Jesús Martínez Salvador: “En medio de la mayor crisis que va a vivir esta generación se exige liderazgo, altura de miras, responsabilidad, comprensión, empatía y diálogo. Todo aquello de lo que usted, Alcaldesa, y su Gobierno carecen”

por dircomunicacion

“Hoy no tenemos ni presupuesto. Por no hablar de la deuda municipal, que es la mitad de la que había en 2011, cuando ustedes dejaron el gobierno. Hasta la Airef nos saca los colores. Todo ello en tan solo un año. Qué miedo da pensar cómo pueden dejar Gijón en 2023”

“Se compara usted con Ángela Merkel, pero es que Ángela Merkel ha pactado con la oposición del Bundestag cada una de las decisiones y usted no ha abierto la puerta de la Alcaldía a nadie”

“El de FORO y el del PSOE son dos modelos antagónicos: el de hacer más con menos y el de recaudar para luego ya ir viendo en qué me lo gasto”

“Hemos sido testigos desde los inicios del mandato de la supresión de todo intento de participación ciudadana. El gobierno del PSOE-IU no quiere dialogar ni buscar soluciones consensuadas, ya que eso requiere asumir planteamientos de otros y cesiones de las ideas propias”

“Tener más de un año la avenida de El Molinón levantada, criando maleza, vallada, cual escenario de The Walking Dead, es el ejemplo palpable de la falta de respeto a los gijoneses, o al menos a todos los de la zonas Este y Rural”

“No hubo decisión que ustedes adoptaran que no dejara soliviantado al barrio donde se ejecutó. De El Molinón a Poniente pasando por la San Lorenzo. De la historia interminable de la calle Río de Oro a Pumarín”  

“El cambio de estación solo tiene un objetivo, retrasar lo prometido, lo que tenía el consenso de todos, porque a ustedes no les vale lo de los demás. O es suyo, o no es. Ese es el sectarismo del PSOE gijonés”

“No queremos una alcaldesa cómplice que defienda al PSOE, queremos una alcaldesa firme que vaya a Madrid las veces que sea necesario para exigir el cumplimiento de los compromisos. Lo mismo para la ampliación del Hospital de Cabueñes ante el gobierno regional, aunque aquí ya le hemos hecho el trabajo desde FORO”

“En el año en el que más necesaria era la limpieza, no han estado ustedes a la altura. No se recuerda Gijón tan sucio y descuidado”

“La Casa Paquet pasó de ser el mejor albergue de peregrinos de todo el camino de Santiago a despacho de concejalas del gobierno”

¿Usted, señora González, cree de verdad que los hosteleros gijoneses que no pueden trabajar, pero tienen que seguir pagando impuestos, cuotas de autónomos, alquileres, hipotecas… lo que quieren es una foto con usted? Lo que quieren es poder ganarse la vida. Y a usted lo primero que le piden es que pague las ayudas que ha convocado”

9-diciembre-2020 (Gijón). – Intervención del portavoz del Grupo Municipal de FORO en el Ayuntamiento de Gijón, Jesús Martínez Salvador, en el Pleno del Debate del Estado del Municipio:

“Resulta raro realizar los Plenos de manera telemática y en este caso esa sensación es aún mayor, en este Pleno extraordinario del Debate sobre el Estado del Municipio, el primero con este formato desde que aprobáramos el nuevo reglamento orgánico del Pleno y el primero también de este mandato, al haber sido 2019 año electoral.

Un año en el que hubo cambio de gobierno y, por tanto, es este 2020 el primero completo que podemos analizar desde que el PSOE volviera a gobernar en Gijón, en esta ocasión como ya ocurrió en el pasado, en coalición con IU.

Es cierto que no es un año normal, puesto que desde que el 14 de marzo se declarara el estado de alarma, no hemos vuelto a recuperar la normalidad: ni siquiera en esos meses de verano, donde se llegó a pensar que la pandemia formaba parte del pasado, la llegamos a recuperar. Por lo tanto, resulta indisociable en 2020 hablar de la gestión municipal y del coronavirus y sus consecuencias.

Algunas de las decisiones más importantes que se tomaron en 2019, como fue la aprobación de la ordenanza fiscal o el presupuesto, fueron adoptadas en un escenario que nada se parece al actual, y prueba de ello son las más de 20 modificaciones presupuestarias que se han aprobado este año. Precisamente por eso, no se comprende que el gobierno haya dejado de ejercer su competencia de elaborar un presupuesto propio para 2021 que realmente responda a las necesidades de la ciudad. Casi la única ciudad de España que ha renegado de ello, mientras el resto de los alcaldes y presidentes, hasta el propio Sánchez, se han desvivido por lograrlo. Y eso que en Gijón no hay ningún grupo municipal que pida la independencia, ni tenga vinculaciones con grupos terroristas. Se argumentó un ahorro neto negativo, cuando solo la EMA y EMULSA tienen 40 millones de euros en sus cuentas.

En la aprobación de la primera ordenanza fiscal se notó ya el cambio de gobierno. Del modelo de FORO que deshizo el catastrazo socialista, bajando más de diez décimas el tipo del IBI, con revisión a la baja de los valores catastrales incluida, a la creación del IBI diferenciado. De los 8 años de congelación y bajada de tasas al aumento generalizado del 5%, sea necesario o no, como podemos ver en la empresa municipal de aguas. En resumen, dos modelos antagónicos, el de hacer más con menos y el de recaudar para luego ya ir viendo en qué me lo gasto. El de los que vemos una gestión óptima el mantener una presión fiscal baja, a la vez que se ofrecen servicios públicos de calidad; y el de los que su primera opción siempre es recaudar cada vez más y más, no importa para qué.

Esperemos que la broma del IBI diferenciado no vuelva a aparecer y su eliminación en 2021 no sea sólo temporal. En una comunidad  autónoma como la nuestra, con una de las cargas impositivas más altas de España, ahogar a las empresas no es precisamente lo más recomendable para retenerlas en nuestro territorio.

Otro de los elementos de los que hemos sido testigos desde los inicios del mandato es la supresión de todo intento de participación ciudadana. El gobierno del PSOE-IU quiere decidir él, y después informar de sus decisiones (si hay suerte). No quiere dialogar ni buscar soluciones consensuadas, ya que eso requiere asumir planteamientos de otros y cesiones de las ideas propias. ¡Quién nos iba a decir que esto es lo que llaman ustedes un gobierno progresista!. Lo vimos en la no convocatoria del observatorio de la playa, lo vimos en la práctica eliminación del presupuesto a elegir por los distritos, lo hemos ido viendo cada mes, cada semana, cada día de este nuevo mandato. ¿Dónde está el Plan  Estratégico de Participación Ciudadana?  ¿Dónde quedó el PSOE que proponía mesas redondas, grupos de trabajo, comisiones especiales, observatorios, foros…? cualquier nombre valía para denominar un nuevo órgano en el que todas las decisiones fueran negociadas. ¿Dónde quedó el Aurelio Martín que hacía exactamente lo mismo? Con la diferencia de que él, en la oposición sí que acudía a trabajar y a construir, y ahora no acepta que lo hagamos otros. El PSOE siempre acudía a dinamitar, eso es cierto; ahí, sí que les hago diferentes a los dos socios del gobierno. Ahora, señor Martín, se le han pegado los peores vicios del socialismo gijonés. Usted, que ha asumido responsabilidades tan importantes como ser Consejero del Gobierno del Principado de Asturias, en un área tan compleja y con tantos problemas como el Medio Rural, y donde francamente, es usted recordado como un buen consejero. Pero si no cambia, si no cambia de actitud, no será ese recuerdo el mismo que deje como concejal de gobierno de esta ciudad. De hecho, creo que por mucho que usted cambie de aquí a 2023, hay cosas que Gijón ya no va a olvidar ni perdonar.

Y es que tener más de un año la avenida de El Molinón levantada, criando maleza, vallada, cuan escenario de The Walking Dead, es el ejemplo palpable de la falta de respeto a los gijoneses, o al menos a todos los de la zonas Este y Rural. A los de esas zonas, por adoptar medidas que sólo les producen perjuicios en su vida, pero también a los de la zona Oeste, ya que nada han hecho ustedes por mejorar los problemas de esa zona. Donde la contaminación atmosférica, que no ha bajado cuando en pleno estado de alarma no circulaban apenas coches por la ciudad, sigue muy presente, ya que la industria sigue emitiendo. Y seguimos sin que ustedes muevan un dedo para que haya una estación oficial en el Lauredal, que no en Jove. Como sabemos gracias a la estación móvil que el Ayuntamiento instaló en 2017, esos 600 metros son importantes, y viven muchos gijoneses allí.

Tener la avenida de El Molinón abandonada por capricho desde hace un año, cuando por 100.000 € podría estar en funcionamiento desde ese mismo tiempo, para después construir sobre ella un parque donde ya hay 200.000 m2 de zonas verdes, que congestionará el tráfico de las vías cercanas además de pagarlo con el dinero de la empresa de aguas, mientas hay parroquias de Gijón que no tienen saneamiento, es sólo un caso. Pero en su gestión hay muchos como este. Mención aparte merece el tratamiento que le han dado a la calle que continua la avenida de El Molinón en dirección al centro, como es el muro de San Lorenzo, zona emblemática de la ciudad que no mejora el aspecto de su vecina avenida. Eso sí, en una por no invertir 100.000 euros (aunque fuera de manera provisional hasta que año y pico después empiecen las obras de peatonalización) no se puede utilizar, y da una imagen deplorable. En la otra, casi 300.000 € para pintar de colores un carril de coches que se supone provisional, o al menos eso han argumentado ustedes. Y no, por mucho que se empeñen, no es bonito: es feo, y bastante. Aparte de innecesario, por que desde mayo ya era peatonal ese carril y con la obra sólo se consiguió no poder utilizarlo en los meses donde más se necesitaba. Ya me dirán ustedes la gente que lo utiliza una vez que ha llegado el invierno.

Sigo animándoles a que paseen por las calles Covadonga, Ruiz Gómez y Caridad y me digan si esas nuevas calles residenciales dejan contento a alguien. No ha habibo decisión que ustedes adoptaran que no dejara soliviantado al barrio donde se ejecutó. De El Molinón a Poniente pasando por la San Lorenzo. De la historia interminable de la calle Río de Oro a Pumarín.  

Y todo ello bajo el paraguas de la pandemia. Parece que fue la excusa perfecta, mientras mucha gente estaba confinada, sin poder abrir sus negocios, restringida su movilidad, preocupándose por su vida, ustedes metiendo excavadora y pala para hacer cambios que no demandaba NADIE.

Otro ejemplo de esto es la tramitación de la Ordenanza de Movilidad, que está en exposición pública pese a la declaración del estado de alarma. Una ordenanza de movilidad que quiere expulsar a 55.000 coches de gijoneses de la ciudad, sin importar si sus propietarios no pueden económicamente comprarse otro o si son coches que apenas se utilicen. Como si un diésel comprado ayer emitiera menos CO2.

En el resto de la gestión municipal ante el COVID, han ido ustedes siempre por detrás. No hay una sola medida implantada que no fuera demandada varias semanas antes por la oposición o por la sociedad civil organizada. Y es que ustedes cuando más han acertado es cuando han sabido escuchar. Aquí no negamos que ustedes tengan cosas apuntadas en el haber, como las ayudas sociales que fueron ágiles y sin demasiada burocracia. Pero las económicas a los sectores afectados pecaron de lo contrario. Mismamente vamos a acabar el año y prácticamente el 90% de la dotación prevista para dichas ayudas sigue en la caja de este ayuntamiento, y no en la de tantos y tantos negocios locales que mantienen aún bajadas sus persianas a día de hoy. Y es que no hay menor empatía por parte un gobierno que no permitir a la gente trabajar, pero seguir cobrándole impuestos o cuotas, o no conceder las ayudas que promete. Y aquí, han sido ustedes muy poco receptivos con el sector hostelero y turístico. No basta con decir “ya hemos sacado ayudas, no podemos hacer más”.

Y para que la dignidad del ser humano no se pierda, al fin, han sido capaces de sacar de nuevo la renta social. 11 meses después de que entrara en vigor el presupuesto en el que pactaron esa medida con PEX. Ya se lo dijimos, cámbienle el nombre: pónganle Renta Social-ista para que parezca invento suyo. Pero háganlo de una vez, porque es muy necesaria. Al fin lo han hecho, y pese a que no han elegido ese nombre, parece que será una realidad. Y para ello, ha tenido usted que mentir para justificar los cambios, diciendo que la Renta Social no iba dirigida a personas vulnerables cuando evidentemente tenía en cuenta las condiciones económicas de los beneficiarios, como sabe de sobra, por otra parte. Las condiciones estaban muy claras en las bases, pero es cierto que entre las personas que las cumplían, el orden de solicitud se tenía en cuenta, y por eso fueron ágiles y los primeros solicitantes recibían su ayuda pronto. Al contrario que ocurre con ustedes. También ha dicho que será más redistributiva, ya nos dirá como, cuando la renta social se tradujo en ventas en comercios minoristas de Gijón por valor de casi 7 millones de euros. Siete veces mayor cuantía que “su renta social”; y si a eso le sumamos que la economía local, la de las familias gijonesas, está en 2020 en peor situación que en 2017, no sé que soporte tiene su afirmación. Y la última falsedad: usted ha dicho que ahora se va a tener mayor control sobre el gasto. Espero que me lo aclare, puesto que antes se entregaban unas tarjetas de crédito que sólo se podían utilizar en los comercios asociados y ahora van a entregar el dinero en efectivo. ¿Dónde está ese mayor control? En ningún sitio. Todo esto por no mencionar que la Unión de Comerciantes sigue vinculada al programa de manera altruista, ya que no hay convenio con ellos que regule este programa. Pero es lo que tiene dejar las cosas para el final, que se hacen de aquella manera.  

Y es que, señora alcaldesa, nuestro Grupo municipal cree que usted le dedica demasiado tiempo a algunas cosas, como buscar esas justificaciones absurdas a sus retrasos, y muy poco a defender los intereses de Gijón, que al fin y al cabo es para lo que la han votado. No la votaron para romper el convenio del Plan de Vías, que usted y sus colegas Barbón y Ábalos PROMETIERON ejecutar en campaña electoral; ni para que vaya usted por todos los consejos de distrito apelando a un supuestamente falso consenso del pasado. Su grupo, su hoy Portavoz, levantó la mano en este Pleno para ratificar ese convenio. Y sólo el PSOE firmó eliminar la centralidad y el soterramiento de la estación intermodal. Fue sólo el PSOE, ningún partido más, ni la sociedad civil organizada, esa a la que usted ahora le cuestiona la representatividad. Es cierto que cuando usted abrió este melón, no estábamos en la situación de ahora. Ya han pasado 18 meses y nadie en Gijón tiene un mínimo de esperanza en que vayan a ejecutar ustedes algo. El cambio de estación solo tiene un objetivo, retrasar lo prometido, lo que tenía el consenso de todos, porque a ustedes no les vale lo de los demás. O es suyo, o no es. Ese es el sectarismo del PSOE gijonés. (Total, si es el propio ministerio el que entrega el estudio informativo con 12 meses de retraso.) En cambio, en Bilbao sí que se cumplen los compromisos, y tendrán más pronto que tarde estación intermodal soterrada en el centro de la ciudad. Pero de Juan Mari Aburto no se ríe nadie; de Gijón sí.

No queremos una alcaldesa cómplice que defienda al PSOE, queremos una alcaldesa firme que vaya a Madrid las veces que sea necesario para exigir el cumplimiento de los compromisos. Lo mismo para la ampliación del Hospital de Cabueñes ante el gobierno regional, aunque aquí ya le hemos hecho el trabajo los de FORO. O para la autopista del mar, donde se negó en este pleno a trabajar proactivamente para su impulso. O en los accesos a El Musel, en el vial de Jove, en la Zalia, donde el Ayuntamiento pone el huevo todos los años, pero siguen sin accesos y sin subestación eléctrica… de todo esto usted no habla. Prefiere no incomodar a nadie de su partido, no sea que se enfaden. Pero mientras tanto, esos problemas siguen pendientes y la traición a Gijón continúa.

Y es que no sólo hay pasividad en usted. Es general en todo su gobierno, excepto en la única concejalía que no hay un socialista al mando; ahí hay hiperactividad. Y lo que se exige en medio de la mayor crisis que va a vivir esta generación es mucho más que esto. Es liderazgo, es altura de miras, es responsabilidad, es comprensión, es empatía, es diálogo. Es, en definitiva, todo aquello de lo que usted y su Gobierno carecen.

 Se compara usted con Ángela Merkel, una comparación que se describe sola. Pero es que Ángela Merkel ha pactado con la oposición del Bundestag cada una de sus decisiones. Usted no le ha abierto la puerta de la alcaldía a NADIE

Puede usted decir lo mismo que Ángela Merkel, palabra por palabra, en alemán si quiere. No va a dejar de ser igual de sectaria si actúa como hasta ahora.

Usted recibió un Ayuntamiento saneado, con 70 millones de euros en la caja, que solo los incumplimientos de Sánchez impidieron ejecutar, para las fachadas, por ejemplo. Unas fachadas de barrios de las que el PSOE jamás se preocupó en 32 años. Y aún así, no han sido capaces de invertir en ellas ni un euro más de lo que se invirtió, por ejemplo, en 2018. Hoy no podemos tener ni presupuesto. Por no hablar de la deuda municipal, que es la mitad de la que había en 2011, cuando ustedes dejaron el gobierno. Hasta la Airef nos saca los colores. Todo ello en tan solo un año. Qué miedo da pensar cómo pueden dejar Gijón en 2023.

Muchas gracias”.

Segunda intervención del portavoz de FORO en el Debate del Estado del Municipio:

“No son únicamente los temas que hemos detallado en mi primera intervención los que merecen nuestra valoración. Hay muchos otros que también destacaremos.

El primero es la gran bajada en la calidad del servicio que presta EMULSA, nuestra empresa municipal encargada de los servicios de limpieza y mantenimiento de jardines. En el año en el que más necesaria era la limpieza, no han estado ustedes a la altura. No se recuerda Gijón tan sucio y descuidado. ¡Menos mal que venía usted para poner Gijón Bonito! Y en apenas un año está irreconocible… Su empeño en destruir todo lo conseguido en los ocho años anteriores parece que se extiende hasta las escobas de platino. En la jardinería no ha sido diferente, árboles sin podar que colonizan ventanas, parterres de flor sin plantas de temporada, arbustos desbocados, zonas verdes que son marrones es la tónica en la ciudad. Y eso que tenemos un vivero municipal.

Gijón siempre ha sido reconocida como una ciudad que presta unos grandes servicios a la ciudadanía, pero a día de hoy seguimos sin haber recuperado la atención presencial en todos los centros municipales, teniendo sus usuarios, muchas veces personas mayores, que desplazarse a realizar trámites a otras zonas de la ciudad. Tanto por la parte de la demanda han bajado los servicios, como desde la oferta de los servicios municipales, cuando se abrió la atención presencial en la pescadería y los trabajadores no contaban con un protocolo del trabajo con motivo del COVID, ni mamparas, ni mascarillas…

Otro servicio muy importante para la ciudad que está sufriendo retrasos alarmantes, aunque no sea visible para el ciudadano común, es la tramitación de subvenciones. Entidades sociales, culturales y deportivas no están percibiendo en tiempo y forma los convenios que tienen suscritos y las subvenciones que tienen aprobadas. En una reciente junta rectora del PDM nos enteramos de que las ayudas a los clubes de fútbol base de la temporada 18-19 seguían sin haberse abonado. Ya había acabado esa temporada, la siguiente, la 19-20 también, y hasta comenzado la 20-21. Lamentablemente, pese a que lo hemos pedido numerosas veces en Comisión, la primera en febrero, aún no hemos recibido el estado de tramitación de todas las subvenciones del Ayuntamiento. Un ejemplo de la desinformación a la que nos tienen sometidos.

Desinformación, pero también manipulación, como la sufrida con la Casa Paquet, que pasó de ser el mejor albergue de peregrinos de todo el camino de Santiago a despacho de concejalas del gobierno. De un uso que generaría riqueza en la ciudad y promoción, a reubicar servicios municipales que ya tenían dependencias en otros espacios. Menudo retorno de la inversión para la ciudad, parece que sobra el dinero en este consistorio, para según qué cosas. Esperemos que si al final el consistorio consigue la cesión de uso del Palacio Revillagigedo, no le espere similar fin…

Están dejando morir el Jardín Botánico Atlántico; se negaron no ya a reabrir las piscinas de la Laboral, se negaron a estudiar lo que costaría reabrirlas; se negaron a apoyar a la Laboral en su declaración como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, aunque el clamor popular les hizo rectificar con la boca pequeña. 

Y es que la cultura, por mucho plan cultural que vendan, no se les está dando bien. Han presentado el plan de usos de Tabacalera con un año de retraso respecto al compromiso que asumieron en julio de 2019, y cuál es nuestra sorpresa cuando vemos que refleja al 90% el que se elaboró en 2018. ¿Para qué tanto tiempo? Para eliminar el museo de Gijón y… poco más. El resto no es ninguna novedad, ya estaba en nuestro plan. Que por cierto, cuando ustedes eran oposición no les gustaba nada, lo criticaban cada semana. Esperemos que los traslados de departamentos del la FMC y la UP no sean de nuevo superdespachos para concejales y directivos.  En definitiva, ustedes no han presentado nada innovador, pero, eso sí rompen con el gran Museo de la ciudad, rompen con el hilo conductor del edificio histórico, desoyendo a los verdaderos especialistas, a los técnicos, a los directores de museos. 

Como tampoco escuchan a los técnicos que elaboran informes avalando la apertura del anillo navegable, decretado su cierre antes de tener estudios que lo respalde. Preocupándose más de buscar un culpable en los piragüistas que en atacar el problema de verdad. Lo dijimos ya muchas veces: en cuanto el agua baje limpia a la zona canalizada, desaparecerán las cianobacterias y las toxinas. Cuando este asunto se debatió en el pleno, el 15 de enero, el concejal de medioambiente acusó a FORO de prevaricación por no haberse preocupado de Río Piles. Se olvida el señor Martín que no fue hasta el verano de 2019 cuando el agua de San Lorenzo se volvió marrón en días en los que NO hubo episodios meteorológicos que provocaran alivios de la red de saneamiento. Pero la realidad, es que la única posible prevaricación ambiental que tenemos es la relativa a la gestión de la depuradora del este, el mayor problema medioambiental de Gijón. Y los responsables de ello no son de FORO, sabe todo el mundo de qué partidos son. Y todo el mundo recuerda quién dijo aquella frase de “la mierda de los ricos que la laven los ricos” y quién le hizo caso. De eso ustedes no dicen nada: de que se viertan al mar las aguas residuales de más de la mitad de Gijón, ni mu. De que eso le cueste a España más de 4 millones y medio de euros de multa de Europa cada seis meses, no dicen nada. De que se lleven pagados 20 millones de euros en multas por ese concepto, no dicen nada. Lo triste es que esa es casi la única inversión del estado en Gijón: pagar en multas el coste de su manera de gobernar.

Ya para finalizar, concluyo con unas últimas palabras sobre la relación del Ayuntamiento con los afectados económicamente por esta crisis. Los ciudadanos quieren de su gobierno local y de su máxima representante, comprensión y todos los esfuerzos posibles. Para escucharles y reivindicarles ante otras administraciones, y para ayudarles en todo lo posible. Y no lo han hecho, ni cuando eliminaron nuestra enmienda para bonificar el IBI a los hosteleros sin terraza y de ocio nocturno, que por cierto, será el juez el que diga si lo hicieron con legalidad o no; ni cuando no han permitido instalar terrazas a los que no cumplen la normativa ordinaria, ni permitir que se puedan hacer éstas más acogedoras. Esperemos que sea antes de la primavera cuando lo permitan. Y mientras tanto, el sector cerrado y cinco hosteleros y trabajadores encerrados en San Pedro. Otros hosteleros han querido reunirse con la alcaldesa, y la respuesta de la máxima representante del gobierno es que no. Que no les recibe. Se ha atrevido a decir usted que ellos no quieren soluciones, que quieren “otra foto”. Esto lo dijo la alcaldesa hace dos días en la radio de manera literal. ¿Usted, señora González, cree de verdad que gijoneses que no pueden trabajar, pero tienen que seguir pagando impuestos, cuotas de autónomos, alquileres, hipotecas… lo que quieren es una foto con usted? Lo que quieren es poder ganarse la vida. Y a usted lo primero que le piden es que pague las ayudas que ha convocado. Y no quieren manipular nada, que también lo dijo usted; quieren poder seguir viviendo dignamente.

Y ahora sí, ya para finalizar, están teniendo la habilidad de destruir muchas cosas de Gijón sin plantear una alternativa. Esto puede que sirva en el año COVID, pero no servirá en otros. Deben aplicarse mucho más. Si no, me temo, y siento decirlo así, serán ustedes recordados en Gijón por mucho tiempo, pero lamentablemente, no para bien.

Gracias”.

Relacionados