, y cuando lo hace es porque no le queda más alternativa. Y como dije antes, nosotros hemos venido aquí a hacer política, no a que nadie nos elija por descarte.

 

“Es necesario establecer unas bases ideológicas sólidas”

La defensa de un programa político, con propuestas concretas de políticas públicas, es el resultado material de una determinada visión sobre cómo ha de ser la sociedad. Bajo toda determinación de objetivos y priorización en el uso de los recursos públicos subyace una idea concreta de qué es lo justo, y cuál es el papel que los poderes públicos han de tener para conseguirlo. Por eso es necesario establecer unas bases ideológicas sólidas, que ofrezcan el sustento teórico y moral necesario para convertir ideales políticos en acciones de gobierno concretas. Unas bases que permitan una visión elevada del ejercicio de la representación política, y haga posible no perderse entre los vaivenes de la gerencia diaria de la cosa pública.

Si además pretendemos que esa visión y que esas acciones concretas tengan un respaldo social transversal, es decir, que se ubiquen en una posición de centro en la que se suscite un acuerdo más o menos amplio, necesitamos un equilibrio por encima de las grandes líneas de fractura que dividen a la sociedad. Si queremos estar en el centro tenemos que tender los puentes necesarios sobre esas brechas que los pirómanos y los insensatos no hacen más que agrandar.

En este Congreso extraordinario hemos sentado esas bases. Y las hemos sentado democráticamente, las hemos sentado por escrito, y las hemos sentado con debate. Yo he visto debate en estas semanas. He asistido a discusiones sinceras, he participado en algunas y escuchado otras. Las he leído. Y ese es quizás uno de los méritos más importantes de los que hemos alcanzado en este Congreso. Ahora en FORO Asturias hay debate. Hay pluralidad de opiniones, que no ruido ni disidencia. Hay sinceridad en los planteamientos. Hay pasión en las convicciones. Y eso demuestra que este partido al que algunos dieron por muerto no sólo está muy vivo, sino que tiene mucho camino por delante.

Bases ideológicas como la centralidad y el autonomismo no son palabras vacías. Pueden serlo, pero no es nuestro caso porque las hemos llenado de contenido. Desde hoy, nuestros Estatutos proclaman, con la fuerza vinculante de las normas, que “la finalidad última de FORO Asturias, desde la justicia social y la igualdad de oportunidades, es la defensa de los intereses sociales, culturales, económicos y políticos del Principado de Asturias y de su ciudadanía”. Desde hoy, nuestros Estatutos que nos obligan y que nos identifican ante los demás establecen que ‘FORO Asturias establece como eje vertebrador de su actividad política el reformismo, que se define como el equilibrio permanente entre tradición y progreso, entre orden y cambio, entre conformismo y extremismo’. Desde hoy, nuestro DNI político expresa que ‘FORO Asturias centrará todos sus esfuerzos como partido político en la preservación de la identidad del Principado de Asturias como sujeto político de trascendencia histórica, así como del patrimonio humano, cultural, económico, social y político que le da consistencia; defendiendo para ello en todos los ámbitos institucionales la completa personalidad del pueblo asturiano, reconociendo siempre su pluralidad, su diversidad, su universalidad y su autonomía’.

Basamos nuestra centralidad en el reconocimiento explícito de que entendemos que toda persona es libre, y que para ser libre requiere de una igualdad de oportunidades, porque entendemos que la igualdad ante la ley no es realizable sin la eliminación de los obstáculos que la realidad plantea a cada paso. Basamos nuestro autonomismo en el reconocimiento de la España de las Autonomías como el mejor marco posible para cumplir las expectativas políticas de Asturias, como entidad política que continúa nuestra tradición milenaria de autogobierno proveniente del histórico Reino de Asturias y de la secular Junta General del Principado. Basamos nuestra utilidad a Asturias en nuestro principio fundacional de que Asturias no debe ser más, pero tampoco menos, que ninguna otra Comunidad Autónoma española en derechos y en consideración histórica, política e institucional.

Todo esto no son palabras vacías. Al contrario, son palabras llenas de contenido. Y sobre todo: son palabras únicas. A menos de cien metros de aquí está la Junta General del Principado de Asturias y en ella no hay un solo partido que pueda decir lo que acabamos de decir aquí. Porque solo nosotros, solo FORO Asturias puede ofrecer a Asturias un proyecto de Asturias, para Asturias y por Asturias.

Y la tercera y última forma de hacer política que os quiero proponer hoy es la de Cánovas. Cánovas escribió que ‘la política es el arte de aplicar en cada época de la historia aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible’.

Por eso, como explicaba antes, una vez tenemos las bases y los principios, podemos construir el edificio de nuestro proyecto político con las acciones concretas. Esa es la parte más difícil, también la más importante: traducir nuestras convicciones en propuestas, en hechos, en mejoras en la vida de la gente. Porque Asturias ya no puede vivir sólo de buenas intenciones. De declaraciones de principios. De grandes lemas. De Alianzas y Estrategias. Asturias necesita soluciones.

Soluciones que pasan por no asolar más esta Comunidad Autónoma con una presión fiscal insoportable. Soluciones que pasan por no despreciar más a nuestro patrimonio, no dejar que se escape de Asturias de cualquier manera, ni dejar que se pierda en el olvido. Soluciones que pasan por reparar el daño de esta pandemia en nuestro sistema de salud, que es nuestro, que no va a venir nadie más a arreglar. Soluciones que pasan por no olvidar por más tiempo a nuestra zona rural, que está abandonada a su suerte.

Soluciones que pasan por ofrecer un lugar al que volver a esos 100.000 asturianos y asturianas que se han tenido que ir en los últimos veinte años. Porque no es justo que nuestras mejores generaciones se hayan ido y ya no piensen en regresar. ¿Por qué tenemos que aceptar como bueno que nuestros jóvenes, a los que hemos elegido criar aquí, a los que hemos formado aquí, por los que hemos apostado aquí, se tenga que ir? ¿Qué disparate es ese? ¿Cómo podemos llevar veinte años contando las ‘leyendas urbanas’ que cruzan el Huerna y ya no vuelven? Son nuestra gente, y merecen un lugar al que regresar.

Soluciones que pasan por no convertir Asturias en un paraíso verde de fines de semana, sino en una potencia industrial capaz de explotar los inmensos recursos naturales que tenemos de una forma sostenible y sin enviar a la miseria a decenas de miles de familias. Soluciones que pasan por exigir unas infraestructuras de este siglo que, por cierto, pasan por cumplir con la palabra dada y no venderse al primer ministro de Fomento que se presenta tras las elecciones a recaudar. Soluciones, en fin, que estén centradas en Asturias.

 

“FORO Asturias va a dar esa batalla”

Y eso es lo que vamos a ofrecer a las asturianas y los asturianos. Esa es nuestra forma de hacer política, a la que no sólo no renunciamos, sino que reafirmamos hoy como propia, como indisociable de este nuevo FORO Asturias: la política de la utilidad, de las convicciones y de las soluciones. Tres pilares, como los tres trazos de nuestro nuevo emblema. Y todas con los colores de Asturias, porque tienen Asturias en el centro.

Lo dije el día que presenté mi candidatura a un Congreso como este. Lo dije el día que me elegisteis presidenta. Y lo repito ahora: Asturias es una tierra en la que merece la pena vivir y por la que vale la pena luchar. Cada día, cada hora y cada minuto. En todas las ocasiones.

FORO Asturias va a dar esa batalla. Y estoy convencida de que desde hoy estamos un paso más cerca de ganarla. Porque el que resiste, vence.

Muchas gracias.

 

 

Relacionados