Portada Actualidad nacional Oblanca: “Las nuevas normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios supondrán el cierre, la pérdida de actividad y la destrucción de pequeñas explotaciones ganaderas”

Oblanca: “Las nuevas normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios supondrán el cierre, la pérdida de actividad y la destrucción de pequeñas explotaciones ganaderas”

por Jaime Paino
suelos agrarios Asturias

La Comisión de Agricultura desestimó por 19 – 16 votos la PNL presentada por el diputado de FORO. Votaron favorablemente PP, CS, VOX, PNV y FORO. La rechazaron PSOE, Unidas Podemos y ERC

“La pérdida del tejido productivo que generan las ganaderías tendrá también un impacto poblacional en el entorno rural”

“Vetar, como pretende el proyecto de decreto ministerial, los sistemas de abanico, plato o cañón, muy utilizados en la Cornisa Cantábrica por su orografía, obligaría a inversiones que no compensarían el ya de por sí costoso mantenimiento de las explotaciones”

“Han de considerarse las alegaciones, entre ellas las de FORO Asturias, al proyecto de Real Decreto para adaptarse a la peculiar realidad del sector agropecuario de la Cornisa Cantábrica”

“La redacción final del Real Decreto ha de atender las excepciones que sí contemplan las normativas autonómicas para evitar despoblación e incremento de costes, desplome de productividad de las explotaciones ganaderas y un peligroso deterioro de la renta agraria”

29 de diciembre de 2020 (Madrid).- El diputado nacional de FORO Asturias, Isidro Martínez Oblanca, intervino hoy en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso durante la defensa de su Proposición no de Ley relativa al proyecto de Real Decreto por el que se establecen normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios, y a las irreversibles consecuencias para miles de explotaciones agroganaderas derivadas de su aplicación.

“El sector agroganadero de la Cornisa Cantábrica, tanto de lácteo como de vacuno, está muy preocupado por las irreversibles consecuencias que tendría para el sostenimiento y mantenimiento de sus explotaciones, especialmente las pequeñas, la aprobación del proyecto de Real Decreto por el que se establecen normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios”, afirmó el diputado de FORO que alertó del “ riesgo para miles de pequeñas ganaderías si esta norma sale adelante porque el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación no ha tenido en consideración los costes inasumibles para la instalación -si es que fuera físicamente posible, dada la complicada orografía de los pueblos y aldeas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco- de maquinaria especializada como la que se contempla en la norma proyectada”.

Durante su intervención, Oblanca exigió que “la redacción final del Real Decreto atienda las excepciones que sí contemplan las normativas autonómicas para evitar despoblación e incremento de costes, desplome de productividad de las explotaciones ganaderas y un peligroso deterioro de la renta agraria”, y recalcó que “la prohibición del uso de determinados sistemas de abono supone el cierre, la pérdida de actividad y la destrucción de empleo en Asturias, sin olvidarnos del impacto poblacional en el entorno rural”.

El diputado nacional de FORO Asturias que, en su momento, al igual que numerosas organizaciones agroganaderas, gobiernos autonómicos, particulares, e igualmente y también desde FORO presentó alegaciones al Proyecto de Real Decreto, alertó sobre las consecuencias de vetar “los sistemas de abanico, plato o cañón, muy utilizados en la Cornisa Cantábrica por su orografía” que obligaría a “inversiones que no compensarían el ya de por sí costoso mantenimiento de las explotaciones”.

Para concluir, Oblanca pidió que se considerasen “las alegaciones al proyecto de Real Decreto para adaptarse a la peculiar realidad del sector agropecuario de la Cornisa Cantábrica”.

Intervención del diputado de FORO, Isidro Martínez Oblanca, durante defensa de su Proposición no de Ley relativa al proyecto de Real Decreto por el que se establecen normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios, y a las irreversibles consecuencias para milse de explotaciones agroganaderas derivadas de su aplicación en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación:

“Muchas gracias, señor presidente:

El sector agroganadero de la Cornisa Cantábrica, tanto de lácteo como de vacuno, está muy preocupado por las irreversibles consecuencias que tendría para el sostenimiento y mantenimiento de sus explotaciones, especialmente las pequeñas, la aprobación del proyecto de Real Decreto por el que se establecen normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios.

Estarían en riesgo miles de pequeñas ganaderías si esta norma sale adelante porque el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación no ha tenido en consideración los altísimos costes para la instalación de maquinaria como la que se prescribe en la norma proyectada, además de ser físicamente imposible posible dada la complicada orografía de los pueblos y aldeas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, y también de Navarra.

Las alarmas sobre las irreversibles secuelas que esta medida supondría para la supervivencia de las explotaciones -muchas de ellas, repito, de carácter familiar- tienen, asimismo, una derivada que va más allá del riesgo cierto de cierre, porque son, precisamente, los agroganaderos quienes impulsan una parte muy importante de la economía de las zonas donde desarrollan su actividad y contribuyen, ¡y de qué manera¡, al desarrollo del lugar en el que están instaladas y a fijar la población en el campo. A duras penas, como todos sabemos.

Además, el proyecto normativo del Gobierno desprecia el esfuerzo de nuestros ganaderos en la aplicación de técnicas sostenibles para la eliminación de los residuos consistentes sin esparcir estiércoles ni purines cuando la tierra receptora esté saturada de agua, inundada, helada o cubierta de nieve, así como en el uso de compuestos químicos para reducir las emisiones de amoníaco a la atmósfera.

Hablamos de prácticas tradicionales que también se aplican en Europa, sin olvidar la concienciación en defensa del medio ambiente que es ‘total’ en el sector ganadero.

En España, la prohibición del uso de los sistemas de abanico, plato o cañón, que son, exactamente, los medios comúnmente utilizados por los ganaderos asturianos y de otras zonas complicadas orográficamente, les obligaría a inversiones que no compensarían el ya de por sí costoso mantenimiento de las explotaciones. ¿Consecuencia? El cierre, la pérdida de actividad económica y la destrucción de empleo, sin olvidarnos del negativo impacto poblacional en todo el entorno rural donde la inmensa mayoría están ubicadas.

Señorías, dentro del plazo que concluyó a mediados de octubre, han presentado alegaciones a este proyecto de Real Decreto varios gobiernos autonómicos, numerosas organizaciones y asociaciones agroganaderas, particulares, e, igualmente, hemos presentado alegaciones también desde FORO.

La Proposición no de ley que planteo ante esta Comisión tiene como objeto reforzar desde el Congreso:

1º. La solicitud de eliminación del proyecto de Real Decreto de todas aquellas medidas que resultan muy perjudiciales para las legítimas expectativas del mundo rural de las Comunidades Autónomas ligadas a las actividades agropecuarias.

2. Atender las alegaciones al referido proyecto de Real Decreto a fin de que sean consideradas en la redacción final de la futura norma, y valoradas aquellas otras disposiciones que promuevan la aplicación de la nueva regulación a la realidad peculiar del sector agropecuario, singularmente el de la Cornisa Cantábrica.

3. En defensa de los intereses de los agroganaderos, incorporar en la futura norma aquellas medidas relativas a la aplicación de productos o materiales orgánicos u órgano-minerales, incluidos residuos, que atiendan las previsiones autonómicas permitiendo su adecuado encaje en las respectivas competencias administrativas en la materia.

4. Tener en cuenta en la redacción final del Decreto, aquellas medidas de mitigación en la aplicación de productos fertilizantes que incluyan los sistemas de plato, abanico o cañones, atendiendo las excepcionalidades previstas en las normativas autonómicas.

Y finalmente, en quinto lugar, evaluar, los severos impactos negativos que acarreará para las zonas rurales la grave repercusión de la norma, tal y como está redactada, y singularmente sobre el mundo rural y su inestimable función vertebradora del territorio, lo que se reflejaría en términos de despoblación, incremento de costes, desplome de productividad de las explotaciones ganaderas, y peligroso deterioro de la renta agraria.

Por último, quiero señalar, señor presidente, que trataré de alcanzar con el Grupo Popular una transaccional que recoja las enmiendas planteadas a la iniciativa original.

Muchas gracias”.

Fotografía publicada en El Comercio

Relacionados