Portada Revista de Prensa Los paisanos sí están en peligro, no el lobo

Los paisanos sí están en peligro, no el lobo

por Jaime Paíno

Por Sergio Hidalgo, Alcalde de Salas; en La Nueva España

El ministerio de reto demográfico dirigido por la señora Ribera lleva meses trabajando, está trabajando de forma intensa en sus cometidos. Tiene como objetivo acabar con las zonas rurales y con los pueblos que conforman nuestra magnífica comunidad autónoma, empezó con el cierre de una manera acelerada de las térmicas, provocando un daño importante a muchísimas familias, teniendo que salir a vivir fuera de nuestra comunidad, la ruina de negocios ubicados en la zona rural y ahora sigue su cometido….la última de sus locuras es acabar con los ganaderos y con los pueblos limitando y permitiendo que los lobos acampen a sus anchas por Asturias.

Señora Ribero, estas decisiones acabarán con muchas familias, acabarán con los ganaderos y con nuestro sector primario; creo que nadie en Asturias pretende acabar con la especie, lo que se pretende es un control de la misma.

Señora ministra, el lobo no está en peligro de extinción, el que está en peligro de extinción es el paisano y paisana de Villar de Vildas, de las Tabiernas, de Vegacebrón, de las Estacas, Trones, Belén de las Montañas…y así podría estar nombrando uno a uno todos los pueblos  de la zona rural asturiana, estos sí están en peligro de extinción y no el lobo.

El señor Hugo Morán es Asturiano y ha sido alcalde de un concejo rural de muchos ganaderos, la verdad que se entiende poco lo que hace, los ganaderos lenenses también sufren los daños del lobo. Los ganaderos señor Morán no quieren más compensaciones económicas para compensar los daños de los lobos, los ganaderos no quieren ir al monte o a sus fincas y encontrarse a sus animales degollaos y muertos; porque no sólo es el daño económico sino también la rabia y el disgusto deber cómo el trabajo diario se va a la mierda en una sola noche.

Espero que el gobierno del Principado no haga el paripé para quedar bien con los ganaderos sino que los defienda y luche hasta más no poder para que no se lleve a cabo la tropelía.

Luchemos todos por esos paisanos, por esos pastores y por las zonas rurales en general.

Relacionados