Portada Actualidad Municipal Pelayo Barcia: “Con este ruego desde FORO queremos contribuir a proteger la imagen de neutralidad que debe tener una entidad que ejerce funciones públicas como es el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias”

Pelayo Barcia: “Con este ruego desde FORO queremos contribuir a proteger la imagen de neutralidad que debe tener una entidad que ejerce funciones públicas como es el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias”

por Jaime Paino

Por mucho que se quiera ‘vestir’ con grupos de trabajo, convocatorias del Consejo Social, Colegio Oficial de Arquitectos o expertos en la materia, entre otros, está claro que la peatonalización del Muro es una decisión política y no técnica, y ya está tomada”

“Pedimos que se recomiende a los arquitectos que acudan al Grupo de Trabajo del Consejo Social que han dicho acudir con una idea preconcebida en favor de la peatonalización total del Muro, invitados o designados por el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, que enfaticen que asesoran al Ayuntamiento a título individual, por respeto al resto de sus compañeros colegiados que no comparten su misma idea”

“En toda comunicación del Ayuntamiento relacionada con la peatonalización del Muro, pedimos que se deje bien claro, con nombres y apellidos, quiénes son los técnicos que han “vestido” la idea del Gobierno de peatonalizar el Muro evitando el uso de términos genéricos como ‘Los Arquitectos de Gijón’ que den a engaño a la opinión pública”

 “Existe jurisprudencia firme contra varios colegios profesionales por romper con la neutralidad ideológica o política que se espera de ellos. No es ajustado a Derecho que un colegio profesional tome oficialmente postura sobre cuestiones políticas que dividen a la sociedad y son ajenas a la función de defensa de los intereses profesionales”

6-octubre-2020 (Gijón).- El concejal del Grupo Municipal de FORO en el Ayuntamiento de Gijón, Pelayo Barcia, ha informado hoy a los medios sobre un ruego que presentará en el próximo Pleno referente al Colegio de Arquitectos y a la peatonalización del Muro. Con esta iniciativa, “queremos contribuir a proteger la imagen de neutralidad que debe tener una entidad que ejerce funciones públicas como es el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias”.

En su exposición de motivos, Pelayo Barcia explica que “desde que el Sr. Martín tomó posesión en verano de 2019 como concejal de Movilidad, han sido numerosos sus comentarios y sus acciones contrarias al uso del vehículo privado, entre las que se encuentra la peatonalización del Muro de San Lorenzo, llevada a cabo este verano. Igualmente, durante los últimos meses la alcaldesa, en varias ocasiones, ha reconocido que a ella le gustaría que el Muro fuese peatonal”.

Según el concejal de FORO, “por mucho que se quiera “vestir” con grupos de trabajo, convocatorias del Consejo Social, Colegio Oficial de Arquitectos o expertos en la materia, entre otros, está claro que la peatonalización del Muro es una decisión política y no técnica, que ya ha sido tomada por el equipo de Gobierno y ahora solamente estamos atendiendo a los “minutos de la basura” (término baloncestístico utilizado cuando en un partido ya se sabe el resultado) a través de esta escenificación que supone el Grupo de Trabajo del Consejo Social, que concluirá con un resultado que ya conocemos, la peatonalización total. Es más, estimamos que la peatonalización, o al menos su proyecto, se iniciará poco antes de las próximas elecciones, dejando hipotecado el Ayuntamiento y empantanada la ciudad, y poniendo más difícil la reversión de las obras en caso de que el siguiente Gobierno quiera hacerlo”.

“Revertir las obras del Muro –prosigue el edil forista- y volver a restablecer la circulación en ambas direcciones no entra en los planes del Gobierno, ya que este se caracteriza por jamás reconocer sus errores ni rectificar, como por ejemplo si han hecho en Oviedo con chapuzas similares. Otra opción, soterrar el tráfico bajo el Muro, tampoco es una opción viable por dos razones: la falta de financiación, y el hecho de que lo haya propuesto Foro Asturias en 2015, ya que el sectarismo del Gobierno actual le impide reconocer que quizás la idea de otro partido estaba bien. Por todo ello está más que claro que, en la “huida hacia adelante” emprendida por la alcaldesa para defender lo hecho en el Muro, la decisión final será la peatonalización total”.

“Aunque estos antecedentes suenen a una aparente falta de talante democrático por parte del Gobierno y a una tomadura de pelo a los gijoneses, mareando la perdiz cuando la decisión está tomada, hay que reconocer que el Gobierno y en concreto la alcaldesa gozan de la legitimidad de las urnas para peatonalizar el Muro, para hacerlo así, con el asesoramiento de los expertos arquitectos y empresas privadas que estimen oportuno y para hacerlo “sí o sí” o “pese a quien pese”, como han hecho y dicho en otras actuaciones similares. Por ello, respetamos la inclusión del Sr. D. Marcos de Balbín Pacios en el Grupo de Trabajo del Consejo Social que decidirá la peatonalización del Muro, de él nos consta su profesionalidad y en concreto otros trabajos de asesoramientos de peatonalizaciones en ciudades gobernadas, también, por la izquierda; le deseamos la mejor de las suertes tanto a él como al resto de arquitectos que asesoren y colaboren con el Ayuntamiento en dicha peatonalización”, aclara Pelayo Barcia.

DAÑO AL COLEGIO DE ARQUITECTOS Y A SUS COLEGIADOS

“Pero para lo que no tiene legitimidad alguna nadie, por muchos sillones que se ocupen en el Pleno, es para dañar la imagen del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias y sobre todo la de sus colegiados, cada uno de los cuales tiene una opinión distinta e individualizada sobre el Muro.

La estrategia de involucrar al Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias en este asunto político, en lugar de traer “siete arquitectos” (con nombres y apellidos) que estén en contra del tráfico en el Muro, nos parece un error que el Gobierno debería enmendar cuanto antes, ya que quizás la Junta Directiva del Colegio aun no es consciente de lo que está haciendo y del perjuicio que para su institución y para sus colegiados implica aceptar esta invitación “envenenada” del equipo de Gobierno de nuestra ciudad.

Entendemos la voluntariedad y las ganas de ayudar de la Junta Directiva del Colegio de Arquitectos en los asuntos políticos, que quizás, incautamente están siendo vistos por ellos como asuntos técnicos y de ahí su involucración, pero no se nos puede escapar que este Colegio Profesional no es una entidad privada, no es una empresa o una asociación que libremente toma sus decisiones como estime oportuno y donde sus miembros se pueden ir si no están de acuerdo con las decisiones tomadas, sino que se trata de una entidad de derecho público que ejerce funciones jurídico-privadas y que tiene delegadas algunas funciones públicas. Además, es de obligada membresía para cualquier profesional que quiera ejercer la arquitectura en Asturias, por lo que existen diferencias abismales con individuos, asociaciones y empresas que, a nuestro juicio, tienen toda la libertad para involucrarse en asuntos políticos, de esta forma tan parcial, como es la peatonalización del Muro”.

CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA

“Además del posible daño causado a esta Institución de derecho público, creemos que esta estrategia confunde a la opinión pública y enmascara la intención del Gobierno de engañar a los vecinos de Gijón, dando a entender que todos los arquitectos de Gijón están favor de la peatonalización.

Consideramos que la idea de involucrar de esta forma al Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, así como los hechos que han rodeado a la operación de blanqueamiento de la chapuza del Muro, tienen una serie de efectos negativos en la imagen del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias y sobre sus colegiados, y pueden dar a engaño a la opinión pública”, advierte Pelayo Barcia.

Por todo ello, el Grupo Municipal de FORO ruega:

  1. Que se recomiende, tanto al Sr. Marcos de Balbín Pacios como al resto de arquitectos que acudan al Grupo de Trabajo del Consejo Social con una idea preconcebida en favor de la peatonalización total del Muro invitados o designados por el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, que enfaticen que asesoran al Ayuntamiento a TÍTULO INDIVIDUAL, por respeto al resto de sus compañeros colegiados, que no comparten su misma idea, y para proteger la imagen de neutralidad, que, a nuestro juicio, debe tener una entidad que ejerce funciones públicas como es el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias.
  • Que en toda comunicación generada por parte del Ayuntamiento relacionada con la peatonalización del Muro, en caso de mostrarse quiénes han asesorado en esta materia, se deje bien claro, con nombres y apellidos, quiénes son los técnicos que han asesorado, recomendado o “vestido” la idea del Gobierno de peatonalizar el Muro, evitando términos genéricos como “Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias”, “Colegio de Arquitectos”, “Los arquitectos gijoneses”, “Los técnicos” o “Los arquitectos” entre otros, que engloben a todos los arquitectos de la ciudad, para, así, no confundir a la ciudadanía, evitando dar la sensación de que se trata de una opinión generalizada entre todos los profesionales del sector y evitar dañar la imagen de todos los arquitectos colegiados que no la comparten.

PELIGRO DE POLITIZACIÓN DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES

Aunque existen diferencias o matices entre este hecho y otros sucedidos en los últimos años en otros colegios profesionales, ya que cada situación es diferente, nos preocupa el uso político al que, en general, estas instituciones se están viendo sometidas en los últimos años por parte de la clase política, que incluso han visto sentencias judiciales contrarias a las decisiones de sus órganos de Gobierno por “romper con la neutralidad ideológica o política que se espera del colegio profesional”, tal y como han concluido numerosas sentencias los Tribunales Superiores de Justicia y el Supremo.

Por ejemplo, en el caso del “Procés”, en todas las instancias judiciales, hay numerosas sentencias contrarias a los colegios profesionales de Arquitectos, Médicos, etc. El TS es rotundo y en sentencia contra este posicionamiento político señala que “no es ajustado a Derecho que un colegio profesional, ni, en su caso el correspondiente Consejo General, tome oficialmente postura sobre cuestiones políticas que dividen a la sociedad y son ajenas a la función de defensa de los intereses profesionales, en especial cuando sobre ellas existen discrepancia entre los colegiados”.

Relacionados

Esta web utilizar cookies para mejorar la experiencia del usuario. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más