El Pleno aprueba la propuesta de FORO Asturias de reforzar la formación a los empleados públicos del Servicio de Atención al Ciudadano

Los votos en contra de PP, Ciudadanos, PSOE y Podemos (IU, ausente) impide que se realice un estudio sobre la situación de la atención presencial en los organismos públicos dependientes del Estado y del Principado de Asturias que ‘operan’ en Gijón

por Comunicación Foro

El Pleno del Ayuntamiento de Gijón ha aprobado hoy el último punto de la Proposición defendida por FORO Asturias para reforzar la formación a los empleados públicos del Servicio de Atención al Ciudadano. Los votos en contra de PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos (IU, ausente) ha impedido el resto de propuestas, como que se realice un estudio sobre la situación de la atención presencial en los organismos públicos dependientes del Estado y del Principado de Asturias que ‘operan’ en Gijón.

El concejal de FORO Asturias, Pelayo Barcia, ha explicado que, “a pesar del incremento exponencial del gasto de las administraciones públicas españolas durante las últimas décadas que, según el Banco de España, ha situado su deuda en 1.427.763.000.000€, en el 118,7% del PIB, y que conlleva que cada vez haya más personas trabajando en ellas (especialmente desde el año 2015-2016); a pesar de la continua digitalización de los servicios públicos que obliga a comunicarse con la Administración por medios electrónicos, y a pesar de que el nivel formativo y educativo de los empleados públicos y de los ciudadanos cada vez es mayor, la sensación generalizada es que los servicios de atención al ciudadano presenciales de las diferentes administraciones públicas se han venido deteriorando en los últimos años, tanto por su complejidad como por su atención con medios humanos. Además, esta situación se ha visto incrementada por la crisis del covid-19, que ha producido un distanciamiento aún mayor entre ‘la primera línea de empleados públicos’ de las diferentes administraciones y los ciudadanos a los que atienden”.

Según Pelayo Barcia, en el caso del Ayuntamiento de Gijón, “se debe reconocer la gran labor que prestan los miembros del Servicio de Atención al Ciudadano. De hecho, si revisamos las encuestas de satisfacción de los servicios que presta el Ayuntamiento de Gijón, es uno de los que suele salir mejor parado. Ahora que estamos saliendo de la pandemia y que ya no es necesaria tanto distanciamiento, somos conscientes de que se está recuperando la prestación de este servicio y esperamos que vuelva a la normalidad lo antes posible”.

“Pero en Gijón no solo ‘opera’ como prestador de servicios públicos este Ayuntamiento, sino que también lo hace la administración estatal y la administración autonómica, a través de diferentes organismos y entes públicos. Lamentablemente, en muchos de estos organismos la percepción de calidad en la atención presencial al ciudadano ya no podemos asemejarla a la del Ayuntamiento de Gijón, y de ahí el objeto de nuestra Proposición”, ha advertido.

Según Pelayo Barcia, “el Ayuntamiento de Gijón carece de competencias para valorar si un médico receta bien o receta mal o si un funcionario de la Seguridad Social realiza correctamente el cálculo de una pensión, eso, indudablemente, corresponde a los servicios de inspección de estos entes públicos.

“Pero el Ayuntamiento más allá de las competencias que le concede la Ley, tiene la obligación ‘política’ con sus vecinos de interesarse por la prestación de los servicios públicos que se prestan en Gijón, especialmente por la atención inicial. Es decir, el Ayuntamiento debe interesarse por que todos los servicios públicos atiendan de la mejor forma posible a los vecinos de Gijón independientemente de quien sea competencia. Por ello, solicitamos que se realice un estudio que analice dicha atención”, ha destacado.

“No nos referimos -ha puntualizado- a una encuesta de satisfacción, sino a un estudio de detalle que analice el número de personas que trabajan de cara al público; los horarios en los que se atiende; los sistemas de cita previa que tienen (y los tiempos que tardan en darla); las explicaciones sobre sus procedimientos, y en general, todo aquello que puede ser analizado desde fuera, sin ser el responsable de estos organismos públicos.

Una vez obtenidos estos datos, pedimos que el estudio realice una comparación con aquellos datos que pudiesen existir previamente y con los de otras ciudades del tamaño de Gijón, para conocer si existe un deterioro particular del servicio en nuestra ciudad o si se trata de una situación generalizada en ese organismo por toda España o Asturias.

También, pedimos que en los organismos con mayor utilización por parte de los gijoneses (Centros de Salud, SEPE, SEPEPA, Seguridad Social, etc) se cree un sistema de monitorización y seguimiento periódico, que permita observar la evolución de la atención presencial a los ciudadanos para poder exigir desde Gijón, a sus responsables, mejoras en los servicios cuando surjan problemas.

Es decir, tener una herramienta objetiva, ajena al prestador del servicio, que haga que el Ayuntamiento se pueda poner en alerta cuando se bajen los estándares de atención al ciudadano en algún servicio público.

Finalmente, creemos que el Ayuntamiento puede ayudar al resto de administraciones públicas haciendo que nuestra ‘primera línea’ tenga un mayor conocimiento de qué se hace en ellas, para que cuando un ciudadano vaya a un centro municipal solicitando información sobre un servicio que no depende del Ayuntamiento se dé el máximo detalle, ayudándole a que cuando vaya a esa otra administración lo resuelva todo a la primera.

Por ello, solicitamos que se mejore la formación y la información a los empleados públicos del Servicio de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento en lo que respecta a los servicios prestados por otras administraciones”.

El edil forista ha aclarado que no acepta la enmienda presentada “porque entendemos que es muy difícil que, bien los ministerios o bien el Principado, reconozcan sus fallos en Gijón y sean ellos los que hagan dicho análisis. Creemos que el Ayuntamiento de Gijón como administración más cercana al vecino de Gijón es la que debe observar cómo funcionan el resto de las administraciones en nuestra ciudad. No hablamos de invasión de competencias sino de tener una herramienta objetiva con la que reclamar mejoras para la ciudad”.

En su segunda intervención, Pelayo Barcia ha afirmado que, para el Pleno que finalmente no se celebró el pasado 20 de abril, “había comprobado algunas fechas de citas previas y, por aquel entonces, la Seguridad Social estaba dando a 3 semanas vista. La ITV había alguna hora libre para el 21 de junio, es decir a dos meses vista, o para renovar el DNI la cosa estaba a 3 semanas vista. Estos tiempos me parecen lamentables, pero lo son aún más cuando uno ve que las fechas eran considerablemente menores en otros lugares, así que es evidente que la atención en Gijón en algunos servicios públicos es más lenta.

En este Pleno todos solemos caer en el error de centrarnos en los problemas del Ayuntamiento y no en los problemas de los vecinos de Gijón y este es un claro ejemplo. Como no es competencia no lo aceptamos.

La competencia primaria es defender los intereses de la ciudad y de sus vecinos y si directamente no depende de nosotros, debemos obtener los datos del problema y reclamar al responsable. Eso es lo que pedimos en esta Proposición, nada más”.

“También sabemos -ha advertido- que el rechazo de esta proposición se debe al sectarismo de algunos grupos que votan sistemáticamente que no a todo lo que propone FORO Asturias. En fin, agradecer a los grupos que han votado a favor y a los que han votado en contra pues es cuestión de tiempo que vuelva a suceder algún caso similar al de la Comandancia de la Guardia Civil donde volverán a quedar retratados. Para muchos priman los intereses del partido a los intereses de la ciudad y de los vecinos y así nos va”.

Relacionados