Sergio Hidalgo: «En La Barrosa no hay avances; deberían trabajar a tres turnos y en fin de semana»

Entrevista a Sergio Hidalgo, Alcalde de Salas, en 'La Nueva España'

por dircomunicacion

“¿Impulsar una candidatura autonómica por Occidente? No está en mi cabeza en estos momentos; mi único compromiso es con Salas”

El alcalde de Salas, Sergio Hidalgo, está comprometido en ejercer toda la presión posible para que el Ministerio de Transportes finalice cuanto antes la reconstrucción del puente de La Barrosa. Se trata de una infraestructura que se abrió al tráfico como parte de la primera calzada de la futura autovía A-63, en el tramo entre Casazorrina y La Espina. Su derribo, por problemas estructurales, ha obligado a derivar el tráfico por la antigua Nacional 634, que también sufre gran afluencia de circulación desde el pasado mes de noviembre debido a los cortes de vía producidos en la vía regional AS-15 a la altura de Tineo. Un conjunto de circunstancias que ha encendido la mecha de una gran contestación social en el Suroccidente, que reclama vías de comunicación dignas. Hidalgo exige asimismo inyectar más financiación y redoblar los esfuerzos para concluir la obra de la autovía Oviedo-La Espina, que acumula retrasos de ejecución debido al argayo que cayó la pasada primavera en Casazorrina, y por la reconstrucción del paso en La Barrosa.

–¿Cómo evoluciona la obra del puente?

–No hay avances. Desde que se convocó la última concentración, en diciembre, hay una máquina haciendo sondeos con dos o tres trabajadores cuando podría haber otra máquina, en el otro lado del puente, haciendo el mismo trabajo a la vez. En La Barrosa deberían de estar trabajando a tres turnos y los fines de semana. Y eso lo vemos porque la gente pasa por allí a diario. Hubo incluso días en los que no se trabajó. Además, pienso que se podría haber buscado una solución para seguir pasando, con las tecnologías que hay ahora, porque eso llevaba así cuatro años y aguantaron hasta meter todo el material de la obra del otro puente de la autovía. Después lo cerraron, sin avisar ni nada.

–¿Les han avanzado un plazo de finalización?

–Ninguno y lo que vemos es que no hay compromiso de la Delegación del Gobierno. Eso sí, en cuanto hay un poco de revolución, cuando la gente se moviliza, a la hora siguiente de enterarse que se convoca una manifestación, mandan dan una nota con una foto, que es siempre la misma, y un texto sin sentido porque no tiene plazo alguno. Así, lo que hacen es crispar más y más a los vecinos de la comarca. Además de las pérdidas económicas y los inconvenientes que generan los cortes, también hay desilusión ante la pasividad del Ministerio y del Principado. Parece que esta comarca no interesa.

–¿Por qué lo cree?

–Será porque en las urnas no hay los suficientes votos. Vuelvo a decir, si esto sucede en otra zona de Asturias o de España, no estaríamos en esta situación. Estamos por lo que estamos. Es lo único que cabe en mi cabeza porque desde el 2 de septiembre está derribado el puente de La Barrosa, estamos en enero y no hay movimiento, por lo que entiendo que es un tema presupuestario y de que no les interesa invertir en esta comarca.

–El argayo y el derribo del puente retrasan la conclusión de la construcción de la autovía Oviedo-La Espina.

–Es inaceptable, vamos a tener un retraso de dos a tres años casi fijo y entendemos que la autovía lleva ya demasiados años de demora y tienen que hacer un esfuerzo en la financiación para finalizarla. Por eso le pido al Gobierno del Principado que tenga seriedad, que no entre a despistar con el tema de que hay que llevar la autovía de La Espina a Ponferrada. Está muy bien, entiendo que cuando la autovía llegue a La Espina tiene que tener las máximas conexiones posibles, estoy de acuerdo y lucharé por ello. Pero primero vamos a exigir al Ministerio que la autovía llegue a La Espina. Y habría que hablar de la segunda calzada entre El Regueirón y La Espina, que está sin proyectar ni licitar después de que se rescindiese el contrato. De eso nadie habla y es un tema importante y grave. Además, me consta que no está encima de la mesa del Ministerio.

–Le han acusado de hacer política con los bloqueos de las carreteras.

–Yo no politizo con la situación en ningún momento y, a los que lo dicen, les reto a lo siguiente: a que se comprometan dando un plazo para acabar el puente de La Barrosa y llevar a cabo las inversiones comprometidas con este concejo y el Suroccidente. Si lo hacen, yo, al día siguiente presento la dimisión como Alcalde y dejo la política.

–No todos los alcaldes suroccidentales participaron en la masiva manifestación en Oviedo que convocó la plataforma “El Suroccidente también es Asturias”.

–Para mí no es un tema personal con nadie y tengo el máximo respeto a las personas y a la situación, como quiero que me respeten a mí y mis opiniones. Pero creo que llega un punto que hay que plantarse y decir, pues oye, la delegada del Gobierno tiene que dimitir y el presidente del Principado de Asturias tiene que tomar cartas en el asunto.

–¿A qué atribuye que algunos de esos concejos lleven a Pleno la reprobación simbólica del presupuesto regional en 2022 por no atender las necesidades de las infraestructuras del Suroccidente?

–Digo lo mismo, respeto al máximo sus opiniones y nunca voy a entrar en esas cuestiones.

–¿Se plantea encabezar una candidatura independiente como diputado regional por el Occidente en las próximas elecciones autonómicas?

–Mi único compromiso en estos momentos es con los vecinos de Salas y así voy a seguir día a día. No me gusta hacer planes de futuro, no sé dónde estaré mañana todavía pero lo que sí sé es dónde estoy hoy.

–¿Se lo han planteado?

–Me lo planteen o no, no está en mi cabeza en estos momentos.

–Salas recibe en 2022 un millón de euros para ejecutar mejoras como destino turístico del Camino de Santiago.

–Planteamos desde mejorar los tramos del Camino a una mejora de la eficiencia energética de la piscina municipal, el paseo fluvial del Nonaya o la digitalización de los negocios turísticos, por ejemplo. Vamos a preparar Salas de cara al futuro porque el Camino Primitivo es un recurso muy importante y en los últimos años ha sido un motor de crecimiento socioeconómico.

Relacionados