Portada Actualidad nacional Oblanca: “El interés de España exige al Gobierno de Sánchez la elaboración de un Plan Nacional de Coordinación Sanitaria que ponga coto y solucione al descomunal desbarajuste de gestión anárquica de esta pandemia del Covid-19”

Oblanca: “El interés de España exige al Gobierno de Sánchez la elaboración de un Plan Nacional de Coordinación Sanitaria que ponga coto y solucione al descomunal desbarajuste de gestión anárquica de esta pandemia del Covid-19”

por Jaime Paino

“Es inaceptable seguir contemplando a nuestras autoridades sanitarias afirmando una cosa y la contraria el mismo día; camuflando datos y utilizando la crisis mediante la propaganda con finalidades políticas y sectarias”

“La campaña de publicidad ‘Salimos más fuertes’, con el presidente haciendo de Superman en La Mareta y Las Marismillas a la orilla del mar, explica esta trágica segunda ola imparable de contagios de quienes no aprovecharon la experiencia de la primera”

“He presentado una enmienda de adición para que se contemplen medidas de refuerzo y de formación para el personal sanitario”

“Ya los consejos generales de Médicos y de Enfermería venían alertando sobre la falta de profesionales y advertían que la situación no se resolvía con mejoras retributivas o con incentivos salariales”

18 de noviembre de 2020 (Madrid).- El diputado de FORO Asturias, Isidro Martínez Oblanca, intervino hoy durante el debate de la Moción consecuencia de Interpelación del Grupo Parlamentario Ciudadanos, sobre las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar la pandemia de COVID-19 en España y minimizar sus efectos.

Durante su intervención, el diputado de FORO dijo que “el interés de España exige al Gobierno de Sánchez la elaboración de un Plan Nacional de Coordinación Sanitaria que ponga coto y solucione al descomunal desbarajuste de gestión anárquica de esta pandemia del Covid-19”, y continuó “Es inaceptable seguir contemplando a nuestras autoridades sanitarias afirmando una cosa y la contraria el mismo día; camuflando datos y utilizando la crisis mediante la propaganda con finalidades políticas, sectarias y propagandísticas, frivolizando incluso con comentarios inadecuados sobre enfermeras y médicos”.

Oblanca continuó afeando “la campaña de publicidad ‘Salimos más fuertes’, con el presidente haciendo de Supermán en La Mareta y Las Marismillas a la orilla del mar, explica esta trágica segunda ola imparable de contagios de quienes no aprovecharon la experiencia de la primera.” que calificó de “publicidad veraniega”.

El diputado asturiano se refirió entonces a la enmienda de adición presentada por FORO, sobre la que indicó “servirá para que se contemplen medidas de refuerzo del personal sanitario que van más allá de las que se recogen en la Moción porque todo apunta a que esta segunda ola de la pandemia se va a prolongar e incluso hay especialistas que pronostican altas probabilidades de una tercera ola de contagios, de ahí que me parezca imprescindible que en ese Plan de Coordinación sanitaria se incida en la formación de personal y muy especialmente encaminada a aquellos servicios que requieren de una preparación muy específica como son las Unidades de Cuidados Intensivos”.

Oblanca concluyó recordando que “los consejos generales de Médicos y de Enfermería vienen alertando sobre la falta de profesionales y advierten de que la situación no se resolvía con mejoras retributivas o con incentivos salariales”, y dijo “no solo precisaremos personal intensivista para nuestros hospitales porque, asimismo, también hará falta formar a trabajadores que atiendan la medicalización de las residencias geriátricas si se llega a la saturación de los centros sanitarios como, por otra parte, ya está sucediendo en varios lugares de España”.

Discurso íntegro del diputado de FORO, Isidro Martínez Oblanca, durante el debate de la Moción consecuencia de Interpelación del Grupo Parlamentario Ciudadanos, sobre las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar la pandemia de COVID-19 en España y minimizar sus efectos (exp.173/000039)

Muchas gracias, señora presidenta:

Esta Moción consecuencia de interpelación resulta pertinente porque plantea cuestiones de la más absoluta prioridad relacionadas con el mayor problema que hemos tenido los españoles en muchísimas décadas como es la maldita pandemia que, a lo largo de 2020, ya se ha llevado por delante a más de 50.000 compatriotas, ha mermado la salud de muchísimas personas, ha dificultado e impedido el tratamiento adecuado de todo tipo de enfermedades, ha puesto en jaque a nuestro sistema sanitario y, como efecto colateral, ha vapuleado, dañado y desmantelado nuestro tejido productivo.

Pero hablamos esta tarde de salud y la segunda oleada del contagio del coronavirus que estamos sufriendo en la actualidad, nos convoca a debatir sobre la imprescindible mejora de las medidas que viene adoptando el gobierno, y de ahí que sean oportunas las llamadas como las que se plantean en esta iniciativa parlamentaria. “Efectivamente, el interés de España exige al Gobierno de Sánchez la elaboración de un Plan Nacional de Coordinación Sanitaria que ponga coto y solucione al descomunal desbarajuste de gestión anárquica de esta pandemia del Covid-19 que ha llevado a España a las estadísticas más desgarradoras. Es inaceptable seguir contemplando a nuestras autoridades sanitarias afirmando una cosa y la contraria el mismo día; camuflando datos y utilizando la crisis mediante la propaganda con finalidades políticas, sectarias y propagandísticas; incluso de frivolizar hasta el extremo de utilizar comentarios inadecuados sobre enfermeras y médicos, colectivos que se juegan el tipo en primera línea y que encabezan la lista negra mundial de profesionales contagiados.

Señoras y señores diputados, estos días el mundo asiste esperanzado a los anuncios de compañías biomédicas sobre ensayos avanzados para disponer de vacunas, pero incluso sobre la vacunación también nuestro gobierno venía actuando con ligereza en asunto de tantísima trascendencia y, desde el mes de agosto, hemos escuchado al ministro de Sanidad vaticinando fechas dispares sobre la disponibilidad de una vacuna contra el Covid-19 con variopintas y contradictorias informaciones incluyendo la compra del producto. El señor Illa llegó a declarar que esperaba empezar a distribuir la vacuna tras la Navidad para, posteriormente, retrasarla al próximo verano. En definitiva, una táctica inadmisible de falsas expectativas a la que no fueron ajenos otros pronósticos gubernamentales como aquella infausta afirmación del señor Simón, coordinador de Emergencias, de que España no iba a tener, “como mucho, más allá de algún caso diagnosticado”. Luego, con las mascarillas, sucedió algo parecido y aún esperamos una explicación de por qué no eran necesarias en las primeras semanas de la pandemia, tal y como aseguraban entonces nuestras principales autoridades sanitarias. La campaña de publicidad ‘Salimos más fuertes’, con el presidente haciendo de Supermán en La Mareta y Las Marismillas a la orilla del mar, explica esta trágica segunda ola imparable de contagios de quienes no aprovecharon la experiencia de la primera.

¡Qué decir de la publicidad veraniega a troche y moche con aquel eslogan monclovita del ‘Salimos más fuertes’! ¿A nadie se le cae la cara de vergüenza?

Señorías, por supuesto que urge un Plan Nacional de Coordinación Sanitaria como el que se reclama aquí y que, como ha explicado el señor Díaz Gómez, acometa todas y cada una de las diferentes medidas que se reflejan en el texto que estamos debatiendo y otras que desde varios Grupos Parlamentarios aportamos como orientación política al Gobierno.

En este sentido, he presentado una enmienda de adición para que se contemplen medidas de refuerzo del personal sanitario que van más allá de las que se recogen en la Moción porque todo apunta a que esta segunda ola de la pandemia se va a prolongar e incluso hay especialistas que pronostican altas probabilidades de una tercera ola de contagios, de ahí que me parezca imprescindible que en ese Plan de Coordinación sanitaria se incida en la formación de personal y muy especialmente encaminada a aquellos servicios que requieren de una preparación muy específica como son las Unidades de Cuidados Intensivos.

Las UCIS no solo corren riego de colapso por carencia de plazas para atender pacientes. Es peor aún, si cabe, las carencias para proporcionar relevo al personal sanitario que las atiende y que tiene acreditados unos conocimientos que no se adquieren con facilidad. Ya los consejos generales de Médicos y de Enfermería venían alertando sobre la falta de profesionales y advertían que la situación no se resolvía con mejoras retributivas o con incentivos salariales. De hecho, en Asturias, una Comunidad cuyos gestores sanitarios cacarearon y presumieron de buena gestión durante la primera oleada, tiene hoy saturación de las UCIS y el personal agotado, con un creciente desánimo, y protestando. Y no solo precisaremos personal intensivista para nuestros hospitales porque, asimismo, también hará falta formar a trabajadores que atiendan la medicalización de las residencias geriátricas si se llega a la saturación de los centros sanitarios como, por otra parte, ya está sucediendo en varios lugares de España.

En todo caso, y con ello concluyo, esta iniciativa parlamentaria merece mi apoyo porque contribuye constructivamente al combate contra el Covid-19 en unos momentos en los que necesitamos sumar esfuerzos y, también desde las Cortes Generales, estimular al Gobierno para que aplique las medidas que aquí se reflejan y que lo haga, además, sin demora.

Muchas gracias, señora presidenta”.

Enmienda de adición

Añadir otro punto:

La formación de personal sanitario para capacitarlo en labores que, por su especialización, precisan de amplios conocimientos terapéuticos y habilidades en el manejo de aparatos de muy especial complejidad, caso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Asimismo, promover amplias mejoras formativas para reforzar al personal de residencias geriátricas que, eventualmente y ante la posibilidad de saturación de los centros hospitalarios, precisen de medicalización”.

Relacionados