Pelayo Barcia: «Las irregularidades en la licitación de la obra de la Avenida de El Molinón son tan evidentes que cualquier argumentación lleva a que la EMA no está haciendo las cosas bien»

por netastur

“La EMA no puede ser competente para acometer un contrato de reforma de una avenida cuyo objeto es realizar trabajos de paisajismo y construcción de zonas peatonales cuando su objeto social es la captación, potabilización y abastecimiento de agua potable”

“Incluso, si aceptásemos que la EMA fuese competente para la obra, lo sería por ser una parte del proyecto del pozo de tormentas, pero entonces debería haberse incluido la contratación en dicho proyecto y no haber fraccionado los contratos”

“El Sr. Ron está fraccionando el modificado nº2 del pozo de tormentas con el fin de eludir su licitación, ya que supera el límite legal del 50%”

El concejal de FORO en el Ayuntamiento de Gijón, Pelayo Barcia, ha presentado hoy, en una rueda informativa, la proposición que su Grupo Municipal llevará al Pleno del próximo 16 de septiembre, relativa a la obra de peatonalización de la avenida de El Molinón. “Las irregularidades en la licitación de la obra de la avenida de El Molinón son tan evidentes que cualquier argumentación lleva a que la EMA no está haciendo las cosas bien”, ha manifestado.

El concejal forista explica que “la EMA no puede ser competente para acometer un contrato de reforma de una avenida cuyo objeto es realizar trabajos de demolición, explanación y limpieza del terreno, paisajismo, construcción de zonas peatonales e instalación de sistemas de alumbrado y señalización, porque eso no tiene nada que ver con los fines de la empresa municipal, que son la captación, potabilización y abastecimiento de agua potable; alcantarillado y eliminación de aguas residuales; depuración de aguas, tanto de consumo como residuales, y su vertido, y la ley prohíbe que los organismos públicos contraten obras ajenas a sus fines. Para acreditar todo ello basta con la lectura del artículo 28.1 de la Ley 9/2017 de contratos del Sector Público, que establece que “las entidades del sector público no podrán celebrar otros contratos que aquellos que sean necesarios para el cumplimiento y realización de sus fines institucionales”.

Barcia recuerda que “en diciembre de 2019 el Sr. Ron afirmó que el proyecto se haría a medias entre el Ayuntamiento y la EMA, pagando la EMA lo relativo a la restitución del vial contemplada dentro del pozo de tormentas del Parque Hermanos Castro y el resto el Ayuntamiento. Posteriormente, en abril, anulan dicha peatonalización por no ser objeto del contrato del pozo de tormentas y reconociendo, por tanto, que no compete a la EMA. Desde entonces, el concejal de Obras Públicas del Ayuntamiento, el Sr. Ron, ha afirmado en varias ocasiones que el proyecto de peatonalización e incorporación al parque Isabel La Católica se estaba redactando por el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento, lo que hacía suponer que su licitación se realizaría correctamente desde el Ayuntamiento. Pero en agosto de 2020, producto posiblemente de las prisas y de la falta de consignación presupuestaria en el Ayuntamiento, todo cambia y el Gobierno del Ayuntamiento anuncia que el proyecto de peatonalización de la avenida de El Molinón y ampliación del Parque de Isabel La Católica se ha trasladado a EMASA para que empiecen los pliegos para su licitación”.

El edil forista destaca que “como ya hemos denunciado, con esta fórmula el Gobierno Local evita el control del Pleno del Ayuntamiento, ya que una modificación presupuestaria de 1,3 millones en favor del Servicio de Parques y Jardines debería ser aprobada por dicho órgano, mediante modificación o en los créditos iniciales del presupuesto, para que luego la Junta de Gobierno, a propuesta del concejal delegado, autorizase su gasto. “El Sr. Ron, presidente de la EMA y concejal de Obras Públicas mezcla erróneamente sus competencias y utiliza la EMA para fines diferentes para los que fue creada”.

Supuesto de que EMASA fuese competente

Por otra parte, Pelayo Barcia expone que “incluso si aceptásemos que la EMA fuese competente para la obra, lo sería, no por el objeto de la obra en sí misma (la peatonalización de un vial), sino por ser una parte, una unidad de obra o un lote, del proyecto del Pozo de Tormentas del Pozo Hnos. Castro, pero entonces debería haberse incluido la peatonalización en dicho proyecto que ya está en marcha,  concretamente se debería haber incluido en el modificado nº2 que se realizó en abril de 2020, ya que la peatonalización ya era conocida antes, en diciembre de 2019 fue anunciada.

Pero esto hubiese supuesto que dicho modificado nº2 hubiera provocado que los sobrecostes totales en el pozo de tormentas hubiesen sido superiores al 50% y, por tanto, no podía ser adjudicado directamente a la empresa contratista, Acciona, ya que la suma del contrato modificado nº1, de septiembre de 2019, más la peatonalización de diciembre de 2019, más el modificado nº2, sumarían un total de 5.737.654,33€. Ello supone un 64,6% de sobrecoste sobre el contrato inicial.

‘Casualmente’, EMASA dejó el sobrecoste adjudicado directamente a Acciona en el 49,9%, al borde del límite legal y ahora, cinco meses después, saca por otro lado el contrato de la peatonalización del vial afectado por el pozo de tormentas, lo que supone un fraccionamiento del contrato, que, sin lugar a duda, tiene como intención que el modificado nº2, de importe 3.099.980,61€, se adjudicase directamente sin licitación pública. Esto vulnera el artículo 205 de la Ley 9/2017 de contratos del Sector Público que fija la obligatoriedad de no sobrepasar ese limite del 50% y sobre todo el artículo 99.2, que dice “No podrá fraccionarse un contrato con la finalidad de disminuir la cuantía del mismo y eludir así los requisitos de publicidad o los relativos al procedimiento de adjudicación que correspondan”.

Por lo tanto, de entenderse que la EMA es competente para contratar este proyecto, por su vinculación con el pozo de tormentas, la propia EMA, y más en concreto el Sr. Ron al licitar el contrato “por libre”, sin pasar por el Consejo de Administración, estaría fraccionando el modificado nº2 del pozo de tormentas con el fin de eludir su licitación, ya que junto con el anterior modificado superan el límite legal del 50%”.

El concejal de FORO considera que “la única salida legal que le queda al Sr. Ron es paralizar la licitación y buscar, en el Ayuntamiento, 1,3 millones para proponer una modificación presupuestaria, para luego, contratar la peatonalización desde el propio Ayuntamiento”.

Por todo ello, “desde FORO propondremos al Pleno la adopción de dos acuerdos: primero, que se anule o se deje sin efecto el procedimiento de contratación de la ‘naturalización’ y peatonalización de la avenida del Molinón llevada a cabo desde la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMASA), ya que aún no se ha generado ningún derecho con terceros y, por tanto, no se va a causar perjuicio económico a la Empresa o al Ayuntamiento. Segundo, que si la voluntad del Gobierno Local es continuar con dicho proyecto, se realice una consignación presupuestaria en el Ayuntamiento a favor del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento para que este sea quien se responsabilice de su contratación, ejecución y pago”.

“Todo lo que se dice en la proposición es de sentido común y, sobre todo, está basada en leyes, por lo que esperamos el respaldo de todos los grupos, ya  que todos somos responsables de vigilar al Gobierno, fiscalizar su actuación y velar por la legalidad en este Ayuntamiento; para eso nos eligieron los gijoneses”, concluye Barcia.

Relacionados