Portada Actualidad nacional Oblanca: “Mientras no exista una legislación acorde a las necesidades reales de nuestras tropas y una dotación presupuestaria que refleje el interés para modernizar la seguridad nacional de España seguiremos anclados en el siglo XX”

Oblanca: “Mientras no exista una legislación acorde a las necesidades reales de nuestras tropas y una dotación presupuestaria que refleje el interés para modernizar la seguridad nacional de España seguiremos anclados en el siglo XX”

por Jaime Paino
Oblanca en la reunión celebrada por la Comisión de Industria, Comercio y Turismo en la que compareció la Secretaria de Estado de Comercio, Margarita Méndez Bértolo

• “Gracias a la Operación Balmis se han salvado vidas, se han asumido episodios muy dolorosos y de enorme impacto emocional, y se han emprendido y reforzado labores sanitarias, logísticas y de todo tipo”
• “Que sepan nuestras Fuerzas Armadas que, desde esta institución democrática, en la que se deposita la soberanía del pueblo español, agradecemos con sinceridad el cumplimiento de su misión, que sin duda tantísimas vidas están logrando salvar”
• “La realidad de nuestra sanidad militar es que va incluso por debajo de los continuos recortes presupuestarios en cuestión de defensa, y aya desde años atrás, está muy mermada de recursos humanos y materiales, asunto que convendría corregir de forma inmediata”

El diputado de FORO en el Congreso, Isidro Martínez Oblanca, participó en la última reunión celebrada por la Comisión de Defensa e intervino en varios de los asuntos planteados como proposiciones no de Ley.

En la presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, relativa a manifestar el agradecimiento y reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas, todos los hombres y mujeres que las integran, así como el personal civil que presta servicio en el Ministerio de Defensa, el diputado asturiano se sumó ”a las muchas demostraciones de reconocimiento de la sociedad, que sintetizó certeramente el rey, en su discurso de finales de mayo, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, de la que es su jefe supremo”. “Gracias a la Operación Balmis se han salvado vidas, se han asumido episodios muy dolorosos y de enorme impacto emocional, y se han emprendido y reforzado labores sanitarias, logísticas y de todo tipo”, afirmó Oblanca.

“Hoy las tareas de nuestros soldados prosiguen, porque la pandemia sigue su curso, así que a la par que les damos las gracias por su dura tarea a lo largo del año, les damos también nuestro ánimo, porque somos conscientes de que restan aún muchas jornadas duras por delante. Que sepan nuestras Fuerzas Armadas que, desde esta institución democrática, en la que se deposita la soberanía del pueblo español, agradecemos con sinceridad el cumplimiento de su misión, que sin duda tantísimas vidas están logrando salvar”.

También intervino el diputado de FORO en el debate de la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Confederal de Unidas  Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, sobre formación sanitaria y epidemiológica del personal de las Fuerzas Armadas. Para Oblanca, “la realidad de nuestra sanidad militar es que va incluso por debajo de los continuos recortes presupuestarios en cuestión de defensa, y a fecha de hoy, ya desde años atrás, está muy mermada de recursos humanos y materiales, asunto que convendría corregir de forma inmediata”. “La ministra de Defensa anunció en junio pasado su intención de ir planificando la atención a la sanidad militar y al papel del ejército ante situaciones como las derivadas de esta pandemia, y yo confío en que se pueda avanzar en este sentido, incluido el aumento de la plantilla de médicos y enfermeras militares, así como de medios técnicos modernos”.

Otro de los puntos del Orden del Día de la Comisión de Defensa fue la proposición no de Ley del Grupo Parlamentario Popular, relativa a la interrupción temporal de la finalización de los compromisos de larga duración de tropa y marinería. “Este es un asunto que ocupa y preocupa pero que no se resuelve. De ahí que vea bien la solución que en forma de prórroga plantea esta mañana el Grupo Parlamentario Popular con una proposición no de ley que trata de avanzar en la mejora de la situación para los hombres y mujeres que están en esta situación”, afirmó Oblanca en su intervención y recordó que “durante dos años trabajó en el Congreso una subcomisión en la que comparecieron una treintena de especialistas en esta materia y elaboró consensuadamente un amplio abanico de cuarenta medidas que fueron aprobadas hace dos años”. “Mientras no exista una legislación acorde a las necesidades reales de nuestras tropas y una dotación presupuestaria que refleje el interés para adecuar la seguridad nacional de España al siglo XXI seguiremos anclados en el siglo XX”, concluyó el diputado asturiano.

Intervenciones del diputado de FORO, Isidro Martínez Oblanca, en diferentes asuntos tratados por la Comisión de Defensa celebrada el 29 de septiembre.

PROPOSICION NO DE LEY RELATIVA A MANIFESTAR EL AGRADECIMIENTO Y RECONOCIMIENTO A NUESTRAS FUERZAS ARMADAS, TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES QUE LAS INTEGRAN, ASÍ COMO EL PERSONAL CIVIL QUE PRESTA SERVICIO EN EL MINISTERIO DE DEFENSA. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA.

El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente. Muy buenos días a todos.

La pandemia del COVID-19 nos tiene a prueba desde las primeras semanas de este año 2020, y desde entonces ha sido necesario movilizar todos los recursos disponibles para tratar de preservar la salud pública. Han sido muchos los colectivos profesionales, cuyo trabajo ha permitido que España no se paralizase, a la par que se trató de dar respuesta al colosal desafío de esta enfermedad, arriesgando la propia salud en infinidad de ocasiones y de situaciones. Sin duda, también nuestros militares y el personal civil que está adscrito al Ministerio de Defensa han sido uno de los referentes en el combate contra el coronavirus. Algunos han muerto tras estar en la primera línea para contener el contagio y acabar siendo víctimas de su extrema letalidad.

Señorías, nunca sobra expresar una muestra gratitud a quienes se arriesgan en beneficio de los demás, y aunque el soldado ha hecho de ello su profesión, nos enorgullece su sacrificio, su entrega y su disciplina. Este agradecimiento de la Comisión es la lógica respuesta del órgano de las Cortes Generales que se ocupa de las cuestiones de defensa, y de ahí que me parezca bien que se sume a las muchas demostraciones de reconocimiento de la sociedad, que sintetizó certeramente el rey, en su discurso de finales de mayo, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, de la que es su jefe supremo.

 Gracias a la Operación Balmis se han salvado vidas, se han asumido episodios muy dolorosos y de enorme impacto emocional, y se han emprendido y reforzado labores sanitarias, logísticas y de todo tipo. Pero hoy las tareas de nuestros soldados prosiguen, porque la pandemia sigue su curso. Así que a la par que les damos las gracias por su dura tarea a lo largo del año, les damos también nuestro ánimo, porque somos conscientes de que restan aún muchas jornadas duras por delante. Que sepan nuestras Fuerzas Armadas que desde esta institución democrática, en la que se deposita la soberanía del pueblo español, agradecemos con sinceridad el cumplimiento de su misión, que sin duda tantísimas vidas está logrando salvar. Muchas gracias.

PROPOSICION NO DE LEY SOBRE FORMACIÓN SANITARIA Y EPIDEMIOLÓGICA DEL PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO CONFEDERAL DE UNIDAS PODEMOS-EN COMÚ PODEM-GALICIA EN COMÚN.

(…) El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente.

 No seré yo, enfermero de profesión, que, en su servicio militar, allá por el año 1978, en el Hospital Militar de Barcelona, llevó con orgullo la Cruz de Malta, el que ponga reparos a la iniciativa que ha explicado el señor Uriarte Torrealday, de Unidas Podemos, para mejorar la formación y capacitación de las Fuerzas Armadas, ante futuras emergencias y situaciones como las que estamos viviendo por el COVID-19. Cabe entender, eso sí, que de lo que aquí estamos hablando es de proporcionar determinadas habilidades y conocimientos para afrontar situaciones en las que sea precisa la intervención del ejército, para auxiliar y colaborar con la sociedad civil. Porque si de lo que hablamos es de fortalecer los recursos sanitarios militares, entonces la cosa cambia radicalmente.

La realidad de nuestra sanidad militar es que va incluso por debajo de los continuos recortes presupuestarios en cuestión de defensa, y a fecha de hoy, ya desde años atrás, está muy mermada de recursos humanos y materiales, asunto que convendría corregir de forma inmediata. De hecho, en la Comisión del pasado 8 de junio, la propia ministra de Defensa reconoció las carencias en la sanidad militar, que habían sido desveladas por la pandemia y que no solo afectan a nuestro país, sino que es también pauta perniciosa de los ejércitos europeos y de otros países del mundo homólogos al nuestro. La señora Robles anunció entonces su intención de ir planificando la atención a la sanidad militar y al papel del ejército ante situaciones como las derivadas de esta pandemia, y yo confío en que se pueda avanzar en este sentido, incluido el aumento de la plantilla de médicos y enfermeras militares, así como de medios técnicos modernos.

La enmienda que ha presentado el Grupo Parlamentario VOX, y que está muy bien trabajada, la verdad, y quiero reconocerlo, va en esa línea. Aunque me temo que la intención de los proponentes es muchísimo menos ambiciosa y, sobre todo, muchísimo más barata, y va ligada, fundamentalmente, a sacar conclusiones de esta experiencia militar en torno al COVID-19, para que nuestras Fuerzas Armadas apliquen protocolos futuros de actuación, en lugar de ir aprendiendo sobre la marcha, que es lo que nos ha pasado a todos. De hecho, el Grupo Socialista ha enmendado en esa misma línea, aunque más bien parece que es para hacerse notar porque, la verdad, el circunloquio que se han montado con su texto de adición no aporta gran cosa a la propuesta original, que, dicho sea de paso, tampoco es para tirar cohetes. Votaré favorablemente, señor presidente.

Muchas gracias.

PROPOSICION NO DE LEY RELATIVA A LA INTERRUPCIÓN TEMPORAL DE LA FINALIZACIÓN DE LOS COMPROMISOS DE LARGA DURACIÓN DE TROPA Y MARINERÍA. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL CONGRESO.

(…) El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente.

Como todos ustedes conocen, tras reanudarse el curso parlamentario en este mes de septiembre, han sido varias las iniciativas parlamentarias ya debatidas en torno a la interrupción temporal de la finalización de los compromisos de larga duración de Tropa y Marinería al cumplir cuarenta y cinco años de edad. Este es un asunto que ocupa y preocupa pero que no se resuelve. De ahí que vea bien la solución que en forma de prórroga plantea esta mañana el Grupo Parlamentario Popular con una proposición no de ley que trata de avanzar en la mejora de la situación para los hombres y mujeres que están en esta situación, que ha sido, insisto, motivo de preocupación parlamentaria, hasta el punto de que en el Congreso, como han recordado el señor Gutiérrez Díaz de Otazu y el resto de portavoces, trabajó durante dos años una subcomisión en la que comparecieron una treintena de especialistas en esta materia y elaboró consensuadamente un amplio abanico de cuarenta medidas que fueron aprobadas hace dos años.

 Como creo que al resto de los diputados que estamos en esta Comisión, me gustaría conocer del Ministerio de Defensa un informe sobre el grado de desarrollo de tales medidas, pero, mientras llega, también quisiera que se aplicasen propuestas como las que ha explicado el portavoz del Partido Popular, que son temporales pero tratan de dar una respuesta al menos para aquellos que están a punto de finalizar su compromiso contractual con las fuerzas armadas, prorrogando en dos años ese compromiso de larga duración hasta alcanzar los cuarenta y siete. A tenor de las iniciativas de algunos grupos parlamentarios y del trabajo que se desarrolló en la XII Legislatura, en España tenemos un problema que, a mi juicio, solo finalizará con la reforma de la Ley de Tropa y Marinería del año 2006, que es la que nos ha arrastrado a esta situación, junto con la desaparición del servicio militar obligatorio en el año 2001.

Es obvio que mientras no exista una legislación acorde a las necesidades reales de nuestras tropas y una dotación presupuestaria que refleje el interés para adecuar la seguridad nacional de España al siglo XXI seguiremos anclados en el siglo XX. A la vista de los debates de las enmiendas y de posiciones políticas que auguran que este asunto va a ser materia cotidiana en esta legislatura, invitaría al Gobierno a urdir un consenso con los grupos parlamentarios y a hacerlo rápidamente, porque, de lo contrario, va a pasar el tiempo sin dar solución a un tema que, repito, nos preocupa a todos pero está completamente enquistado. En cualquier caso, respaldaré con mi voto esta proposición no de ley.

Muchas gracias

Relacionados

Esta web utilizar cookies para mejorar la experiencia del usuario. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más